PRINCIPALES COLUMNAS NACIONALES MIÉRCOLES 24 DE MARZO DE 2021

274
0

PRINCIPALES COLUMNAS NACIONALES MIÉRCOLES 24 DE MARZO DE 2021
 
 
BAJO RESERVA (EL UNIVERSAL)
 
** La visión de la 4T sobre la democracia
Para algunos, nos dicen, resulta muy interesante la forma en que la autollamada Cuarta Transformación entiende lo que significa un Acuerdo Nacional por la Democracia, cuyo fin es que no haya intervención del gobierno federal y los gobiernos estatales en el proceso electoral. Primer detalle que llamó la atención de algunos de los asistentes: que a un acuerdo político sean convocados los altos mandos de las fuerzas armadas y la secretaria de Seguridad. Segundo, que a un acuerdo sobre un tema de elecciones no haya sido convocado el árbitro electoral, en este caso el Instituto Nacional Electoral. Tercero, que normalmente, para firmar un acuerdo debe haber una negociación previa de los puntos del mismo, y muchos de los gobernadores aseguran que no fueron consultados. Y cuarto, que la intervención de los gobiernos en un proceso electoral es un delito, por lo que firmar un acuerdo de que no cometerán un delito resulta, por lo menos, ocioso, sino es que hasta cínico. Algunos de los asistentes consideran que se aprovechó su presencia en Palacio Nacional para tomar una foto, y mandar un mensaje, ese sí con posibilidades de tener un fin electoral, de que este gobierno está comprometido con la legalidad. Además, dijeron que era muy difícil decir no a la convocatoria, en especial en estos tiempos en que es peligroso ser un gobernador que no goce de las simpatías de Palacio Nacional.
 
** El secretario de Comunicaciones en ruta de salida
Luego de haber declarado que deben ser los ingenieros civiles y no los ingenieros militares quienes realicen las obras a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), su titular Jorge Arganis Díaz Leal acudió a Palacio Nacional ayer antes del mediodía. No crea que don Jorge fue a aclarar sus señalamientos en favor de los civiles sobre las Fuerzas Armadas, nos dicen, sino a una reunión de trabajo donde se dio seguimiento a los proyectos de infraestructura del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien, por cierto, no pierde oportunidad en presumir la calidad, rapidez y austeridad con la que los ingenieros militares construyen las obras emblemáticas de su gobierno. Nos dicen que aunque las declaraciones de don Jorge no fueron bien vistas en Palacio Nacional, su salida del cargo ya estaba decidida desde antes de los comentarios acerca de las fuerzas armadas. En los próximos meses, nos dicen, un relevo de Arganis llegará a la SCT.
 
** El desolador panorama de la migración hacia EU
Nada sencillo se ve el problema migratorio que México y Estados Unidos están enfrentando. El drama, agudizado por la pandemia, tiene tientes desoladores. Ayer durante las reuniones bilaterales entre México y Estados Unidos, una invitada que puso en blanco y negro la gravedad del fenómeno migratorio de centroamericanos fue la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Alicia Bárcena, quien presentó a las delegaciones de ambos países datos sobre la dura crisis económica y sanitaria que viven las naciones centroamericanas. Mencionó, nos dicen, casos como el de Honduras a donde no ha llegado una sola vacuna. La delegación estadounidense encabezada por la embajadora Roberta Jacobson, asistente especial del presidente Joe Biden y Coordinadora para la Frontera Sur, tuvo tres encuentros con autoridades mexicanas, el primero, en el que estuvo doña Alicia y funcionarios de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo, fue, precisamente, sobre el desarrollo económico en la región. El segundo trató sobre el control migratorio y en él participaron funcionarios de Instituto Nacional de Migración. Finalmente, la delegación de EU se reunió con el canciller Marcelo Ebrard, quien, nos aseguran, insistió en la necesidad de crear un programa de trabajadores temporales. El tema, nos hacen ver, no es nada sencillo para ninguno de los dos países.
 
 
TEMPLO MAYOR (REFORMA)
 
** ¿De izquierda o de derecha? Le ha dado más facultades civiles al Ejército que Augusto Pinochet en Chile. Su frase de que «La familia es la principal institución de protección social» hubiera despertado los aplausos de Margaret Thatcher.
Le hizo más recortes a la estructura del Estado que Carlos Salinas de Gortari. En temas ambientales, el republicano más conservador de Estados Unidos suscribiría su enamoramiento con los combustibles fósiles. Con los derechos de las mujeres tiene las posiciones más progresistas… del siglo 19.
¿Qué debe hacer la izquierda mexicana ante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador? Seguir luchando para ver si algún día llega al poder.
 
** A propósito de regímenes democráticos, resulta curioso, por decir lo menos, que al gran acuerdo por la democracia el Presidente haya invitado a todos -¡hasta al fiscal!-, pero no a los consejeros del INE. También estuvieron ausentes Enrique Alfaro, de Jalisco; Quirino Ordaz, de Sinaloa, y una pizca de congruencia.
 
** Es curioso: según la versión edulcorada de Marcelo Ebrard, su reunión con Roberta Jacobson fue miel sobre hojuelas y acordaron amistosamente trabajar de manera conjunta bla, bla, bla, para detener la migración desde Centroamérica. Pero, ¿que no fue eso exactamente lo que se hizo con la administración de Donald Trump?
La pregunta viene al caso porque resultaría sumamente extraño que la enviada de Joe Biden hubiera viajado hasta la Ciudad de México nomás para acordar que las cosas sigan siendo como hasta ahora. Es decir, que el gobierno de la 4T mantendrá su papel de Border Patrol, pero desde el Suchiate.
Y si no lo creen, pregúntenles a los más de 8 mil efectivos militares que fueron desplegados en ambas fronteras, pero sobre todo en la frontera sur, para tratar de detener las oleadas de gente que cree que porque ya se fue Trump, México dejaría de pagar por el muro.
 
** ¡Ah, caray! Alguien desde Palacio Nacional ordenó desaparecer todo rastro de la crítica que hizo Jorge Arganis a la preferencia presidencial de encargarles obras públicas a los militares. No está claro si se trata de un acto de censura contra el titular de la SCT o si solamente le están corrigiendo los planos para que se mantenga derechita su obediencia.
 
** Ayer se aprobó en San Lázaro una reforma para castigar con cárcel a quien maltrate a los animales. Así que ya podrán estar tranquilos el «Toro» Salgado Macedonio, el perseguido Cabeza de Vaca, los osos presidenciales y los borregos de Ricardo Monreal. ¡Ah, claro! Y los chapulines electorales.
 
 
TRASCENDIÓ (MILENIO)
 
** Que los consejeros electorales Lorenzo Córdova y Ciro Murayama sufrirán hoy un molesto zumbar de oídos, pero no por cuestión de otitis, sino porque el pleno de la Cámara de Diputados debatirá sobre el acuerdo del INE para evitar la sobrerrepresentación de alguna fuerza política y los legisladores de la 4T tronarán contra ellos desde la tribuna y previsiblemente pedirán, una vez más, su renuncia. Para completar el programa en el Palacio de San Lázaro, los diputados federales discutirán y votarán el proyecto de controversia constitucional contra el Congreso de Tamaulipas con el que se busca invalidar el blindaje del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca ante su probable desafuero.
 
** Que por cierto, el INE y no Enrique Alfaro fue el gran ausente ayer en Palacio Nacional en la firma del Acuerdo Nacional por la Democracia, pues será el árbitro de la contienda más compleja de la historia, además de que la propuesta de que nadie meta las manos en la elección perdió cierta fuerza, pues si bien los gobernadores convalidaron la iniciativa con su presencia, algunos recularon después, como la Alianza Federalista, cuyos integrantes avalaron «el fondo» de la iniciativa, pero aclararon que no firmaron.
 
** Que el candidato del PAN a preservar la gubernatura de Querétaro para ese partido, Mauricio Kuri, acudió al lenguaje más coloquial durante su registro para exponer que privilegiará propuestas sobre grilla, rebote de ideas antes que acusaciones sin fundamento y contienda limpia encima de guerra sucia. Palabras a la medida por si se ponen el traje las aspirantes Celia Maya, de Morena, y Abigail Arredondo, del PRI.
 
 
FRENTES POLÍTICOS (EXCÉLSIOR)
 

  1. Comprometidos, siempre. El Plan de Auxilio a la Población Civil en casos de desastre, Plan DN-III E, de la Sedena, cumple un año de aplicación continua en su modalidad de atención y combate al covid-19. Esta estrategia es el eje rector para las tareas del Plan Marina, de la Secretaría de Marina-Armada de México, y la Guardia Nacional, de esta corporación federal, que también están combatiendo la pandemia. En el informe más reciente de esas actividades, entre el 19 de febrero al 20 de marzo pasados, 39 mil 183 elementos de las tres instituciones atendieron a 3 mil 99 pacientes en instalaciones militares y navales. Andrés Manuel López Obrador tiene en sus Fuerzas Armadas a los mejores colaboradores. Patriotas ejemplares.
     
  2. Con disfraz de oveja. José Manuel Romero Coello, exlíder del PRI en Colima, renunció en febrero a su cargo, en teoría porque se dedicaría a actividades empresariales. Pero reculó y se unió a las filas del partido Verde. Excesivamente listo, como se cree, se brincó justo al instituto político que lo llevaría a la alcaldía de Colima, por ser aliado de Morena. El expriista confía en la posibilidad de una alianza de facto con la coalición Va Por México, lo que le aseguraría el triunfo. Tan bien que iba Karen Castrejón, líder nacional del Verde Ecologista de México, pero se tenía que equivocar así. Ambicioso, mirrey, oportunista… muchos adjetivos le cuelgan a Romero Coello. ¿Sabrá que le caerán acusaciones de corrupción por negocios con el empresario Raúl Pérez Rodríguez?, ¿presentirá siquiera que sus sueños políticos no tienen más allá? Ningún cobijo lo salva.
     
  3. Sencillo. La candidata de la coalición Juntos Haremos Historia a la gubernatura de Nuevo León, Clara Luz Flores Carrales, aseguró que de ganar irá en contra de la corrupción de administraciones anteriores. Sin aclarar si comenzará una cacería contra exfuncionarios, como lo hizo el actual mandatario estatal, Jaime Rodríguez Calderón, a través de la Operación Tornado, sin muchos resultados, por cierto, aseveró que no permitirá la impunidad y la corrupción. La morenista publicó un video en el cual lanzó acusaciones contra del exgobernador Rodrigo Medina de la Cruz, el exprocurador estatal Adrián de la Garza Santos y el exlegislador local Francisco Cienfuegos. “En mi gobierno no voy a permitir ni voy a solapar que haya casos de corrupción”, sostuvo. Tiene el camino fácil. Ya fue suficiente del fallido Bronco-gobierno.
     
  4. Del dicho al hecho. Finalmente se concretó la idea presidencial de no meter las manos en las elecciones. El primer mandatario, Andrés Manuel López Obrador, y los gobernadores del país, suscribieron el acuerdo nacional a favor de la democracia a fin de garantizar elecciones libres en junio de este año. La firma del convenio se desarrolló en Palacio Nacional a puerta cerrada, sin la presencia de los medios de comunicación. La democracia requiere fortalecerse y para ello es indispensable comprometerse con la legalidad en el próximo proceso electoral. Las palabras son tan bellas, lo feo es cumplirlas. ¿A cuántos de estos gobernadores les ganará la tentación?
     
    5.  Reivindicado. La popularidad política de Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, es una montaña rusa. Un día es el héroe y otro el causante de todas las desgracias. Ningún otro funcionario de la Cuarta Transformación ha estado tan expuesto al escrutinio público. Ha ganado y ha perdido, sí, pero lo cierto es que ha hecho una labor incansable. Y como resultado, México, Estados Unidos y Canadá, registran una “estabilización” en el número de contagios de covid-19, informó Carissa F. Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud. No obstante, alertó que no se debe bajar la guardia, porque la emergencia de salud pública en la región, sigue activa, debido a que países de América del Sur registran un incremento de la pandemia. El vencer al coronavirus es un trabajo de todos y lo primordial es cuidarse.
     
     
    PEPE GRILLO (LA CRÓNICA)
     
    ** Entre penumbras
    Desangelado acto en Palacio Nacional a pesar de que no es usual congregar a todos los gobernadores del país en un solo espacio.
    La firma del Acuerdo Nacional por la Democracia no dio ni para buenas fotos. Los gobernadores tal como llegaron se fueron; o sea de prisa, de mala gana, entre penumbras.
    El único que aparece firmando el acuerdo es el presidente, no hay imágenes de los gobernadores firmando algún documento.
    La pregunta que todos se hacen es ¿quién de los asistentes pondrá el ejemplo de cumplir y hacer cumplir las leyes electorales y no meterse en las campañas? Apostar a que el presidente lo haga es riesgoso porque no está en su naturaleza respetar límites. Como él mismo reconoce, su pecho no es bodega y dice todo lo que se le ocurre.
     
    ** Viaje peligroso
    En el tema de la migración Estados Unidos tiene los objetivos de siempre, aunque ahora los plantea con lenguaje diferente, diplomático, comedido incluso.
    No se acusa, como en los años de Trump, a los migrantes de delincuentes y violadores, pero se les envía el mismo mensaje: la frontera está cerrada.
    Roberta Jacobson, que es una diplomática de Ligas Mayores, incluso plantea que el gobierno de EU está preocupado por los migrantes provenientes del sur.
    No vengan, les dijo Roberta, es un viaje peligroso y corren el riesgo de convertirse en víctimas de delitos como la trata de personas y, además, por si fuera poco, pueden contraer Covid-19.
    Si el cálido lenguaje diplomático no detiene a los migrantes, ahí está la Guardia Nacional mexicana.
     
    ** Los ingenieros callaron
    Se tenía que decir y se dijo: deben ser los ingenieros civiles y no los militares quienes dirijan las obras de infraestructura del gobierno.
    Lo dijo Jorge Arganis Díaz Leal, titular de la secretaría de Comunicaciones, que casi nunca declara, pero cuando lo hace se juega la chamba.
    No es el primer titular de esa cartera que está en desacuerdo con las estrategias presidenciales, el ingeniero Jiménez Espriú se inconformó ante la decisión de darle a los militares el control de los puertos y como consecuencia le adelantaron su retiro.
    ¿Qué pasará ahora? Puede no ocurrir nada, que los ingenieros civiles vean desde la barrera como los militares construyen y el secretario Arganis Díaz, que trabajó largos años en Ingenieros Civiles Asociados, ICA, de seguro volverá a guardar un largo silencio.
     
    ** Tianguis Turístico virtual
    Arrancó con buenos augurios el Segundo Tianguis Turístico virtual, la opción ideada por la Sectur, para no dejar un vacío ante la imposibilidad de realizar el tradicional Tianguis presencial por el acecho del Covid-19.
    Las herramientas digitales llegaron para quedarse en la industria de viajes y por eso el Tianguis Virtual, cuyo estado anfitrión es Sinaloa, pudo sumar 1, 679 compradores y agendar más de 16 mil citas de negocios.
    La idea es que a través de esta estrategia de promoción se contribuya a la recuperación de la industria turística luego del año más difícil de su historia y cuya recuperación, que va para largo, apenas inicia.
     
     
    SACAPUNTAS (EL HERALDO DE MÉXICO)
     
    ** Olga llama a la unidad
    Elecciones ejemplares busca el gobierno federal el 6 de junio próximo, según hizo ver la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ante los gobernadores, ayer, en la firma del Acuerdo Nacional por la Democracia. Recordó que la Constitución los obliga a mantenerse al margen, y que “en este tiempo de elegir, es momento de unir y no de dividir”.
     
    ** Relevo
    Nos dicen que en cuestión de días el subsecretario de Infraestructura de la SCT, Cedric Escalante, se separará del cargo, con el propósito de atender una nueva encomienda presidencial, relacionada con un proyecto hidráulico de gran relevancia. Su lugar será ocupado por Jorge Nuño Lara, actual jefe de la Unidad de Inversiones de la Secretaría de Hacienda.
     
    ** Por los ingenieros civiles
    Y a propósito de Comunicaciones y Transportes, nos hacen saber que, contrario a lo que se ha comentado, en Palacio Nacional no vieron con malos ojos las declaraciones del secretario Jorge Arganis en torno a los militares y su participación en la construcción de obra pública. Lo que hizo fue enaltecer el quehacer de los ingenieros civiles, gremio al que pertenece.
     
    ** Los ausentes
    Sólo dos mandatarios estatales faltaron a la cita en Palacio Nacional, donde el presidente López Obrador y los gobernadores firmaron el Acuerdo Nacional por la Democracia, para evitar la intromisión de los poderes en las elecciones. El jalisciense Enrique Alfaro, y el sinaloense Quirino Ordaz no llegaron. Pero, nos dicen, eso no significa que no suscriban el pacto.
     
    ** Libertad a medios
    Salomónico será el fallo del TEPJF respecto a la difusión de las mañaneras. El proyecto de sentencia, elaborado por el magistrado Felipe Fuentes, nos comentan, contempla dar libertad a los medios de comunicación para decidir si transmiten o no la conferencia. Incluye una explicación sobre los riesgos de violar la ley electoral si se hace de manera íntegra.
     
     
    SALVADOR GARCÍA SOTO / SERPIENTES Y ESCALERAS (EL UNIVERSAL)
     
    El frente de la 4T contra el INE
    En vísperas de las elecciones más grandes y complicadas que haya tenido el país (por la pandemia), la 4T pone en marcha toda una ofensiva para minar, desacreditar y debilitar a la autoridad electoral a la que perciben como un obstáculo para tener el control total de la vida política del país.
     
    Es sin duda una estrategia en la que de un lado aparece el presidente López Obrador apropiándose del discurso electoral y llamando a los gobernadores a firmar un «Acuerdo Nacional por la Democracia» en el que no incluye ni invita al INE, al Tribunal Electoral ni la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, y del otro lado está el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, convertido en gatillero y disparando adjetivos y descalificaciones contra los consejeros electorales por hacer su trabajo y eliminar la discrecionalidad en el reparto y la asignación de diputados plurinominales a las coaliciones electorales que contenderán en los próximos comicios.
     
    López Obrador convoca y firma un desconocido y autoritario acuerdo por la democracia, del que ni siquiera los 32 gobernadores firmantes conocen su contenido ni se les permitió expresar sus opiniones y propuestas, mientras que a las autoridades electorales de este país, constituidas constitucionalmente, se les ignora por completo y se considera más importante la presencia del amigo fiscal General de la República, que la de los presidentes del INE y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, máximas autoridades en materia de comicios y justicia electoral, e incluso para hablar de los posibles delitos electorales que se comprometen a evitar en el opaco acuerdo, no se invita tampoco al fiscal para delitos electorales, José Agustín Ortíz Pinchetti.
     
    Para colmo el acuerdo democrático se firma en privado, con tal hermetismo que ni siquiera su contenido específico se difunde desde la Presidencia de la República y a los gobernadores que viajaron desde sus estados para firmarlo tampoco les entregan una copia del documento en el que, según lo que trasciende del breve encuentro de ayer en Palacio Nacional, que duró menos de una hora, el Presidente y los mandatarios estatales «se comprometen a no permitir que se usen los programas sociales o los recursos públicos en favor de candidatos o partidos políticos en este proceso electoral». Es decir, un acuerdo que les obliga ¡a cumplir la ley! que ya estaban obligados a cumplir desde que protestaron al asumir sus cargos.
     
    Y mientras el Presidente se asume como el «jefe supremo de la democracia» y se apropia del discurso electoral, desconociendo al INE, el TEPJF y la FEDE, detrás de él viene el partido Morena y sus dirigentes que, cual sicarios del jefe, sacan las metralletas declarativas y declaran «prianistas» al presidente consejero, Lorenzo Córdova y al consejero Ciro Murayama, sólo por considerar que, al definir los criterios con los que se repartirán los diputados plurinominales entre los partidos que formen coaliciones, para evitar que un solo partido se asigne más del 8% de sobrerrepresentación que la Constitución le otorga, la mayoría de consejeros electorales actuaron para perjudicar al partido gobernante.
     
    Si esa ofensiva de la 4T para debilitar a los árbitros y controlar a los jueces electorales, se le suma la violencia política que recorre el país y que ha cobrado ya la vida de casi 20 candidatos y candidatas de todos los partidos, y el reto que representara organizar las elecciones más grandes por el número de cargos que se eligen en medio de la peor pandemia que haya conocido el país en su historia reciente, queda claro entonces que los peligros y amenazas para la consolidación de un proceso democrático que recoja fielmente el sentido del voto de los mexicanos, no sólo vienen del narcotráfico y del crimen organizado, también salen de Palacio Nacional… Giran los dados. Serpiente doble.
     
     
    CARLOS LORET DE MOLA / HISTORIAS DE REPORTERO (EL UNIVERSAL)
     
    Un Acuerdo que no aguanta dos mañaneras
    Ayer se firmó en Palacio Nacional un Acuerdo que nació muerto. El presidente y todos los gobernadores firmaron un breve texto en el que se comprometen a no interferir en el proceso electoral y vigilar que los recursos públicos no se utilicen para los partidos y candidatos que compiten en los comicios del primer domingo de junio. Se llamó Acuerdo Nacional por la Democracia.
     
    México es un país en el que siempre se han tenido que hacer acuerdos políticos con bombo y platillo… para cumplir la ley. Eso de no interferir en las elecciones y no usar recursos públicos a favor de un partido es sencillamente lo que ordena la Constitución.
     
    Ese Acuerdo no va a aguantar dos “mañaneras” sin ser violado. Primero, por el presidente de México, que no se puede contener. Él vive en modo campaña. El motor de su popularidad, el impulso de su movimiento, no se centra en las estrategias de gobierno, mucho menos en los resultados: se basa constantemente en surtir al público de frases y emociones de campaña política: los adversarios, los enemigos, los rivales, los otros. Si se prohibiera la agresión a otros partidos y gobiernos, las conferencias matutinas terminarían en quince minutos.
     
    ¿Cómo firmar un acuerdo de no entrometerse en la elección cuando está echada una estructura de Morena para intentar vacunar a millones de mexicanos? ¿Cómo, si se publican más y más videos de los funcionarios públicos de López Obrador ejecutando la vacunación como herramienta de promoción electoral?
     
    Pero no es sólo el presidente. El Acuerdo nace muerto porque los gobernadores tampoco lo van a respetar. Todos se meten en las elecciones. La mitad porque quieren dejar sucesor, cubrirse así las espaldas. La otra mitad, porque les interesa tener mayoría en sus Congresos, donde se aprueban los presupuestos y se revisan las cuentas públicas. Son varios gobernadores que ven la elección de 2021 como un “matar o morir”: saben que si no ganan, su destino muy probablemente será la prisión. ¿No van a interferir?
     
    En síntesis, lo que ayer presenciamos en Palacio Nacional fue una danza hipócrita entre políticos de distintos rangos y distintos partidos que decidieron firmar un compromiso al que no se comprometen, un Acuerdo en el que no están de acuerdo, una promesa que nació muerta. Una danza hipócrita, eso fue.
     
    ** Saciamorbos. Es carísima la renovación de las licencias de uso de algunas de las herramientas tecnológicas de inteligencia más sofisticadas con las que contaba México para interceptar comunicaciones e idealmente, perseguir delincuentes. En un mundo en que los gobiernos confían cada vez más en la tecnología como ventaja sobre las organizaciones criminales, corre la versión de que la administración López Obrador no renovó las millonarias licencias. Al cabo que para dar abrazos no hacen falta.
     
     
    RAYMUNDO RIVA PALACIO / ESTRICTAMENTE PERSONAL (EL FINANCIERO)
     
    La farsa de la seguridad
    Todo está muy bien, dice el gobierno, pero es todo lo contrario. Asesinatos continuos de aspirantes a puestos de elección popular. Masacres de cuerpos de seguridad en emboscadas. Matanzas de civiles. Balaceras en destinos turísticos. Amenazas de muerte a periodistas. Crímenes contra activistas a favor de los derechos humanos. Vivimos tiempos de impunidad, y el país sigue teñido de rojo, pese a los esfuerzos del presidente Andrés Manuel López Obrador y su gabinete de cambiar a golpe de palabras y estadísticas trucadas el color de nuestra realidad. Es una farsa lo que presumen las autoridades sobre los avances en el tema de la seguridad. Y es un engaño para quienes creen las falsedades que salen de Palacio Nacional.
     
    Dice el presidente López Obrador que los homicidios dolosos se concentran en seis estados y que antes no hacían lo que están haciendo. Todos los gobiernos previos combatieron al crimen organizado para bajar la espiral de homicidios dolosos, incluso el de Enrique Peña Nieto que comenzó su administración sin confrontarlo. Lo que antes no hacían es lo que hace ahora el de López Obrador, darle un día de campo a los cárteles de la droga. La decisión se oficializa, y por medio de instrucciones escritas, ordenaron a los jefes de la Guardia Nacional que no se les ocurriera enfrentar a los criminales, y que cuando se toparan con ellos en el camino, se echaran a correr. Obviamente lo frasean de otra manera, pero para efectos prácticos, es lo que sucede. Luego el presidente se queja que el Pentágono diga que el 30% del territorio mexicano están en manos de criminales.
     
    Seis estados, dice López Obrador, concentran la mayoría de los crímenes. Antes eran menos los estados más violentos, pero igual criticaba el presidente a sus antecesores. En Ciudad Juárez o en Torreón, la violencia, que era intensa, se concentraba unas cuantas colonias, y en la zona metropolitana de Monterrey, en cuatro municipios. De ninguna manera la focalización del crimen justifica las fallas o limitaciones de la estrategia, pero no había gobierno que tuviera la cara dura de minimizar la violencia y reducirla geográficamente para injertar, con la fuerza de las palabras que no tiene en la calle, una idea de avance.
     
    El crimen está desatado, y la narrativa de que no es así, también.
     
    Como botón de muestra, los delitos federales -aquellos relacionados con armas de fuego, contra la salud o patrimoniales, que son los más comunes-, crecieron 5% en febrero en comparación con enero de este año. Pero para marzo, de acuerdo con la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, la incidencia delictiva había caído 19%. Veinticuatro puntos de un brinco, de negativo a positivo, parece algo extraordinario. Sin embargo, lo único excepcional es que modificaron el criterio en el gobierno federal, no sólo para edulcorar el amargo sabor del fracaso en la política de seguridad, sino que hicieron de la metodología un caldo de todos los moles.
     
    Por ejemplo, detalló el reportero Jonathan Nácar, entre enero y febrero de este año la incidencia de secuestros subió 48%, pero para el gobierno federal, tuvo una reducción de 60%. “En materia de secuestro -dijo Rodríguez en la mañanera del lunes-, tenemos las cifras más bajas de los últimos años”. No es así. De acuerdo con Nácar, especialista en temas de seguridad, la comparación que hizo la secretaria fue con el bimestre de hace dos años, lo que es una trampa, que sólo se explica políticamente porque el dato real que se dejó bajo la mesa reflejó el mayor aumento de secuestros desde noviembre pasado. Es decir, para esconder la realidad, se juega libre y mañosamente con la estadística, que les es bastante desfavorable.
     
    La consultora TR Research reportó que hasta marzo, el total de homicidios dolosos durante el sexenio de López Obrador sumaba 78 mil 709. Esto significa que se ha dado un promedio de dos mil 811 asesinatos dolosos -que son aquellos que se hacen a conciencia a sabiendas-, por mes, que es el volumen más alto que haya tenido presidente mexicano alguno. Durante todo el sexenio de Enrique Peña Nieto se contabilizaron 156 mil 400 homicidios dolosos, que significaron un promedio mensual de dos mil 172.2 durante su administración; es decir, hoy se cometen casi 709 más homicidios dolosos cada mes, o 23.6 diarios más que en el anterior gobierno.
     
    En la administración del presidente Felipe Calderón, que identifican López Obrador y sus principales propagandistas como el más violento de todos -por eso lo llaman “asesino” y quieren llevarlo a juicio-, se contabilizaron 121 mil 600, que significó un total de mil 688.8 por mes, mil 112.2 menos que en el actual gobierno. Y en el de Vicente Fox, el total de homicidios dolosos llegó a 60 mil 200, 836.1 por día, cifra que en lo que va del sexenio se ha elevado en poco más de 250%.
     
    La estrategia de seguridad del gobierno de López Obrador se asienta en la propaganda, no en el combate a criminales. Utilizan las palabras para engañar, no para informar. Y lo hacen por sistema, como dijo el lunes el comandante de la Guardia Nacional, el general Luis Rodríguez Bucio, que el reclutamiento en ese cuerpo casi alcanzó las 100 mil personas, cuando en realidad son préstamos que le han hecho el Ejército y la Marina.
     
    Las palabras del presidente tienen mucha credibilidad en la opinión pública, pero son huecas y tramposas. Este martes volvió a arremeter contra Calderón, y dijo que él “no hubiera declarado una guerra contra la delincuencia para legitimarse después del fraude”. López Obrador no necesita pretextos. Jamás declarará la guerra contra los cárteles, es complaciente con ellos; no los persigue, los protege -como a Ovidio, el hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, durante el culiacanazo-, y los justifica. Los números de homicidios dolosos crecerán y nuevas chapucerías veremos en el gobierno para esconderlos.
     
     
    FRANCISCO GARFIAS / ARSENAL (EXCÉLSIOR)
     
    “Nos veíamos unos a otros, no entendíamos…”
    Silvano Aureoles nos hizo la crónica de lo que vivió ayer en la reunión de López Obrador con los gobernadores convocados a firmar un acuerdo que compromete a todos a garantizar elecciones libres y limpias: “Nomás nos veíamos unos a otros, no entendíamos. Pensé que nos iban a dar el documento. No nos dieron nada. Yo vi que firmaron allí algo entre ellos, pero a los gobernadores no nos han dicho qué vamos a firmar o si se va a leer el documento, nada”.
     
    En otras palabras, no conocen el contenido del acuerdo y, contrariamente a lo que afirma el discurso oficial, mucho menos lo firmaron. Ya encarrerado agregó: “Por eso yo salí desconcertado. No hubo firma. No sé si lo van a mandar luego, o ya con nuestra grata presencia se entiende que estamos de acuerdo. No lo sé, no le encontré mucho sentido. Nomás que, si no vienes, van a decir que alguna cosa estás tramando….”.
     
    La única que sí firmó el acuerdo fue la sonorense Claudia Pavlovich, presidenta de la Conago. Pero a esa Conferencia ya no pertenecen los diez gobernadores de la Alianza Federalista (AF).
     
  • Fue un cónclave breve, muy cerrado. Ni siquiera entraron las cámaras de Cepropie. Sólo dos gobernadores no estuvieron presentes: Enrique Alfaro, Jalisco, y Quirino Ordaz, Sinaloa. Hubo cuatro oradores; la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; Claudia Pavlovich; el fiscal Alejandro Gertz y el presidente López Obrador, quien se encargó de impartir una clase de historia “desde la colonia, hasta nuestros días”, ironizó Aureoles.
    La voz de los diez gobernadores de la AF no fue escuchada. Los desairaron. El jefe del Ejecutivo no reconoce esa alianza.
     
  • Silvano asegura que va a abonar a todo lo que signifique estabilidad, concordia y un buen desarrollo del proceso electoral, pero confiesa que no encuentra razón para que el Presidente convoque a cumplir la ley, el mandato constitucional y las reglas electorales.
    “Esto es un poco contradictorio. Se me hace una incongruencia. Por un lado, nos dice el Presidente que no nos metamos, pero él se mete todos los días anunciando cosas, descalificando en las mañaneras al que se le pare enfrente, polarizando, teniendo los programas más clientelares que se hayan tenido en la historia de México. Los servidores de la nación manipulando, induciendo con lana en efectivo que reparten, lucrando con la vacuna, no entiendo, no lo entiendo”.
     
    Aureoles aprovechó la ocasión para acercarse al secretario de Hacienda, Arturo Herrera. Tiene casi dos años pidiéndole audiencia y no lo recibe. Ayer por fin le dijo que sí, pero no le dijo cuándo.
     
  • Nos cuentan que la intervención del fiscal Alejandro Gertz fue muy breve. No se sabe si lo cohibió la presencia de Francisco Javier García Cabeza de Vaca. Lo tenía enfrente.
    La FGR promueve el desafuero del gobernador de Tamaulipas en la Cámara de Diputados. Lo acusa de delincuencia organizada, lavado de dinero y defraudación fiscal equiparada.
     
    El panista, por cierto, expresó su convicción de que el famoso Acuerdo por la Democracia debe ampliarse a la división de Poderes, la soberanía de los estados y a las libertades plasmadas en la Carta Magna. Los gobernadores no tuvieron la posibilidad de acercarse al Presidente. Los del PAN querían aprovechar la ocasión para plantearle tres puntos fundamentales para la reactivación de la salud, la economía y la educación:
     
    1) Acelerar y concluir con la vacunación de médicos y adultos mayores.
     
    2) Incluir a los maestros en el Plan Nacional de Vacunación para un pronto regreso a clases.
     
    3) Incorporar también a personal del sector turístico ante la proximidad del periodo vacacional.
     
    Será en otra ocasión.
     
    Ya que estamos, circuló ayer información sobre un amparo promovido por Cabeza de Vaca. Al respecto, el representante legal del tamaulipeco, Alonso Aguilar Zinser, hizo público un comunicado en el que precisa: “Esta defensa informa a la opinión pública que atendiendo a un citatorio de la Fiscalía General de la República, acudieron el día de ayer, 22 de marzo, personalmente, a conocer dicha carpeta y todas las constancias que en ella obran. Por tanto, el gobernador y su defensa procederán a demostrar su inocencia”, remató.
     
    Jaime Bonilla no esconde su preocupación por el ascenso en la popularidad del candidato del PES al gobierno de Baja California, Jorge Hank Rhon. Acorta las distancias con la candidata de Morena, Marina del Pilar Ávila.
    Ayer le lanzó un golpe bajo. Ante la falta de otros argumentos se metió con el físico de Hank. “Ni siquiera puede abrir los ojos de lo gordo que está”, dijo en un acto en el que comparó la foto de campaña del empresario, con una que, según él, se tomó el pasado lunes.
     
    ¿Tanto miedo le tiene?
     
     
    PASCAL BELTRÁN DEL RÍO / BITÁCORA DEL DIRECTOR (EXCÉLSIOR)
     
    La violencia quiere votar
    Mezquitic es un municipio del norte de Jalisco, colindante con Nayarit y Zacatecas. Su población es 75% indígena wixárika o huichol. Es la demarcación más extensa del estado, con tres mil 660 kilómetros cuadrados –casi tan grande como el estado de Tlaxcala–, y también la más pobre. Uno de cada cuatro de sus habitantes no sabe leer ni escribir.
     
    El 4 de febrero, Álvaro Madera López, expresidente municipal (2012-2015) y quien aspiraba a ocupar nuevamente el cargo, fue invitado a participar en un acto político en el municipio vecino de Huejuquilla el Alto. Nunca volvió a casa. El 10 de febrero, la familia fue contactada por quienes dijeron ser los secuestradores del político priista. Éstos pidieron un rescate de 10 millones de pesos.
     
    Casi cinco meses antes, dos hombres y una mujer habían sido levantados en la comunidad de San Juan de los Lirios. Días después, aparecieron dos bolsas con restos humanos, que, luego de ser analizados por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, fueron relacionados con una de las víctimas.
     
    Investigaciones de la Fiscalía General del estado determinaron que policías municipales estaban detrás de la desaparición forzada de esas tres personas. El comisario de Seguridad Pública de Mezquitic, Fabio Lisandro Lares Escobedo, y tres de sus elementos fueron detenidos y sometidos a proceso.
     
    El 26 de febrero pasado, la Secretaría de Seguridad de Jalisco tomó el control de la policía municipal y encontró que sólo 17 de sus 29 elementos habían aprobado los controles de confianza.
     
    El 1 de marzo, el fiscal general Gerardo Octavio Solís Gómez declaró a los medios que se investigaría la participación de policías municipales en otros delitos, así como la presencia de células del crimen organizado en la demarcación, que podrían ser del Cártel Jalisco Nueva Generación o de Los Zetas, con los que los agentes estarían relacionados.
     
    Como resultado de esas pesquisas, se determinó que el secuestro del exalcalde Álvaro Madera López también habría sido un caso de desaparición forzada cometida por los policías municipales y que la exigencia de rescate sería una mera maniobra de distracción. De acuerdo con medios locales, se indaga si en el caso podría estar relacionado el actual presidente municipal de Mezquitic, el panista César Rolando de la Torre.
     
    Se presume el asesinato de Madera –a quien su hermano Hugo reemplazó como candidato el pasado fin de semana–, pero hasta ahora no se ha podido establecer qué pasó con él luego de ser levantado.
     
    La actual temporada electoral en el país ha dejado 61 políticos asesinados, de los cuales 18 eran aspirantes a un cargo público. De acuerdo con la consultoría especializada Etellekt, 15 de ellos buscaban una alcaldía, de los cuales 12 eran de oposición al partido que gobierna el municipio.
     
    La violencia busca convertirse en un factor de decisión de los comicios cuando todavía faltan más de dos meses para que se instalen las casillas.
     
    BUSCAPIÉS
    *Ante el dato, divulgado por Inegi, de que 5.2 millones de alumnos, de entre tres y 29 años de edad, interrumpieron sus estudios por efectos de la pandemia y la crisis económica, busqué a la secretaria de Educación Pública para saber qué hará la dependencia a su cargo para evitar que deserten definitivamente de la escuela. La llegada de Delfina Gómez fue recibida con una gran expectativa por su experiencia en el aula. Lástima que, según me dijeron, “no está dando entrevistas”. Tal vez está muy ocupada en recortar aún más el presupuesto para la educación, en momentos en que tendría que haber partidas extras para enfrentar lo que sucede.
     
    *La decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de reducir la edad, de 68 a 65 años, para recibir la pensión para adultos mayores y de aumentar el monto de esa ayuda pondrá mucha presión sobre las finanzas públicas, me dijo ayer Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP). Con el incremento de la población de la tercera edad, la medida podría cuadruplicar el gasto del programa para 2024, pasando de 160 mil millones de pesos a 650 mil millones de pesos y contribuir a que el total del gasto federalizado en pensiones sea de 6.5% del PIB a finales del actual periodo presidencial.
     
     
    JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ / RAZONES (EXCÉLSIOR)
     
    La seguridad, la frontera y Estados Unidos
    • La estrategia de seguridad se está readecuando sobre la marcha… Pero eso no alcanza mientras no se realice un rediseño claro, abierto, de la misma, que se pueda empatar, algo que hoy todavía no sucede, con la de Estados Unidos
     
    No viene la embajadora Roberta Jacobson a regañarnos como aclaró el presidente López Obrador, pero, no lo dude usted, ella y su comitiva vienen a reclamar políticas y compromisos mucho más claros de sus vecinos en la frontera sur, de México y de su política de seguridad.
     
    Es verdad que Joe Biden está centrado, con toda razón, en la agenda interna de una nación que Donald Trump dejó lastimada y dividida como nunca desde la guerra civil. Pero también lo es que México forma parte de esa agenda interna en muchos temas, pero hoy sobre todo en dos: migración y seguridad fronteriza. No en vano el jefe del comando Norte, el general VanHerk, destacó la semana pasada ante el Comité de Asuntos Militares del Senado que los grupos del crimen organizado en México pueden ser utilizados por los adversarios de la Unión Americana, como Rusia y China, para realizar acciones en su país o para impulsar medidas desestabilizadoras.
     
    Por supuesto que a algunos sectores del gobierno de Biden les pueden importar las acciones criminales de los grupos del crimen organizado dentro de nuestro país, pero lo que les importa es que esa situación no termine interviniendo en su propia política interna. Y eso ya está ocurriendo: la crisis migratoria que está viviendo la frontera se ha convertido en un desafío político para Biden, y está lastrando sus propuestas migratorias para, entre otras cosas, otorgar la ciudadanía a once millones de personas, hoy en la ilegalidad. Sigue creciendo el número de muertos por sobredosis de opiáceos y de este lado de la frontera lo que están observando es que la estrategia de seguridad no funciona y que, como también dijo el jefe del Comando Norte, existe un 30, 35% del territorio nacional que no está bajo control de las autoridades, sino de los grupos criminales.
     
    La estrategia de seguridad se está readecuando sobre la marcha, tanto desde la Secretaría de Seguridad Ciudadana como desde la Guardia Nacional y de la Sedena. Pero eso no alcanza mientras no se realice un rediseño claro, abierto, de la misma, que se pueda empatar, algo que hoy todavía no sucede, con la de Estados Unidos.
     
    Juan González, director senior del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional, encargado de América Latina y un hombre todavía joven, de origen colombiano, que vivió durante su juventud en México y que ya había sido un estrecho colaborador de Biden cuando éste fue vicepresidente de Barack Obama, hace algunas semanas habló sobre la necesidad de establecer nuevas estrategias conjuntas porque las actuales no han funcionado. Los dos países, dijo González, necesitan adaptarse a los nuevos desafíos, según reseñaron medios estadunidenses. González acompañó a Jacobson en su visita a México.
     
    Debemos insistir en un punto. En las páginas finales del libro La nueva guerra, del Chapo al fentanilo (Grijalbo, 2020) decíamos que “no tenemos como país un destino inexorable marcado por la inseguridad hasta convertirnos en un Estado fallido, dominado por los criminales. Pero contra ese destino tiene que haber una convicción y una claridad estratégica que a veces no tenemos.
     
    “A lo largo de estas páginas hemos visto cómo el futuro será mucho más peligroso que nuestro presente, si no se toman medidas realmente conceptuales: si no hay claridad en las funciones y objetivos de fuerzas federales y militares; si no se crea, con toda la fuerza de la ley y la Constitución, un sistema policial homogéneo, calificado, con controles de confianza para todos sus elementos y, sobre todo, para sus jefes, a nivel estatal y municipal, con los mandos y la operatividad centralizada en todo lo posible; si el Poder Judicial no tiene una profunda limpieza que evite la conspiración con los criminales, no se podrá sin fiscalías que tengan áreas mucho más especializadas y eficientes y, sobre todo, limpias de corrupción. Tampoco se podrá sin recursos: países como Colombia invierten en seguridad entre tres y cuatro veces más como porcentaje del presupuesto que México. Nada de eso se puede lograr en unos meses, pero sin empezar con toda la voluntad política que el tema exige, tendremos algo más que un sexenio perdido en seguridad.
     
    “Pasada la pandemia de coronavirus, decíamos, tendremos una crisis de seguridad que irá de la mano con la económica y las consecuencias no resueltas de la sanitaria. Todo es importante, pero el deterioro en la seguridad puede hacer inútiles todos los esfuerzos que hagamos para recuperar la normalidad económica y social del país. El día de mañana tendremos un escenario donde habrá más grupos criminales, con más mano de obra a su disposición ante el desempleo abierto, grupos criminales con recursos para invertir en empresas, lavar dinero, imponer condiciones y acrecentar la expoliación ciudadana. Grupos criminales que incluso se benefician con los nuevos modelos de consumo, desde los encapsulados en la red para el narcomenudeo, hasta los globales, con nuevas drogas como el fentanilo”.
     
    No hay tiempo para ajustar tranquilamente la estrategia: si no se revisa la política de seguridad y no se comienza a actuar desde ya, nos quedaremos sin opciones ni oportunidades. Serán los otros, desde fuera o desde adentro, los que nos terminarán imponiendo las condiciones, las políticas y las estrategias. A eso han venido Jacobson y su equipo.
     
     
    JAVIER SOLÓRZANO ZINSER / QUEBRADERO (LA RAZÓN)
     
    Las “mañaneras” y los “otros datos”
    Las “mañaneras” pueden provocar todo tipo de especulaciones, controversias y debates, pero siguen y seguirán siendo la herramienta presidencial fundamental de comunicación.
     
    Lo que pasa en las “mañaneras” se convierte en la información del día. Lo que dice el Presidente, y a quien le apunta, se convierte en la agenda. A quienes suponen que el modelo se va agotando o algo parecido, habrá que decirles que el peso y el valor de las “mañaneras” se mantienen intocados, guste o no a los críticos.
     
    El Presidente ha sabido mantener la comunicación directa, al tiempo que a diario tiene algo que decir, explicar o fustigar. López Obrador hace y deshace, se aplica aquello de “alégale al umpire” ante todo lo que dice. Su mensaje va acompañado de una estrategia de comunicación que le sirve para exponenciar lo que dice, al mismo tiempo que también le es útil para no dejar de desacreditar a sus “adversarios”.
     
    En sentido estricto, las cosas no tendrían por qué cambiar porque es una fórmula probada. El Presidente se vuelve omnipresente para estar diariamente en el imaginario colectivo.
     
    El componente del contenido de las conferencias es el elemento más controvertido. No se duda del valor del ejercicio informativo y de comunicación en sí mismo; sin embargo, lo que cada vez es más controvertido es lo que dice el Presiden-te, en fondo y forma.
     
    En muchas ocasiones el mandatario ha hecho afirmaciones cuestionables, pero lo que sucede ante ello es que su palabra se ha convertido en una especie de verdad, sin importar que al contrastar sus ideas haya evidencia de lo contrario. Independientemente de la legitimidad del Presidente, lo que está de por medio es que sus ideas y afirmaciones son debatibles y en muchos casos cuestionables.
     
    El Presidente ha logrado en estos años convertir su palabra en una especie de verdad para millones de personas. El problema es que se asume que el Presidente tiene invariablemente la razón, por más que se le demuestre lo contrario.
     
    La famosa expresión de “tengo otros datos” se ha convertido en una sistemática salida para desmentir a quienes plantean ideas diferentes a la suya. Ha quedado claro, en muchos casos, que los famosos “otros datos”, a menudo se quedan en una expresión que busca dejar sembrada la idea de que tiene información que lo hace tener la razón; en suma, tiene “otros datos”.
     
    El contenido de las “mañaneras”, más allá del control y manejo que haga el Presidente, difícilmente pasa por los terrenos necesarios del debate. López Obrador, a menudo, lo impide adelantándose a las preguntas que le hacen.
     
    Quizás sea este aspecto el que tenga que ser analizado. En algunos temas hay evidencias de que lo que dice el Presidente merece matices, no es preciso o de plano está equivocado. Como suele suceder, no importa estar equivocado, el problema es vivir equivocado.
     
    Con el tema de la Reforma Eléctrica han aparecido más aspectos políticos e ideológicos que técnicos y legales. Señaló a varias empresas por no pagar la luz, a lo que éstas reaccionaron mostrando pruebas de lo contrario. La CFE de nuevo arremetió contra ellas, pero al final todo quedó en confusión con una singular convocatoria a dialogar.
     
    El riesgo de las “mañaneras” es que el Presidente, por su dinámica misma, responde de todas todas. En muchas ocasiones lo hace con aquello de los “otros datos”, que a menudo no se llegan a conocer, lo cual provoca vacíos, desinformación y confusión, aunque parezca que el mandatario sale bien librado.
     
    La verdad es un concepto colectivo que se comparte, escuchar a los otros es una forma de crearla y fortalecerla.
     
    RESQUICIOS
    Según el Inegi 5.2 millones de estudiantes no se inscribieron en este curso por el Covid o por falta de dinero. Es parte de lo que se le ve venir al país en materia educativa, a lo que hay que sumar el nivel de aprovechamiento escolar que se haya tenido a lo largo de este año; empiezan a asomarse las consecuencias de la pandemia.
     
     
    SERGIO SARMIENTO / JAQUE MATE (REFORMA)
     
    Violar la Constitución
    Al violar el artículo 54 de la Constitución se permitió una mayoría artificial en el Congreso y muchas de las reformas que ha impulsado la 4T.
     
    Violar la Constitución Todos pedimos que se aplique la ley, y todos tratamos de eludir su cumplimiento».
     
    Émile Alaln Cuando después de las elecciones de 2018 se dio a conocer que la coalición Juntos Haremos Historia, de Morena, el Partido del Trabajo y el Partido Encuentro Social, tendría mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, a pocos sorprendió. Después de todo, su candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador ganó la elección con 53 por ciento de los sufragios.
     
    Pero este fue solo el resultado de la votación para Presidente. El elector no tenía intención de darle todo el poder a Morena. En los comicios para diputados federales, la coalición reunió solo 43.5 por ciento de los votos: Morena, 37.16; el PT, 3.93; el PES, 2.41. El PES, de hecho, perdió su registro al no alcanzar el mínimo de 3 por ciento. Los partidos y candidatos opuestos a AMLO sumaron, en cambio, 56.5 por ciento de los sufragios.
     
    La Cámara de Diputados, sin embaído, se conformó de una manera radicalmente distinta. Morena obtuvo 191 diputados, el PT 61 y el PES 56, para un total de 308 de 500. El 43.5 por ciento de los votos fueron así suficientes para construir una mayoría de 61.6 por ciento. Esta mayoría se ha fortalecido todavía más durante la legislatura por la compra-venta de diputados. El día de hoy Morena tiene ya por sí solo la mayoría absoluta, con 257 diputados, que representan 51.4 por ciento; el PT 47, para 9.4 por ciento; y el (ya inexistente) PES 19, para 3.8 por ciento. Los partidos de la coalición suman ahora 323 diputados o 64.6 por ciento. Estos totales no incluyen a los 11 del Partido Verde, 2.2 por ciento, que se ha aliado con Morena.
     
    El problema es que el artículo 54, fracción V, de la Constitución establece: «En ningún caso, un partido político podrá contar con un número de diputados por ambos principios [mayoría relativa y representación proporcional] que representen un porcentaje del total de la Cámara que exceda en ocho puntos a su porcentaje de votación nacional emitida». La sobrerrepresentación cuando se asignaron los diputados de representación proporcional era de 18.1 por ciento, más del doble del máximo, lo cual significa que la mayoría de Morena y sus aliados es inconstitucional.
     
    Por nueve votos contra dos el INE tomó el 19 de marzo un acuerdo que busca eliminar esta sobrerrepresentación. Como el reparto de diputados de 2018 se logró con casos en los que Morena «prestó» candidatos al PT y al PES, cuyos triunfos se atribuyeron oficialmente a estos partidos pequeños para dar a Morena un porcentaje mucho mayor de diputados de representación proporcional de los que le correspondían, el INE optó ahora por «verificar la afiliación efectiva» de los candidatos electos por el principio de mayoría relativa: «El triunfo será contabilizado a favor del partido con el cual el o la candidata ganadora tengan una »afiliación efectiva»».
     
    Morena ha impugnado el acuerdo ante el Tribunal Electoral. Afirma que el INE pretende «impedir que… tenga la mayoría en la Cámara de Diputados» con un cambio de reglas extemporáneo e ilegal. Ha cuestionado también la imparcialidad de dos consejeros, el presidente Lorenzo Córdova y Ciro Murayama.
     
    No sorprende que el INE busque hacer cumplir el artículo 54 de la Constitución. Los consejeros suponen que la disposición constitucional se hizo para cumplirse. Lo que sorprende es que, en 2012, 2015 y 2018, se haya permitido su violación. Y no es una situación sin consecuencias. Muchas de las reformas que ha impulsado la 4T proceden de una mayoría artificial en el Congreso.
     
    • LA IZQUIERDA
    José Woldenberg comentaba ayer sobre los argumentos de Morena para defender la sobrerrepresentación: «¡Cómo extraño a la izquierda que peleó y argumentó, a través de los años, por la representación proporcional estricta, porque cada partido tuviese un porcentaje de diputados idéntico al porcentaje de sus votos!».