Apuntes para la Historia Patria

90
0

Antonio Magaña

Hoy el señor presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, y su señora esposa, la historiadora Beatriz Gutiérrez Müler, dieron a conocer datos históricos de gran relevancia histórica para la histórica vida de la nación.
Los huéspedes del Palacio Nacional aportaron hoy, de manera categórica e incontestable, el siguiente dato histórico:
“María de la Soledad Leona Camila Vicario de San Salvador, mejor conocida como Leona Vicario, dio dinero para la causa de la independencia nacional y no la grabaron”
Dio dinero que tomó de la cartera de su esposo, el jurista Andrés Quintana Roo quien no se dio cuenta, o se hizo el disimulado porque, también simpatizaba con la insurgencia.
No hubo, nos informan los historiadores, un paparazzi que se atreviera a filmar a Doña Leona cuando, un lluvioso 8 de septiembre de 1810, a las seis de la tarde, en una oscura hostería cercana a la Merced, le entregó por debajo de la mesa un sobre amarillo con monedas de oro y plata al monaguillo del cura Hidalgo.
Nadie la grabó. Tampoco la grabaron cuando, un soleado domingo de 1809, comiendo tacos de chorizo verde en La Marquesa, le dio cien reales en una bolsa de manta a Ignacio Allende.
Los historiadores, que dirigen los destinos patrios de la patria, hoy nos dieron a conocer esa histórica noticia, después de que un maldito neoliberal se atrevió a grabar a Pio López Obrador, recibiendo un sobre con dinero para la emancipación e independencia de la nación.
Los mexicanos debemos estar agradecidos con tantas enseñanzas históricas de nuestros historiadores quienes, como Evita y Perón, hacen historia desde el histórico Palacio Nacional.
¡Qué clases de la historia patria nos dan todos los días!…
Históricas historias que se deben imprimir en los libros de texto gratuitos (Toma nota Toño Meza). Se deben imprimir porque, los niños mexicanos deben saber que, ni Doña Leona, ni Don Andrés, ni Allende, ni Aldama, ni Jiménez, ni Morelos, es más ni el cura Hidalgo, que le coqueteaba a doña Leona (era muy libidinoso el padrecito) necesitaron de una computadora para transformar a la patria (A pesar de que en Dolores había un café internet a un lado de una mina).
La noticia de hoy es histórica a nivel mundial porque, a pesar de las cámaras, ni Félix María Calleja, ni otros realistas conservadores y neoliberales, se atrevieron a grabar a Doña Leona cuando, muy sonriente y coqueta, les entregaba el dinero a los insurgentes.