Logran productores y autoridades importante reducción del Piojo Harinoso del Algodonero

65
0

Derivado de las medidas fitosanitarias implementadas por los productores y las dependencias gubernamentales de campo, se logró que durante el ciclo agrícola primavera-verano 2020, tan solo el 4% de las 18 mil 240 hectáreas sembradas con algodón en el Valle de Mexicali, presentarán diversos grados de infestación de la plaga conocida como “piojo harinoso del algodonero” (Phenacoccus solenopsis).

El Representante de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural en el Estado, el Ingeniero Juan Manuel Martínez Núñez, informó que de acuerdo a lo reportado por el Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Baja California (CESVBC), este año se reportó la presencia del insecto en un total de 50 predios, que en suma, alcanzaron una superficie de 738 hectáreas.

Comentó que dichas cifras, representan un importante avance en la supresión de la plaga, si se considera, que el año pasado hubo 75 predios agrícolas infestados, que abarcaron una superficie de 3 mil 500 hectáreas. “Estamos hablando de una reducción del 70%, en comparación con los casos presentados el 2019 y este año”, aseguró.

Aclaró que fueron pocos los predios que requirieron del control químico, ya que la mayoría presentaron infestaciones en pequeñas áreas, que gracias a la oportuna detección del personal técnico y los propios agricultores de la fibra, se pudo atender mediante el control cultural, que implicó la eliminación y quema de las plantas infestadas, de acuerdo a lo informado por el Gerente Técnico del CESV, el Ingeniero Roberto Roche.

Ante esta situación, y con el objetivo de evitar su presencia de la plaga, en lo que resta del ciclo y el próximo año, es necesario que los productores en coordinación con el personal técnico del CESV y la Secretaría de Agricultura, sigan atendiendo las recomendaciones técnicas en la etapa fenológica final del cultivo y realicen las labores profilácticas como desvares y barbechos de manera inmediata, una vez que hayan concluido las labores de cosecha.

Finalmente, Martínez Núñez, declaró que la SADER continuará trabajando de manera coordinada con los productores, el personal técnico del CESV y la Secretaría del Campo y Seguridad Alimentaria (SCSA) con el propósito de implementar las acciones que sean necesarias para evitar que se vean afectados los cultivos, sobre todo, en las etapas tempranas del desarrollo fenológico.