PRINCIPALES COLUMNAS NACIONALES MIÉRCOLES 27 DE ENERO

189
0

PRINCIPALES COLUMNAS NACIONALES MIÉRCOLES 27 DE ENERO
 
 
BAJO RESERVA (EL UNIVERSAL)
 
** ¿Interesa una reunión AMLO-Biden?
Nos aseguran que en los primeros días de la administración Biden los canales diplomáticos entre ambas naciones han comenzado a abrirse y a funcionar con fluidez. La llamada entre los mandatarios de ambos países es una muestra de ello, nos dicen. Sin embargo, nos hacen notar, los cancilleres de México y Estados Unidos también han conversado. Nos dicen que una de las primeras llamadas realizadas por el secretario de Estado de la Unión Americana, Antony Blinken, fue con el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard. Además, nos aseguran que desde hace días, el director general para América del Norte, Roberto Velasco, sostiene conversaciones con Roberta Jacobson, quien lleva los temas de frontera para el gobierno de Estados Unidos. Pronto, nos comentan, se sumará a estos contactos el embajador mexicano designado, Esteban Moctezuma, quien ya recibió el beneplácito de Washington y tan pronto sea ratificado por el Senado de la República viajará a la capital estadounidense. Por lo pronto, el presidente Biden y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ya acordaron que tendrán una reunión bilateral en febrero. ¿Habrá interés en una reunión AMLO-Biden? Solo los dos mandatarios conocen la respuesta.
 
** Las apuestas por Fernández Noroña
El pasado lunes, el vicecoordinador del PT en la Cámara de Diputados, Gerardo Fernández Noroña, ofreció una disculpa pública a su compañera, la panista Adriana Dávila, por haber ejercido violencia política de género contra ella en octubre de 2019. De no haberlo hecho, don Gerardo habría sido inscrito en el Registro Nacional de Agresores, lo que automáticamente le impediría buscar la reelección. Pero quien crea que ahí finaliza el asunto se equivoca, pues nos cuentan que Fernández Noroña debe acudir a la Comisión Nacional de Derechos Humanos a tomar cursos sobre género y nuevas masculinidades para reflexionar sobre sus palabras. Y de manera paralela, este caso sigue en trámite en el Comité de Ética de la Cámara de Diputados, y en caso de ser declarado culpable, sancionarlo y determinar que se disculpe públicamente, de nuevo, con la legisladora panista. Pese a todo, hay quienes apuestan que no será la última vez que Fernández Noroña descalifique a sus adversarias o adversarios ¿Alguien apuesta a lo contrario?
 
** Hoy decide la Corte sobre política eléctrica de la 4T
Hoy la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, integrada por cinco ministros, tiene previsto discutir el proyecto del ministro Luis María Aguilar Morales, que propone declarar inconstitucionales 22 puntos de la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional publicada por la titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle. Nos explican que durante la sesión es posible que el ministro Alberto Pérez Dayán no esté presente, lo que reduce el número de votos a cuatro. Ante la importancia del asunto, y al faltar un integrante de la Sala, basta con que alguno de los ministros presentes solicite que el caso sea llevado a Pleno para lograr un debate y una votación más equilibrada. Algunos ven este escenario, como altamente probable.
 
 
TEMPLO MAYOR (REFORMA)
 
** Cuando el rey transpira, la corte conspira.
La falta de transparencia sobre el verdadero estado de salud de Andrés Manuel López Obrador provoca inquietud dentro y fuera del gobierno.
Las contradicciones entre Olga Sánchez Cordero, el vocero Jesús Ramírez y el subsecretario Hugo López-Gatell dejan ver que en el gobierno hay muchos hilos sueltos.
Justamente eso pasa cuando se hace a un lado a las instituciones para rendir culto a la personalidad.
Es decir, al haber convertido López Obrador el ejercicio del poder en un asunto personalísimo, su ausencia provoca cierto grado de ingobernabilidad. El show de un solo hombre se tambalea cuando falta ese hombre.
Y ya se sabe que en política los huecos siempre se llenan. Es probable que la suplencia por parte de Sánchez Cordero sea por mero organigrama, por ahora. Pero ante una eventual ausencia presidencial más prolongada, los diversos grupos dentro del gabinete están viendo cómo acomodarse.
En este sentido, ¿quién de ellos conoce cómo está realmente López Obrador? ¿Eso les da alguna ventaja?
Desde esa perspectiva, conocer el verdadero estado de salud del Presidente no es un asunto de morbo, sino un reto de gobernabilidad.
 
** Luego del frentazo que se llevó Javier Corral en la elección interna del PAN, las cosas se están poniendo más complicadas dentro del panismo en Chihuahua. El derrotado Gustavo Madero denunció que la dirigencia de su partido no cumplió con el acuerdo de que la candidatura a la capital sería para el grupo que perdió la nominación a la gubernatura.
De hecho, Marko Cortés quería darle a Madero como premio de consolación la coordinación de la bancada albiazul en el Senado, pero el ex dirigente ya le dijo que, con trampas, él así no juega.
 
** Tienen mucha suerte los habitantes de Baja California, pues el gobierno de Jaime Bonilla sólo dura dos años. Y es que el morenista en lugar de construir, pretende expropiar lo que otros construyen. ¡Qué fácil!
Su amenaza de agandallarse -apoyado en un sondeo en redes sociales- el Club Campestre de Tijuana puede ser sólo una bravuconada, como parte de su pleito en contra del alcalde Arturo González. Sin embargo, hay quienes se preguntan si, en realidad, se trata de un experimento de la 4T para ver si es chicle y pega.
Total: si se han cancelado megainversiones con consultas patito, cómo diablos no se va a poder llevar a cabo una expropiación, ¡dándole like en Facebook!
 
 
TRASCENDIÓ (MILENIO)
 
** Que un nuevo enfrentamiento se prevé en el Senado, luego de que la presidenta de la Comisión de la Medalla Belisario Domínguez, Sasil de León, invitó a los legisladores a presentar sus propuestas de la persona que representará a los trabajadores de salud, ganadores de la máxima presea que otorga esa Cámara, pero por lo pronto la oposición ya advirtió que no dará su apoyo si la mayoría de Morena postula al subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.
 
** Que los senadores del PAN están divididos sobre su nuevo coordinador, ya que la mayoría apoya al veracruzano Julen Rementería, pero otra parte quiere al chihuahuense Gustavo Madero, a quien, dicen, se le ha ofrecido liderar el grupo como “premio de consolación” por haber aceptado su derrota en la contienda interna para candidato a gobernador de su estado. Hablando de panistas, por cierto, Santiago Creel niega haberse reunido con el alcalde de Tampico, Jesús Nader, como afirman los sospechosistas adversarios internos del munícipe, ni haber hablado nada sobre el gobernador tamaulipeco, Francisco García Cabeza de Vaca. Anotado.
 
** Que ya varios diputados federales de Morena han pedido a su líder parlamentario, Ignacio Mier, gestionar con el Presidente o con el secretario de Salud, Jorge Alcocer, vacunas contra covid-19 para los legisladores, sobre todo para aquellos que harán campaña en busca de la reelección. El coordinador de esa bancada en el Palacio de San Lázaro respondió, sin embargo, que el asunto no está fácil y les recomendó extremar el cuidado de su salud en medio de la contingencia sanitaria generada por el coronavirus. Como el resto de mortales, pues.
 
 
FRENTES POLÍTICOS (EXCÉLSIOR)
 
1.  Anticorrupción a todo nivel. Otro de los males que acecha al país es la delincuencia de cuello blanco. Y también sobre este segmento va la 4T. La colusión de bancos y traders causaron severos daños al mercado, por lo que Barclays Bank, Deutsche Bank, Santander, Banamex, Bank of America, BBVA Bancomer, J.P. Morgan y 11 traders fueron sancionados por la Cofece. Sin embargo, las sanciones son mucho menores a las impuestas en otros países, como EU y Reino Unido. Y eso levanta serias sospechas. Los siete bancos pudieron recibir una multa de 680 mdp. Pero no. Ante esto, Ricardo Monreal y Alejandro Armenta señalaron las irregularidades de la Cofece. Que comparezca ante la Comisión de Hacienda Alejandra Palacios, la titular de la Cofece. Deberá explicar el probable saqueo fiscal y presupuestal. Demasiados malos pasos.
 
2.   Cumplidores. El IMSS, a cargo de Zoé Robledo, reforzó su programa de teleconsulta en mil 500 unidades de Medicina Familiar para pacientes con síntomas covid-19. Las personas que llegan son sometidas a una prueba de triage para medir sus signos vitales. En los Módulos de Atención Respiratoria les toman la temperatura, la presión arterial y les toman todos sus datos básicos, explicó Alejandro Alarcón, médico especialista del instituto. En casos graves el paciente es referido a una hospitalización, pero en casos leves les entregan un kit que incluye medicamentos, cubrebocas, una guía de cuidados en casa y un oxímetro. El instituto ha sido exigido a niveles nunca antes vistos, y ha cumplido. Robledo lleva bien las riendas en la lucha contra la pandemia.
 
3.   A salvar la vida. La secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, se reunirá con el sector empresarial para abordar su participación y vinculación en la campaña de vacunación contra covid-19, así como para cambiar el concepto de empresas esenciales a negocios seguros. Al participar en el Canacintra, la funcionaria reconoció que han escuchado las voces de los empresarios, quienes han apostado por apoyar al gobierno en la inmunización de la población y, con ello, acelerar el proceso de reactivación económica. La secretaria reconoció que no se dimensionó la duración de la pandemia, por lo que se dieron mecanismos de corto plazo que es necesario cambiar. Las próximas semanas serán determinantes para saber si Clouthier puede nivelar la economía del país. Ojo: no puede fallar.
 
4.   En lo suyo. Juan Ferrer, director del Insabi, trae buenas noticias para la población. Señaló que la Secretaría de Bienestar realiza llamadas de rastreo para localizar y vacunar a los adultos mayores. El funcionario destacó que, previendo que el 20% de esta población, por el rango de edad, podría estar postrado, se tiene especial atención y se han preparado brigadas que llegarán hasta sus domicilios. Los adultos mayores están incluidos en la segunda fase del programa y se les vacunaría con la dosis de Pfizer-BioNTech. Por si fuera poco, México acordó con Rusia la compra de 24 millones de vacunas Sputnik V contra el covid-19, informó el presidente López Obrador. Pronto saldremos de ésta; en tanto, a cuidarse.
 
5.   Cuestión de conciencia. El gobierno reiteró el llamado a los mexicanos a evitar viajes internacionales no esenciales. Además, persisten las medidas restrictivas adoptadas por cada país en función de su situación ante la emergencia sanitaria. De acuerdo con la SRE, se debe considerar que la conectividad es limitada y variable y que las condiciones pueden cambiar con rapidez. Precisó que lo anterior resulta en dificultades logísticas en el exterior. Existen impedimentos potenciales de acceso a servicios y atención médica oportuna. El gobierno de México afirmó que reitera su compromiso de brindar la asistencia y protección consular necesarias a las y los mexicanos que se encuentren en situaciones de emergencia en el extranjero. El canciller Marcelo Ebrard está en todo. Aconsejar esto estaría de más si nos tomáramos en serio la pandemia.
 
 
PEPE GRILLO (LA CRÓNICA)
 
** ¿Hank, apuesta amañada?
A mediados del 2011, soldados del Ejército y agentes de la PGR irrumpieron en la residencia de Jorge Hank Rhon en Tijuana y lo detuvieron acusado del delito de tráfico de armas, que no es poca cosa.
Cualquier hubiera pensado que ese día terminaba la carrera política del ex alcalde de esa ciudad fronteriza que había caído en desgracia.
Una década después, a principios del 2021, ese mismo personaje se registró como candidato del Partido Encuentro Solidario a la gubernatura de Baja California.
En ese tiempo, Jorge Hank consolidó a los Xolos como equipo de primera división del futbol y construyó un emporio de apuestas. Este relato muestra que en política no hay triunfos, pero tampoco derrotas, permanentes.
Lo que más llama la atención, y conduce a pesar que esto hay una apuesta amañada, es que el partido que invitó a Hank, el de la comunidad evangélica, es parte de la alianza de Morena a nivel nacional.
Aunque usted no lo crea, para documentar el desconcierto, las primeras palabras del nuevo candidato del PES fueron: “sigo simpatizando con el PRI”. O sea…
 
** Los reflectores
Dante Delgado hizo alarde de su largo colmillo retorcido en la elección de los candidatos de Movimiento Ciudadano en Nuevo León.
Montó un relato político para atraer la atención de los medios y los ciudadanos sobre sus dos jóvenes prospectos, Samuel García y Luis Donaldo Colosio quienes desde hace un par de meses ya sabían que serían los candidatos para la gubernatura de Nuevo León y para la alcaldía de Monterrey, respectivamente.
Lo que todavía está por verse es si todo el movimiento se traduce en votos en la elección de junio.
El mismo partido generó un montón de notas con la decisión de lanzar a Paquita la del Barrio como candidata a diputada por Veracruz.
La popular cantante se registró y después cantó dos de sus éxitos: “Rata de dos patas” y “Tres veces te engañé”, demostró así que eso de la política no les del todo ajeno.
 
** Pónganse de acuerdo
Es importante que Olga Sánchez, Hugo López-Gatell y Jesús Ramírez sintonicen sus versiones en lo relativo a la salud del presidente, de lo que se puede y lo que no se puede informar.
Pueden levantarse diez minutos más temprano para, antes de la mañanera, ponerse de acuerdo o acostarse diez minutos más tarde, lo que prefieran.
El objetivo es reducir rumores que circulan como pólvora por las redes sobre aspectos de la salud del mandatario, que es un asunto de interés nacional.
Ya hay suficientes inquietudes con respecto al paciente de Palacio Nacional como para que voces interesadas se den vuelo aprovechando los vacíos que deja la información oficial.
Vienen los días más complicados. Hay que tener una estrategia y cumplirla.
 
** El expediente engorda
El expediente de Félix Salgado Macedonio en la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena se engrosa día con día.
Entre las acusaciones en contra del virtual candidato de Morena a gobernar Guerrero hay tres acusaciones de violación de otras tantas víctimas del “Toro sin Cerca”.
Salgado ya libró una acusación, no porque fuera declarado inocente sino porque la autoridad consideró que el delito había prescrito.
El tiempo ya es factor, La dirigencia nacional de Morena quiere ratificar la candidatura de Salgado a más tardar el próximo domingo. No podrá hacerlo si siguen brotando acusaciones y lo requiere la Fiscalía estatal.
 
 
SACAPUNTAS (EL HERALDO DE MÉXICO)
 
** Ganando terreno
Nos dicen que el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, avanza más en terreno civil: ahora la institución castrense también tendrá puestos clave en la SCT, donde llegó como director general de la Agencia Federal de Aviación Civil, el general de división, piloto aviador diplomado de Estado Mayor Aéreo en retiro, Carlos Antonio Rodríguez.
 
** Debate sobre redes
Un tema polémico se discutirá en la plenaria de los senadores de Morena. Su líder, Ricardo Monreal, pondrá a debate revisar una eventual regulación de las redes sociales, debido a la cancelación o bloqueos de cuentas a usuarios de Twitter y Facebook en México. El discurso se centra en impedir que se ponga en riesgo la libertad de expresión.
 
** Ajusta su gabinete
Nos adelantan que esta semana habrá movimientos en el gabinete del gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez. Con la inminente solicitud de licencia de Mauricio Kuri al Senado, su suplente Alfredo Botello Montes deberá dejar la Secretaría de Educación estatal para asumir el escaño. Además, habrá al menos otros dos ajustes en el equipo del panista.
 
** No llega solo
Mucho se comenta entre las bases morenistas el fichaje del ex perredista Julio César Moreno, alcalde en V. Carranza. Dicen que aseguró su postulación como diputado plurinominal, su hermana será consejera de Morena, Evelyn Parra iría como candidata a sucederlo, José Manuel Ballesteros obtendría una plurinominal local, mientras que la diputada local Guadalupe Morales va por la reelección. Todos ganan.
 
** De rebote
La llegada de Joe Biden a la Casa Blanca impactará, para bien, en la economía mexicana. El FMI estima que creceremos 4.3%, debido a la expectativa sobre la recuperación financiera estadounidense. En otras palabras, México crecerá por la demanda externa, explicó Gita Gopinath, economista en jefe del Fondo.
 
 
SALVADOR GARCÍA SOTO / SERPIENTES Y ESCALERAS (EL UNIVERSAL)
 
Democrático Covid: pega al poder político, al económico y religioso
Los conquistadores españoles que fueron poblando el territorio de lo que hoy es México, siempre cuidaban que en el diseño de los pueblos y ciudades que iban fundando a su paso quedaran agrupados, en torno a la plaza principal o zócalo, el Palacio del virrey, gobernador o alcalde, la Iglesia por el poder religioso y la zona de portales comerciales por el poder del dinero.
 
Esa trilogía que dominó durante toda la época de la Colonia y que apenas se modificó legalmente con las leyes juaristas de Reforma, prevalece hasta nuestros días y hoy, en la peor crisis de la pandemia, el Covid está golpeando simultáneamente a las cabezas del poder político, del poder económico y del poder religioso en nuestro país, con la enfermedad que padecen el presidente López Obrador, el ingeniero Carlos Slim y el cardenal emérito de la CDMX, Norberto Rivera Carrera.
 
El que las tres figuras de los poderes reales y de facto en México estén en estos momentos en cuarentena u hospitalizados, luchando contra la enfermedad que ha golpeado y matado a más de 150 mil mexicanos, es un síntoma claro e inocultable de que tenemos una crisis nacional por la forma en que se ha atendido esta pandemia y que si no hay una rectificación de la estrategia errática, necia y caótica que han seguido las autoridades sanitarias federales, el desastre se pondrá peor y va a rebasamos a autoridades y ciudadanos llevándonos hacia una auténtica tragedia humanitaria.
 
Que el presidente esté en estos momentos aislado, en cuarentena y que los mexicanos no podamos saber, por un tema de «privacidad» cuál es su estado clínico y cómo evoluciona de la enfermedad, que según las estadísticas y el comportamiento del virus entrará en su fase más crítica justo a la mitad de esta semana, no es sino un reflejo más de los criterios absurdos y personalistas con los que se ha manejado la pandemia en nuestro país.
 
Otra vez, en un momento crucial para los mexicanos, en los peores picos y records de muertes y contagios, volvemos a estar en las manos de un inepto e irresponsable médico que sólo se mantiene ahí por el puro voluntarismo y la simpatía presidencial y que, paradójicamente, es también el culpable de que López Obrador se haya contagiado por haberle hecho recomendaciones carentes de rigor científico y no haber tenido la capacidad de contradecir al presidente sobre los riesgos que corría por no vacunarse primero, como correspondía a su calidad de Jefe de Estado, y por no haberle prohibido tomar aviones comerciales, salir y hacer giras y reuniones por la República.
 
Sobre el empresario Carlos Slim, a pesar de que su familia informó de su contagio y de su visita al Instituto Nacional de Nutrición «Salvador Zubirán» para «un monitoreo y observación», la realidad es que el ingeniero está internado y es atendido y monitoreado por Covid en el Piso 4 de este centro médico, donde médicos que lo atienden confirman a esta columna que su estado es delicado, pero estable.
 
En cuanto al cardenal Norberto Rivera, que lleva ya casi dos semanas internado anoche su exvocero en la Arquidiócesis, Hugo Valdemar, reportaba que sigue en fase de mejoría general, aunque en el área de Terapia Intensiva donde fue intubado hace una semana En fin que los casos del presidente, el hombre más rico y el cardenal no son ni más graves ni más importantes que el dolor y la muerte que han padecido millones de mexicanos; pero el que figuras emblemáticas de los poderes que gobiernan y dominan este país estén contagiados y luchando por sus vidas es un indicador de qué tan grave se ha puesto la pandemia y qué tan lejos estamos todavía de ver una luz al final del túnel, como la que ya se registra en otros países con la vacunación masiva cuando aquí ni siquiera el presidente, el empresario con más poder económico y un jerarca religioso, que además los tres son de la tercera edad, tampoco han podido vacunarse. Así de lejos estamos, así de oscuro se ve el horizonte.
 
 
CARLOS LORET DE MOLA / HISTORIAS DE REPORTERO (EL UNIVERSAL)
 
La salud del presidente
Durante años, el icónico presidente francés Francoise Mitterrand ocultó que padecía cáncer de próstata. Utilizó el aparato gubernamental para que nadie lo supiera e incluso le dijo a su médico Claude Gluber que su padecimiento era un “secreto de Estado”.
 
Abundan las historias sobre las enfermedades de los presidentes en el poder y cómo las han ocultado. Es como si estar enfermos los hiciera verse débiles. E interpretan que los ciudadanos no quieren a un ser humano al mando, sino a una especie de deidad inmune e incansable. En México —hablando de extremismos— se recuerda mucho el caso del presidente Luis Echeverría, quien decía que nunca se iba de vacaciones. A la luz de los juicios en su contra, ojalá hubiera asesinado menos y vacacionado más.
 
Este aire antidemocrático parece permear entre los mandatarios que no quieren verse débiles mientras los ciudadanos tienen el derecho de saber con certeza el estado de salud de su gobernante, incluso desde la campaña para valorar por quién se está votando y cuáles podrían ser los escenarios de un eventual mandato.
 
En Estados Unidos, el presidente no está obligado a acudir a un médico ni a difundir su estado de salud, pero desde Ronald Reagan todos los mandatarios se someten a un examen clínico anual y difunden sus resultados. Es una tradición que lleva un mensaje claro a la opinión pública: el presidente es apto para gobernar. Incluso Donald Trump, a regañadientes, transparentó sus revisiones médicas y entendió lo que representaba esta información para ofrecer certeza a los ciudadanos no sólo de su país sino del mundo. Por eso muchas naciones civilizadas tienen la obligación legal —o al menos la ineludible regla no escrita— de transparentar las condiciones de salud del jefe del Estado.
 
En México no. Los candidatos presidenciales no están obligados a publicar sus exámenes médicos ni existe una práctica al respecto. Peor aún: buscan esconderlos. Los presidentes tratan de esconder si están enfermos y cuando llegan a informar algo, es porque resulta inocultable.
 
Este domingo, el presidente de México informó que tiene coronavirus. Al día siguiente, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, encargada de sustituir al mandatario en muchas de sus funciones, encabezó la conferencia matutina. Cuando dijo que el presidente “se encuentra bien, se encuentra fuerte”, en realidad no informó nada sobre el estado de salud de Andrés Manuel López Obrador.
 
Fue peor cuando (deduzco que desde su experiencia médica… de abogada) informó el buen pronóstico de salud y enlistó las razones: “el presidente se encuentra estable y pronto, muy pronto se recuperará, estoy segura. Es un hombre optimista, un verdadero representante del pueblo y un mandatario responsable, un ejemplo a seguir, un líder que nos inspira a todos”. Hasta ahí el parte médico oficial.
 
Doce horas después, un doctor, el vapuleado subsecretario Hugo López-Gatell, argumentaba que no se darían detalles sobre la salud del presidente por respeto a su privacidad.
 
La salud del presidente es de interés público y el gobierno federal debe comunicar de forma precisa cómo se encuentra el jefe del Estado mexicano y qué tratamiento está recibiendo. Los ciudadanos tenemos derecho a contar con evidencia de su estado de salud, no verdades a medias o elogios a la personalidad (¿dónde quedó aquel “es fuerza moral, no fuerza de contagio”?). Todo esto ofrece al ciudadano certezas de que el presidente recibe los cuidados necesarios y que sigue gobernando. Es central para la estabilidad de un país que es importante en el concierto internacional.
 
Y desde luego, ojalá se recupere pronto.
 
 
RAYMUNDO RIVA PALACIO / ESTRICTAMENTE PERSONAL (EL FINANCIERO)
 
La vacuna rusa
La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, la llamada Cofepris, reportó la prensa, autorizó el uso de emergencia de la vacuna rusa Sputnik V, tras el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador que la próxima semana llegarían 24 millones de dosis para aplicarse en 12 millones de personas –porque se requiere refuerzo-. La primera dotación de 200 mil vacunas llegará de Moscú en unos días, informó Juan Antonio Ferrer, director del Instituto de Salud para el Bienestar. A México le urgían las vacunas y el presidente ruso, Vladimir Putin, le echó un salvavidas. Sin embargo, es incierto si este salvavidas puede, en realidad, salvar vidas.
 
La Cofepris autorizó la Sputnik V sobre la base del expediente que le proporcionó La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica de Argentina, la ANMAT, al subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell durante un reciente viaje a Buenos Aires. El expediente incluye los resultados del ensayo clínico fase 3 de la vacuna rusa Sputnik V, que de acuerdo con el Fondo Ruso de Inversión Directa, es 91.5% efectiva. Nadie en el mundo la ha autorizado salvo Rusia, Argentina y ahora México, sumándose estas dos últimas naciones a Bolivia, Venezuela y Bielorrusia, aliados de Moscú, como los únicos en adquirirla.
 
Hay mucha suspicacia y sospechas sobre la efectividad de la Sputnik V porque no ha publicado sus resultados en ninguna revista especializada para que sean analizados por la comunidad científica internacional, como sucedió con las vacunas de Pfizer, AstraZeneca y Moderna. La adquisición de Argentina de la vacuna rusa provocó un gran escándalo en aquel país por todas las omisiones, la opacidad y la velocidad con la que el gobierno de Alberto Fernández la aprobó.
 
El 27 de diciembre pasado, el columnista político y comentarista en Radio Rivadavia, Ricardo Benedetti, publicó en su cuenta de Twitter un memorando interno de la ANMAT, donde expresaba sus objeciones a la vacuna rusa. “Los eventos adversos de la Sputnik V son: cólico renal, trombosis venenosa profunda y un absceso en miembro”, escribió. “El gobierno piensa comenzar la vacunación sin advertir a quienes pueden verse perjudicados”. En la misma nota, agregó, se registraron 12 eventos adversos serios al momento del análisis, tres de los cuales ocurrieron en adultos de 60 años o mayores.
 
Una investigación del periódico La Nación, reveló que el primer documento oficial para la aprobación de la Sputnik V no fue un informe científico sino un comunicado de prensa, además de que los trámites se realizaron en “tiempo récord” para la administración pública, con intervalos de unas pocas horas y con escasa antelación al arribo del primer vuelo de Rusia con las dosis. No deja de sonar similar a lo que está sucediendo en México estos días.
 
La Nación reportó que la AMNAT entregó cinco documentos al Ministerio de Salud argentino, donde recomendaba esperar más información sobre los efectos adversos en adultos mayores. No incluía, porque no existen, validaciones europeas o de la Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos, que son las agencias de referencia en la comunidad científica mundial, pero revelaba algo desconocido para los argentinos, la instauración de un Plan de Gestión de Riesgos para poder monitorear la seguridad y eficacia de la vacuna. El diario porteño encontró en los contratos de adquisición de la Sputnik V “muchas páginas no visibles, algunos de ellos –hasta sugieren que el propio gobierno argentino no se enteró de todos los detalles provenientes de Rusia–, frases que ponen en duda información de ese país”. El expediente en Argentina se mantiene confidencial, y no tienen acceso más de siete personas.
 
La Sputnik V, como dice La Nación, es la gran apuesta de la Casa Rosada –sede de la Presidencia–, como hoy parece ser para Palacio Nacional. El gobierno mexicano se estaba quedando sin las vacunas que decía tenía aseguradas con los laboratorios para cubrir el Plan Nacional de Vacunación. Entre imprevistos como el retraso de la entrega de Pfizer por la ampliación de su planta en Bruselas, la demora que ha tenido AstraZeneca en sus pruebas clínicas, la falta de pruebas de la vacuna china CanSino –que sólo se ha aplicado al ejército rojo–, y el desorden que traen con el sistema de vacunación, manoseado y modificado con fines políticos-electorales, la estrategia parecía naufragar.
 
No se ha aplicado al personal médico de primera línea en instituciones públicas, y se ha ignorado casi por completo al personal de primera línea en hospitales privados. La vacunación a personas de la tercera edad va retrasada, y hay reportes de varios estados del país donde les están llamando autoridades sanitarias para preguntarles que si se van a aplicar la dosis, a cuya respuesta afirmativa añaden que se pondrán nuevamente en contacto dentro de aproximadamente tres semanas.
 
Putin apareció para extender la mano a México y sacarlo del hoyo en donde parecía que estaba cayendo. El problema es que este hoyo se ve actualmente más negro que aquel que se pretende tapar. A diferencia de lo que sucedió en Argentina, en México no hay un debate profundo sobre la Sputnik V, donde participe los especialistas. Como en Argentina, tampoco ha dado a conocer el gobierno mexicano ningún detalle que le permita ver a los expertos los méritos de la vacuna rusa.
 
Hasta ahora, lo que se puede colegir es que López-Gatell vio lo mismo que vieron los argentinos –un comunicado de prensa donde los rusos afirman que es efectiva– y los documentos de la AMNAT. Porque no fue a Moscú en lugar de Buenos Aires para revisar los documentos, es una incógnita, pero tras su visita, López Obrador buscó a Putin para pedirle apoyo. El presidente ruso, que de geopolítica entiende mucho, no tuvo objeciones. Habrá dosis adicionales a las acordadas para México, un país donde la discusión sobre la vida o la muerte no está en el ámbito científico sino en el político.
 
 
FRANCISCO GARFIAS / ARSENAL (EXCÉLSIOR)
 
El secreto sobre la salud del Presidente
¿Es lícito que se mantengan en secreto las enfermedades de los grandes políticos que gobiernan las naciones?
 
A esa pregunta intentaron responder, el siglo pasado, Pierre Accoce, periodista especializado en temas de medicina, y Pierre Rentchnick, profesor de la facultad de medicina en Ginebra.
 
Autores de un documento histórico titulado Ces malades qui nous gouvernent (Aquellos enfermos que nos gobiernan) los dos hurgaron durante años en informes médicos, testimonios y registros de casos tratados de gobernantes que ejercieron el poder y tomaron decisiones enfermos.
 
En sus conclusiones destacaron que, para mayor seguridad de los pueblos, los jefes de Estado deberían ser sometidos a exámenes de salud integral frecuentes y esmerarse en tener una vida sana.
 
Subrayaron que, ante la falta de disposición del gobernante a reconocer que no está sano, el facultativo debería tener la potestad de dictaminar: “No, señor presidente, así usted no está en condiciones de seguir gobernando”.
 
*Los mexicanos no tenemos derecho a conocer el expediente sobre el estado de salud del Presidente de la República, hoy enfermo de covid. El marco normativo vigente no prevé una excepción a la confidencialidad sobre la condición de los servidores públicos. Conocer la evolución del jefe del Ejecutivo, enfermo de covid, depende de un gesto de él mismo a favor de la transparencia.
 
No nos hacemos ilusiones. AMLO elogia la transparencia sólo en el discurso. En los hechos, prevalece la opacidad.
 
Ejemplos sobran: no ha cumplido el compromiso de dar a conocer el expediente integral sobre su salud, que asumió en los primeros meses de su gobierno; ocho de cada 10 contratos que otorga el gobierno federal son por adjudicación directa. Hay más: la información sobre la adquisición de vacunas se mantendrá reservada durante cinco años, y así podríamos seguir.
 
Una que sí hizo gala de transparencia fue la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. No sólo informó que el Presidente está bien, que no se ha vacunado, como se especuló, sino que hizo público el resultado negativo de su prueba de covid, hasta con fecha de nacimiento.
 
*Se llevó a cabo la audiencia en el juicio de extradición que se sigue en Miami en contra de César Duarte. La cosa no pinta bien para el exgobernador de Chihuahua, quien es requerido en México por peculado.
 
La jueza Lauren Fleisher Louis determinó ayer, en forma anticipada, que las evidencias apoyan la “causa probable” en la que se sustenta la demanda de extradición. Como gobernador que fue, es responsable de los insumos estatales. La jueza va a considerar las evidencias, aunque de manera limitada. El defensor, Juan Morillo, basó su alegato en la declaración del “testigo protegido”, Jaime Herrera. El exsecretario de Hacienda local recientemente acusó presiones del actual gobernador, Javier Corral, para obtener testimonios a favor de su causa.
 
Fleisher va a analizar el argumento de la persecución política y resolverá el caso por escrito, en fecha próxima.
 
*Mario Delgado no la tiene fácil. De darse la ratificación de Félix Salgado Macedonio como candidato de Morena al gobierno de Guerrero, hervirá el partido.
 
Mujeres del Movimiento lo advierten desde ahora.
 
“Estaremos mandando un mensaje muy negativo no sólo a las mujeres que exigimos derecho a la justicia para impedir la impunidad a cualquier agresor sexual”, dijo la diputada federal de ese partido, Lorena Villavicencio.
 
La legisladora mantiene su exigencia de que se investiguen denuncias por presuntos actos constitutivos de delitos graves, como es la violación sexual y la omisión por complicidad del fiscal que conoció este caso y no procedió con la investigación. “Es indignante y grave que la integridad de las mujeres no sea atendida con la seriedad que amerita. Ahora, esperamos que resuelva el INE, quien debe aplicar los lineamientos de la 3 de 3”.
 
Félix tiene dos denuncias por violación, una de las cuales ya prescribió.
 
*Apretada cierra la precampaña para gobernador en Nuevo León. Clara Luz Flores, candidata de la coalición Morena-PT-PVEM, aventaja con sólo cinco puntos al abanderado de la alianza PRI-PRD, Adrián de la Garza, según encuesta de Enkoll. Ella tiene 28% en la intención de voto, y él, 23 por ciento.
 
La encuestadora que dirige Heidi Osuna coloca en tercer lugar a Samuel García, MC, con 18 por ciento, y cuarto a Fernando Larrazabal, del PAN.
 
 
PASCAL BELTRÁN DEL RÍO / BITÁCORA DEL DIRECTOR (EXCÉLSIOR)
 
Sputnik, sin atajos
En el verano de 2010, Rusia hizo un anuncio al mundo: su Centro Científico de Virología y Biotecnología Véktor había concluido la elaboración de una vacuna contra el virus de la inmunodeficiencia humana y estaba listo para iniciar sus pruebas en voluntarios humanos.
 
La noticia causó sorpresa, pues a casi 30 años de la aparición del primer caso de VIH en el mundo, los intentos por producir una vacuna habían sido infructuosos. Rusia batallaba con una epidemia de sida, generada, principalmente, por el uso de drogas inyectables, y llevaba años ensayando con medios para prevenir la enfermedad.
 
Véktor era el escenario de ese esfuerzo. Creado durante la era soviética, ese centro de investigación –con sede en Kóltsovo, en el sur de Siberia– fue el sitio donde se desarrollaron armas químicas y biológicas en la Guerra Fría, pero también donde se hicieron importantes avances en la lucha contra la viruela.
 
La Unión Soviética preparó a varias generaciones de reputados virólogos y genetistas, labor que ha continuado desde la fundación de la Federación Rusa. Sin embargo, en la comunicación de los logros científicos de ese país no han faltado falsedades, inconsistencias y exageraciones. Un ejemplo es el desarrollo de la vacuna contra el sida, que, una década después de aquel anuncio, aún no ve la luz.
 
Esa y otras historias son la base del escepticismo con que ha sido recibida en Occidente la noticia sobre el desarrollo de la vacuna rusa contra el coronavirus.
 
El anuncio, en agosto pasado, de que Rusia era el primer país del mundo en desarrollar la vacuna contra el covid –llamada Sputnik V– se realizó sin haber acumulado la información que la mayoría de los gobiernos del mundo exigirían para otorgarle una autorización de emergencia.
 
Luego, en noviembre, los rusos entraron en una competencia propagandística con otras vacunas, asegurando que la suya era más segura. Después de que Pfizer dio a conocer que su vacuna contra el covid tenía una efectividad de 90%, el Instituto Gamaleya, creador de la Sputnik V, proclamó que la de ésta era de 92 por ciento. “Parece que vieron los resultaron de Pfizer y simplemente le agregaron dos puntos”, dijo a la revista Science la abogada moscovita Svetlana Zavidova, presidenta de la Asociación de Organizaciones de Ensayos Clínicos, que monitorea el desarrollo de vacunas en Rusia.
 
A la fecha, la Sputnik V cuenta con registro en 13 países, además de Rusia. Entre ellos están Argentina, Bolivia y Venezuela.
 
Su comercialización se ha enfrentado con la falta de información exigida por la comunidad científica. Se ha cuestionado su seguridad, su eficiencia y los atajos que Gamaleya ha tomado en la fase de pruebas, así como la ausencia de una revisión de pares y su divulgación en revistas científicas reconocidas.
 
En Argentina –donde han llegado 300 mil dosis–, el diario La Nación publicó ayer un reportaje en el que muestra la secrecía con que el gobierno del presidente Alberto Fernández ha manejado los datos provenientes de Rusia en su apuro por obtener la vacuna y comenzar a aplicarla.
 
Hay expertos que afirman que el proceso de elaboración de la vacuna –que se basa en dos tipos de adenovirus, el Ad26 y el Ad5, diseñados para invadir las células humanas, sin replicarse, y plantar en ellas un gen de la proteína de la espiga del coronavirus que provoca una respuesta inmune– es ingenioso y que la vacuna parece segura.
 
Sin embargo, la especialista en vacunas Julie McElrath, del Centro Fred Hutchinson, de Seattle, coescribió un artículo en la revista The Lancet, en el que alega que el Ad5, incluido en la segunda dosis de la Sputnik V, fue la causa del fracaso de una vacuna contra el VIH hace 13 años, pues sus recipientes tuvieron una mayor tasa de infección que a quienes se aplicó un placebo en la fase de ensayos.
 
En todo caso, se requiere más información sobre la Sputnik antes de comprometernos como país a adquirir 24 millones de dosis –como acordaron los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Vladimir Putin en una llamada telefónica el lunes–, de las cuales 200 mil llegarán la próxima semana.
 
Laura Palomares, del Instituto de Biotecnología de la UNAM, me dijo ayer en radio: “La información sobre la vacuna no está completa. Ojalá que el Consejo Asesor Científico en Vacunas tenga acceso a todos los datos antes de que reciba una autorización de uso de emergencia por parte de la Cofepris”. Agrego yo: ojalá que por consideraciones políticas no se tomen atajos en la validación de esos datos.
 
 
JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ / RAZONES (EXCÉLSIOR)
 
AMLO y covid: riesgos sin protocolos
• El presidente López Obrador no es un funcionario más, es el Presidente de la República (una institución) y, salvo datos que no afecten el normal funcionamiento del país y las instituciones, la sociedad tiene derecho a saber cuál es su estado de salud.
 
Dice Hugo López-Gatell que no dará ningún informe sobre la evolución de la situación clínica del presidente López Obrador porque el mandatario “es un funcionario público, pero también un ser humano que merece privacidad”. Que es un ser humano queda claro, pero en todo lo demás se vuelve a equivocar el subsecretario. Ya suele ser costumbre. El presidente López Obrador no es un funcionario más, es el Presidente de la República (una institución) y, salvo datos que no afecten el normal funcionamiento del país y de las instituciones, la sociedad tiene derecho a saber cuál es su estado de salud, cómo evoluciona, cómo y dónde se lo trata. Con el cargo se asume la responsabilidad y también la comprensible reducción de la privacidad.
 
Hace apenas unos meses, López-Gatell aseguraba que el Presidente no era una fuerza de contagio, sino “una fuerza moral”. Pues bien, el contagio presidencial ha puesto de manifiesto que, como cualquier ser humano, López Obrador es una fuerza de contagio. Y como tal debe ser tratado. Ya hay por lo menos un contagiado de ese recorrido, el general Guzmar González Castillo, jefe de la XII Zona Militar de San Luis Potosí, que estuvo con el primer mandatario el sábado en la inauguración de un cuartel de la Guardia Nacional.
 
Pero respecto a la gira y la enfermedad del Presidente hay mucho más que decir. Primero se confirma la falta de aplicación de algo que el propio López-Gatell había asegurado que existía, un protocolo para el cuidado del primer mandatario. López Obrador debió cancelar su gira desde el sábado, cuando comenzó con sus primeros síntomas de una fuerte gripe, incluso con fiebre. En la situación que vivimos era y es insensato para cualquier persona ir a trabajar en esas condiciones, más aún para un Presidente.
 
Pero vamos más allá: los actos públicos, como los de viernes y sábado, en los que participó el mandatario, no tienen razón de ser durante una pandemia global. Estoy lejos de considerar que el Presidente se debe encerrar y gobernar desde un despacho, incluso en estas circunstancias. Entiendo que quiera reunirse con el grupo de los Diez, en Monterrey, aunque, incluso así, habría que tomar previsiones especiales. Cuando López Obrador fue a Washington, él y toda su comitiva tuvieron que hacerse una prueba rápida de antígenos antes de entrar a la Casa Blanca.
 
Lo que no tiene sentido es recorrer el país inaugurando obras pequeñas, como hizo en Nuevo León y San Luis y, además, llevarse con él a todo el gabinete de seguridad, incluyendo la secretaria del sector, el secretario de Defensa, el de Marina, el jefe de la Guardia Nacional y otros funcionarios, lo que implica el movimiento de decenas de personas. Es un riesgo de seguridad a secas (ni siquiera Biden, en su toma de posesión, reunió a todos sus mandos militares y de seguridad) y un doble o triple riesgo en medio de una pandemia.
 
Es más riesgoso aún, para el Presidente y para todos los demás, su insistencia en utilizar vuelos comerciales. El sábado, Andrés Manuel ya tenía síntomas de una fuerte gripe y no tendría que haberse reunido con la candidata Clara Luz Flores en Monterrey, no tendría que haber viajado en camioneta acompañado de su equipo a San Luis Potosí, pero mucho menos después de haberse hecho la prueba covid, con gripe y fiebre, haber viajado en un avión comercial. Son medidas de prevención básicas, que se aplican a todo el mundo con riesgo de haber contraído covid.
 
Se expuso al Presidente, expuso a su equipo, a muchos de los principales miembros del gabinete, pero también a todos los pasajeros de ese vuelo (y también a los del vuelo de Monterrey, aunque ello haya sido cuando aún no tenía síntomas).
 
Como ya se ha señalado (Carlos Marín, el lunes pasado), con un Estado Mayor Presidencial que cuidaba, entre muchas otras cosas, de la prevención y la salud del Presidente y su entorno, esto difícilmente hubiera sucedido, porque era una de las cosas que eran cuidadas al extremo por ese desaparecido cuerpo especializado.
 
Y también para eso están las aeronaves propiedad del Estado. No son un lujo, son una necesidad: con el Presidente viajando en vuelos comerciales se coloca él y coloca en un riesgo innecesario a pasajeros que lo acompañan involuntariamente, además de que pierde comunicación (ya le sucedió con el culiacanazo y en dos ocasiones en que lo buscó el ahora expresidente Trump y no pudo ser localizado). No son lujos del poder, son sus instrumentos.
 
Si el mandatario hubiera cancelado sus actividades el sábado temprano, cuando tuvo los primeros síntomas (y un Estado Mayor como el que se desapareció lo hubiera impelido a ello), como dictan los protocolos, si hubiera volado en cualquiera, hasta el más pequeño, de los aviones del Estado, no se hubiera puesto en riesgo él y ni hubiera expuesto al contagio y al riesgo a muchas más personas, incluyendo el corazón de su equipo de trabajo.
 
Paradójicamente, a un Presidente al que tanto le gustan los ritos del poder, no le gustan los protocolos del mismo, y nadie lo hace cumplirlos, a veces porque no existen y otras porque se los ha dejado de lado. Y pierde el Presidente y perdemos todos.
 
 
JAVIER SOLÓRZANO ZINSER / QUEBRADERO (LA RAZÓN)
 
Covid, inseguridad y matanzas
El que de manera mayoritaria estemos en nuestras casas impide conocer si las cosas han cambiado y si se han reducido de manera significativa los niveles de inseguridad. Las políticas de gobierno no han podido ser probadas del todo por las condiciones en las que estamos; sin embargo, en tiempos previos a la pandemia los resultados no eran favorables.
 
El gran problema en que se metió el Gobierno es que prometió demasiado, siendo que el tamaño del monstruo de la inseguridad es brutal y se encuentra enquistado.
 
La Guardia Nacional todavía no permea del todo, a lo que se suma que su futuro es incierto, debido a que buena parte de sus integrantes son militares. Hoy parece una solución, pero habrá que ver qué viene, porque su destino irá de la mano de la estrategia militar que en medio de abiertas contradicciones está instrumentando el Gobierno.
 
Los militares están en la construcción, en la administración, en tareas de seguridad y su cercanía con el Presidente es total. La disyuntiva va a estar entre que se quedan donde están, cambiando sus funciones en el marco legal, o que regresen a los cuarteles y como andan las cosas esto se podría complicar con todas las consecuencias que traería.
 
Las autoridades podrán ponderar que las cosas van cambiando, pero en función de lo que se vive en la cotidianidad no hay referentes para considerarlo. Los temores nos siguen acompañando.
 
A esto se suma que las matanzas no paran. Como se vio este fin de semana en un estado castigado seria y dolorosamente por la violencia de la delincuencia organizada, Tamaulipas.
 
Como si el tiempo no pasara, un grupo de migrantes, entre ellos hombres y mujeres guatemaltecos, fue encontrado calcinado. Lo sucedido nos trajo a la memoria San Fernando, Tamaulipas, en 2010 y Cadereyta, NL, en 2012. A la fecha, los familiares de las personas asesinadas siguen buscando “la verdad, la justicia y la reparación”, como decía ayer Guillermo Fernández-Maldonado de la ONU-DH.
 
Lo que también llama la atención es que pareciera que para el Gobierno federal fue un asunto de menor importancia. Hasta ahora no se ve que los lamentables hechos estén en el radar del Gobierno.
 
La inseguridad no ha dejado de ser uno de los grandes problemas del país. Por más que se hable de una reducción de ella no hay manera de saberlo a ciencia cierta. Para calibrar el verdadero estado de las cosas tendríamos que evaluar estos procesos bajo condiciones distintas de las que tenemos ahora, reconociendo que difícilmente volveremos a estar como estábamos antes de la llegada de la pandemia.
 
Por más que haya matices no se tienen elementos como para poder plantear que las cosas están cambiando, con todo que nos avienten cifras por aquí y por allá.
 
La gestión de Alfonso Durazo, además de muchas dudas, no ofreció resultados, su salida al final si a alguien benefició fue a él mismo, no sólo porque le pusieron en bandeja la candidatura al gobierno de Sonora por Morena, sino también porque estaba materialmente entrampado en el cargo. Muchos asuntos marcaron su gestión en particular el papelazo del día de locos en Culiacán con la liberación del hijo del Chapo.
 
Lo que sí ha traído el coronavirus ha sido un incremento significativo en la violencia intrafamiliar. No es fácil convivir como lo estamos haciendo en el día con día y a toda hora. Una cosa es que las familias convivan en sus actividades diarias y otra muy distinta la convivencia cotidiana y más si se vive en viviendas pequeñas hacinados.
 
Con el coronavirus en el centro, la inseguridad no nos deja y las matanzas siguen impunemente de manera dolorosa y triste entre nosotros.
 
RESQUICIOS
Es muy preocupante el estado de las cosas ante la pandemia. El hecho llama cada vez más la atención del mundo. No hay día en que no haya una crítica. Remitir esto a neoliberales y conservadores es perder de vista lo que en el aquí y ahora estamos viviendo, padeciendo y haciendo.
 
 
SERGIO SARMIENTO / JAQUE MATE (REFORMA)
 
Vacunaciones
En estos momentos es muy fácil para cualquier mexicano de más de 65 años vacunarse contra el Covid. Lo único que tiene que hacer es viajar a Estados Unidos, donde se puede vacunar en cualquier centro de salud o incluso en una farmacia.
 
Conozco a varias personas que han volado a la Unión Americana, han hecho la cita y se han vacunado en cinco minutos. Solo tuvieron que presentar una identificación con fotografía, que puede ser una licencia de conducir. No hay que ser ni ciudadano ni residente.
 
Y la vacunación es gratuita. En México la situación es muy distinta. Las vacunas se aplican en cuarteles o en contados centros de salud. Hay colas, desorganización y burocracia.
 
Estamos todavía en la etapa de inocular al personal de salud de primera línea, pero muchos que no pertenecen a esta clasificación son vacunados de cualquier manera, como los Siervos de la Nación. También los maestros de Calakmul, Campeche, a pesar de que no hay ninguna razón para adelantarlos.
 
Este 25 de enero el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, señaló que en México se han administrado 642,105 dosis; en Estados Unidos, al 24 de enero, eran ya 18.2 millones. Israel es el país que ha vacunado a una mayor porción de su población, con 44.88 por ciento; Estados Unidos ha alcanzado 6.87 por ciento; México va en 0.5 por ciento (Our World in Data).
 
Los problemas en México empezaron antes de la pandemia En 2019 se registró desabasto de seis de las 10 principales vacunas de nuestro país, la peor situación desde 2013. Enfermedades como la tuberculosis y el sarampión, que habían desaparecido, han hecho nuevamente acto de presencia Otros medicamentos, especialmente los oncológicos pediátricos, también han escaseado. Esto es consecuencia del cierre de plantas por el gobierno federal y de su rechazo a usar las redes de distribución que ya existían en el país.
 
El gobierno ha dicho que va a establecer su propia paraestatal para distribuir medicamentos, pero no ha anunciado ningún avance. En cambio, ha encargado la distribución de las vacunas a la Secretaría de la Defensa Nacional, tarea en la que esta no tiene ninguna experiencia. El Presidente declaró recientemente que México había aceptado una reducción en los envíos de Pfizer para que esta empresa pudiera entregar más dosis a países pobres. No hay ninguna indicación de que esa haya sido la razón de la reducción. Pfizer anunció, más bien, el cierre temporal de su planta en Bélgica para ampliar su capacidad de producción.
 
Este lunes 25 de enero López Obrador tuvo una conversación telefónica con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en la cual ratificaron que México compraría 24 millones de vacunas Sputnik V. La Cofepris, sin embargo, todavía no ha dado su autorización para este producto. De igual manera, el primer mandatario ha promovido la vacuna china de CanSino, que tampoco ha sido aprobada. Algunas personas han expresado dudas sobre la calidad de estos productos. Habrá que ver qué dice la Cofepris, pero supongo que se darán a conocer públicamente los resultados de las pruebas para generar confianza. El esfuerzo apenas está comenzando. No podemos ser demasiado críticos… todavía. El problema es que la campaña del Presidente contra las farmacéuticas y distribuidoras de medicamentos genera dudas importantes sobre lo que viene. Por lo pronto, si algún mexicano mayor de 65 años quiere vacunarse, la manera mas rápida y menos burocrática es ir a Estados Unidos.
 
** Carga viral
Una farmacéutica española, PharmaMar, ha anunciado un nuevo medicamento, plitidepsina, que reduce en 99 por ciento la carga viral del coronavirus. En un momento en que Nicolás Maduro ha anunciado la aprobación en Venezuela de unas «gotitas milagrosas», las pruebas de la plitidepsina han sido publicadas en la revista Science.