A LA BAJA CALIDAD DE VIDA DE LOS BAJACALIFORNIANOS

31
0
  • En contraste con el crecimiento económico la calidad de vida de los residentes de Baja California sigue a la baja.

El Gobierno de Baja California en declaraciones recientes informó de un crecimiento en la economía de la entidad, desgraciadamente para los residentes de Baja California, no se traduce necesariamente en bienestar o desarrollo para los habitantes del Estado.

Y no es que los gobernantes nos mientan con las cifras, el crecimiento en el Producto Interno Bruto de Baja California registro un 3.5, esto es real.

¿Cómo entonces podemos explicar que ese crecimiento no se traduzca en un desarrollo pleno para los Bajacalifornianos?

La explicación es sencilla, y para ello válgame hacer uso de un ejemplo que a la vez burdo, es claro y puntual:

Digamos que «Juanito» en su primer exámen sacó cero de calificación y para su siguiente examen su calificación fue un cuatro, su crecimiento es un asombroso 400% pero la realidad nos dice que Juanito no es un alumno para nada brillante.

Es así que, después de dos años de pandemia una recuperación era de esperarse, pero los números no se traducen en una mejoría para los ciudadanos.

La falta de empleos bien remunerados, los altos índices de la delincuencia que afectan directamente al patrimonio de las familias bajacalifornianas, la carencia de un buen sistema de seguridad social, las fallas en infraestructura y una larguísima lista de etcéteras no permiten que el pueblo prospere.

Entonces podemos decir que mientras nuestros gobernantes celebran cifras, el pueblo sufre la realidad de que su salario ya no es suficiente para surtir su despensa básica.

Esto es Baja California, un estado donde el rico cada vez es menos rico y el pobre cada vez es más pobre, un estado donde las cifras nos favorecen mientras la realidad nos aplasta.