Su Excelencia

52
0

El presidente López Obrador ha sido muy criticado por su pésimo discurso en el aniversario 75 de la ONU.
El mensaje fue retrogrado y penoso: Benito Juárez, Benito Mussolini, la rifa del no avión.
Aunque dicen que el hubiera no existe, hubiera quedado mejor ante los gobernantes del mundo, si hubiera copiado algunas ideas del discurso de Cantinflas en “Su Excelencia”:
“Estamos pasando un momento crucial en que la humanidad se enfrenta ante la misma humanidad. Estamos viviendo un momento histórico en que el hombre científica e intelectualmente es un gigante, pero moralmente es un pigmeo”.
“Tan fácil sería la existencia si tan sólo respetásemos el modo de vivir de cada quien”.
“… debemos luchar por derribar la barda que nos separa, la barda de la incomprensión, la barda de la mutua desconfianza, la barda del odio”.
“El día que pensemos igual y actuemos igual dejaremos de ser hombres para convertirnos en…autómatas…Lo más sagrado de la libertad humana es la libertad de conciencia”.
“¿Para qué queremos tanques y armamentos si no tenemos suficientes escuelas para nuestros hijos?”.
“Debemos de pugnar para que el hombre piense en la paz…hacer del mundo una morada de paz y tranquilidad cada vez más digna de la especie humana y de sus destinos”.
“Pero esta aspiración no será posible si no hay abundancia para todos, bienestar común, felicidad colectiva y justicia social.
“Ayúdenos respetando nuestras costumbres, nuestras creencias, nuestra dignidad como seres humanos y nuestra personalidad como naciones por pequeñas y débiles que seamos…”.
“…el anhelo de todos los hombres de la tierra: el anhelo de vivir en paz, el anhelo de ser libres, el anhelo de legar a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos un mundo mejor en el que reine la buena voluntad y la concordia” …