COLUMNA NACIONALES ESTE VIERNES 04 DE DICIEMBRE

159
0

COLUMNA VIERNES 04 DE DICIEMBRE
 
 
BAJO RESERVA (EL UNIVERSAL)
 
** El presidente no es tonto
El presidente no es tonto, tonto es el que cree que el presidente es tonto, eso nos aseguran algunos miembros de la autollamada Cuarta Transformación. La cita modificada a una de las frases hechas del presidente Andrés Manuel López Obrador, que repite hasta la saciedad, viene a cuento por el poder e influencia que ha logrado tener dentro del gobierno federal el encargado de la estrategia oficial para enfrentar la pandemia del coronavirus causante de la enfermedad de Covid-19. Nos dicen que hay que poner mucha atención cuando el presidente reparte los tramos de responsabilidad en las decisiones que se han tomado. Él, nos dicen, siempre ha dejado claro que sólo ha seguido las instrucciones y consejos del científico Hugo López-Gatell, a quien no le escatima halagos y apoyos. Así, nos explican, que cuando se escriba en los libros de historia la manera en que México enfrentó los oscuros tiempos de la pandemia, el héroe será el presidente, quien puso el problema en manos de un científico al que le creyó todo, le compró que el cubrebocas no funciona contra el coronavirus, le hizo caso cuando le recomendó no hacer pruebas y puso en sus manos la estrategia para la vacunación. Y, ya se imaginará quién será el villano de la historia, quizá hasta el grado de traidor, pues puso a la patria en riesgo. Desde luego, las decenas de miles de muertes que cobre la pandemia le serán cargadas a él, al científico que engañó al presidente y al país. El Presidente no es tonto…
 
** Alcalde de Tijuana ¿la historia se repite?
Hay familias que están cruzadas por la polémica y las sospechas. En 1996 el subdelegado de la Procuraduría General de la República en Baja California, Ernesto Ibarra Santés, fue asesinado en la Ciudad de México luego de que llegó a la capital en un vuelo procedente de Tijuana. El crimen le fue atribuido al cártel de los hermanos Arellano Félix. Ibarra Santés se vanagloriaba de haber sido quien en 1993 arrestó a Francisco Rafael Arellano Félix. Días antes de su muerte el funcionario de la PGR dio una entrevista a la corresponsal de El Universal, Dora Elena Cortés, en la que le confió algunos nombres de personajes políticos ligados al narcotráfico. En aquellos días se publicó que el entonces senador panista Ricardo González Cruz rentaba un edificio a uno de los operadores del cártel de los Arellano. Hoy, Luis Arturo González Cruz, alcalde de Tijuana y hermano de don Ricardo, es investigado por presuntos nexos con el narcotráfico, probable lavado de dinero, y su relación con el asesinato de un periodista. Inmerso en esta situación don Luis Arturo busca ser candidato de Morena al gobierno de Baja California. ¿Podrá llegar a las boletas?
 
** Morena sigue los pasos de García Luna
Nos comentan que la próxima semana se pretende aprobar en la Cámara de Diputados una iniciativa para revivir el famoso Renaut (Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil). Famoso porque no sólo no cumplió el objetivo de reducir la delincuencia, sino que incentivó la comisión de nuevos delitos y puso en peligro la privacidad de millones de usuarios con la venta de dicha base de datos en el mercado negro. Así, Juanita Guerra, diputada de Morena, busca que se apruebe esta iniciativa que es esencialmente igual a la que impulsó el hoy preso Genaro García Luna y que fue eliminada por el Congreso en 2011 por haberse incrementado en ese período el delito de extorsión. ¿Por qué regresar el Renaut que puso a la venta los datos de los usuarios? Se preguntan algunos en el sector telecomunicaciones.
 
 
TEMPLO MAYOR (REFORMA)
 
** Alguien tiene que decirlo aunque se enoje el Presidente: México está otra vez en emergencia sanitaria. Y económica. Y de liderazgo. Y no, definitivamente no está controlada la pandemia. De hecho, va de mal en peor.
La crisis se ha agravado por las malas decisiones, la deficiente planeación y los mensajes contradictorios del propio Andrés Manuel López Obrador, solapado por el subsecretario Hugo López-Gatell Ante la falta de rumbo, los estados van de tumbo en tumbo, como en Nuevo León, que decidieron cerrar hasta ¡los supermercados!, como si no tuvieran ya serios problemas económicos.
Ya que al Presidente le gustan tanto los «otros datos», aquí hay algunos: ayer fueron registrados otros 11 mil 30 casos; Puebla tuvo que regresar al semáforo naranja; los hospitales Covid-19 de la CDMX están saturados; el 94 por ciento de las empresas no ha recibido ningún apoyo; la Marina planea reinstalar los centros de aislamiento; la caída del PIB en el año será de más del 9 por ciento; más de un millón de micros, pequeñas y medianas empresas desaparecieron con la pandemia… ¿le seguimos?
 
** Por los rumbos de Insurgentes Norte se preguntan si Alejandro «Alito» Moreno ya abdicó en favor de Carolina Viggiano… o si la hidalguense ya se fue por la libre. Y es que, por lo que comentan los priistas, la secretaria general del partido ya se siente la dueña del priismo en Hidalgo, al grado de que anda prometiendo candidaturas, quiere decidir la estrategia para el próximo año y ya hasta anda diciendo que no descarta ser ella misma candidata. ¿Será que al dirigente nacional del PRI ya le hicieron de chivo los tamales o, mejor dicho, de papa con frijol los pastes? Es pregunta.
 
** Dicen las malas lenguas morenistas que el subsecretario Rabindranath Salazar está trabajando con ahínco… pero no en los temas de Gobernación, sino en las precandidaturas de Lorena Cuéllar en Tlaxcala y Beatriz Mojica en Guerrero. Seguramente anda dobleteando porque no le alcanza el salario de la austeridad, pues ni modo de pensar que anda usando su cargo con fines claramente partidistas.
 
** ¡Ah, caray! Sería bueno saber cómo está eso de que Alfonso Romo y su equipo trabajan sin cobrar en la Presidencia. En el caso del regiomontano, él mismo declaró sus ingresos como funcionario público. Sin embargo, desde que comenzó el sexenio se decía que algunos de sus colaboradores, en realidad, respondían (y cobraban) a los intereses de ciertas empresas que han sido muuuy beneficiadas por la 4T. A confesión de AMLO, relevo de pruebas. ¿O cómo era?
 
 
TRASCENDIÓ (MILENIO)
 
** Que la revelación sobre las cuatro suntuosas casas del magistrado presidente del Tribunal Electoral, José Luis Vargas, ya puso nervioso al grupo de los cuatro que se fueron a comer al restaurante Maralunga para buscar un relevo ante una posible renuncia, como sugería el titular de la Corte, Arturo Zaldívar. Mónica Soto, Felipe Fuentes Barrera y Felipe de la Mata Pizaña platicaron largo y tendido con el señalado sobre cómo mantener el control de la presidencia y la mejor carta es el último de ellos, aunque hace unos meses dejó claro que no quería la silla, mientras que del bando contrario está puesto el magistrado Reyes Rodríguez Mondragón.
 
** Que a marchas forzadas trabajará la próxima semana el Senado para sacar los temas pendientes de la agenda previo a la clausura del periodo ordinario, el próximo 15 de diciembre. Por lo menos los legisladores estarán de manera presencial en tres sesiones y en caso de no concluir con los temas, se citará a un extraordinario una vez que pasen las fiestas decembrinas. Algunos asuntos atorados son nombramientos de magistrados agrarios, la aprobación de la Ley Orgánica de la FGR, reformas a la Ley de Disciplina Financiera y el tema de outsourcing, aunque dependerá de lo que se discuta en la Cámara de Diputados.
 
** Que hablando de la subcontratación laboral, ayer nomás no pudieron ponerse de acuerdo los empresarios con el gobierno federal en su encerrona de casi tres horas en Palacio Nacional, mientras que la Cámara de Diputados sigue a la espera de acuerdos para tratar el tema. Por cierto, esta mañana se espera un mensaje de Andrés Manuel López Obrador de 15 minutos a propósito del covid-19 y la Navidad.
 
 
FRENTES POLÍTICOS (EXCÉLSIOR)
 
** 1. Distancia oportuna. Karen Castrejón Trujillo, la nueva dirigente del Partido Verde Ecologista de México, se aliará con Morena en 4 de los 15 procesos electorales para gobernador que se definirán en 2021: Zacatecas, Sonora, Nuevo León y Nayarit. Sin embargo, rechazó que esto signifique una ruptura con el partido, sino el respeto a la identidad que tiene el propio Verde con sus ciudadanos y la agenda de trabajo que impulsa. «No hay rompimientos, hay diálogo, apertura y comunicación, y de acuerdo con estas acciones es como trabajaremos cada uno de nosotros en las distintas áreas en las que estamos encomendados. Así que más que rupturas, busco coincidencias y que de esta manera podamos sacar nuestra agenda que traemos y venimos trabajando», apuntó. Si es por el bien de México, ¡venga!
 
** 2. Altura. Movilidad es lo que muestran algunos gobiernos así sean tiempos de pandemia y aislamiento. Prueba de ello es la inversión que llega a Querétaro y que anunció el gobernador Francisco Domínguez Servién. «Juntos seguiremos despegando hacia un México más competitivo, más solidario y mejor», aseguró el mandatario, al presentar la primera flotilla aérea de Mercado Libre MeLi Air en el país, la cual abrirá nuevas oportunidades a los emprendedores y propiciará la generación de más empleos. «Aquí, consolidarán su expansión como la mayor empresa de comercio electrónico en Latinoamérica», subrayó. Destacó que el eje fundamental de la recuperación económica es la confianza. No pasmarse es la fórmula. Hay expansión.
 
** 3. Nueva era. Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, reconoció que, aunque no existe evidencia contundente sobre el impacto de la despenalización de la producción y comercialización de la mariguana en los índices de violencia delictiva, lo que sí ocurrirá, cuando se apruebe la iniciativa en el Congreso, es que la regulación beneficiará directamente a trabajadores del campo, quienes son amenazados por los grupos del narcotráfico para producir drogas ilegales. Al participar en el foro virtual Política de Drogas, Acuerdo de Paz y Derechos Humanos, la funcionaria contó la experiencia mexicana y la regulación que está en marcha para el uso medicinal y lúdico de la mariguana y sus efectos en la sociedad. Pareciera que le suman poderes a la legalización. ¿En realidad habrá un antes y un después con el cannabis, o son sueños de opio?
 
** 4. Proyección internacional. La pandemia en América Latina y el Caribe tendrá un impacto superior al 9% en el PIB, lo que detonará un aumento de hasta el 38% de la pobreza respecto a lo que se tenía hasta el año pasado, ahondando la desigualdad entre la población, reconoció el canciller Marcelo Ebrard, en su calidad de presidente pro tempore de la CELAC. Durante su participación en la sesión extraordinaria de la ONU En respuesta a la enfermedad, el funcionario mexicano llamó a las naciones desarrolladas a respaldar con acciones directas, como la quita de intereses de la deuda y programas de financiamiento a los países, a través de un esfuerzo multilateral. «Nosotros pensamos, desde la CELAC, que se debe llegar a un acuerdo respecto a las deudas existentes en los países», afirmó. Si una agenda está repleta, es la de Ebrard. En todo anda bien.
 
** 5. Contra la trata. El titular de la UIF, Santiago Nieto, exhortó a las fiscalías y procuradurías estatales a combatir la corrupción, ya que sólo esa acción permitirá hacerle frente al delito de trata de personas. Solicitó a estas dependencias hacer del conocimiento de las autoridades federales las órdenes de aprehensión en contra de acusados o sospechosos, para entonces proceder con el rastreo financiero. «Podríamos colaborar para poder identificar dónde se encuentran los últimos movimientos financieros de los tratantes, por ejemplo», explicó en el foro virtual Retos y avances en la persecución del delito de trata de personas y en la atención a víctimas de este delito. Y Marco Antonio Mena, gobernador de Tlaxcala, capital mundial de la trata de personas, ¿ya puso cartas en el asunto?
 
 
PEPE GRILLO (LA CRÓNICA)
 
** Mesa de definiciones
Las alianzas que ha querido forjar Morena con otros partidos políticos en diversos estados para las elecciones de gobernador no cuajan.
Bases y dirigentes de Morena en diversas plazas no quieren repartir rebanadas del pastel porque suponen que se lo pueden quedar completo.
La alianza para la elección de diputados se definirá el lunes 7 de diciembre en una mesa en la que estarán los dirigentes nacionales de Morena, PT y PVEM.
Contra lo que pudiera pensarse, el arroz está crudo, no cocido.
Karen Castrejón, la nueva dirigente nacional del Verde, tendrá un bautizo de fuego en esa negociación. Lo sintomático es que Karen dejó la puerta abierta y dijo que si no hay acuerdo con Morena le buscarán por otro lado.
Ella sabe, lo sabe todo el mundo político, que Morena hará cualquier cosa con tal de refrendar su mayoría en San Lázaro y se están poniendo moños.
 
** Reto logístico y político
La custodia, distribución y aplicación de las vacunas contra el Covid-19 se perfila como el reto logístico más importante de la historia de México.
El objetivo será vacunar, en el menor tiempo posible, a toda la población. Más de 100 millones de personas distribuidas en un territorio enorme de dos millones de kilómetros cuadrados.
Un operativo entra en el rubro de seguridad nacional, por lo que es natural que las fuerzas armadas estén convocadas a realizarlo, junto a trabajadores de la salud en todas las localidades del país.
También se requiere un trabajo político del más alto nivel, ya que autoridades estatales y municipales emanadas de diferentes partidos tendrán que trabajar en estrecha coordinación.
El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, demandó ya una coordinación real entre la federación y los estados sobre el tema de la vacunación pues hasta ahora se sabe muy poco, casi nada.
 
** La desactivación de colectivos
¿Los funcionarios de la Secretaría de Cultura se quieren quedar sin interlocutores? Desactivar a los colectivos dedicados a la cultura los dejaría hablando solos, en un monólogo patético.
Mientras se esclarecen los misterios en torno a la supuesta conversación de WhatsApp denominada «Desactivación de Colectivos», integrantes de comunidad cultural del país, entre ellos figuras de primer nivel como Juan Villoro y Emiliano Monge, calificaron de vergonzoso el episodio.
¿Cómo fue que llegó a la frontera del rompimiento la relación entre la 4T y los trabajadores de la cultura, solos o agrupados en colectivos?
Fueron en su momento aliados electorales, pero poco después, cuando Morena se hizo del gobierno, comenzaron las suspicacias y las intentonas de tener a los trabajadores de la cultura a pan y agua.
Cerrar las heridas, abrir el diálogo y remontar la desconfianza no será sencillo, pero los funcionarios de la Secretaría de la Cultura no tienen nada mejor qué hacer. Deben empezar de inmediato.
 
** Soto demanda transparencia
Paula Soto, diputada local por Morena en la Ciudad de México, rindió ayer cuentas sobre su trabajo representando a la alcaldía Benito Juárez.
Recalcó que muchos de sus pronunciamientos, la mayoría dirigidos a las autoridades panistas de la delegación, fueron para exigir transparencia sobre el manejo de los recursos y en materia de construcciones irregulares, que tanto afecta a la demarcación.
Son temas que desde hace varias administraciones han sido señalados y objeto de constantes críticas por parte de la oposición.
Entre las acciones que destacó Soto Maldonado, se encuentran más de 400 asesorías en defensa del patrimonio y los derechos de los habitantes de esa demarcación.
 
 
SACAPUNTAS (EL HERALDO DE MÉXICO)
 
** Difusión a la Fepade
Nos adelantan que en las mañaneras del presidente López Obrador se empezará a dar mucha difusión a la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, dirigida por José Agustín Ortiz Pinchetti. La intención es que la gente conozca esa instancia, su funcionamiento y cómo contactarla para interponer denuncias electorales, ahora que se acerca la elección de 2021.
 
** Campaña contra Luisa
Nos explican que se está desatando una campaña contra la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, orquestada por integrantes de la propia 4T. Usan el tema de supuestas irregularidades laborales de la minera canadiense Americas Gold and Silver, para inventar que ella protege a esa compañía. Pero en realidad los acusadores traen negocios bajo el brazo.
 
** Otra vez distanciados
Apenas se fue Alfonso Romo de la Oficina de la Presidencia, la relación de la IP con la 4T regresó al punto de inicio, es decir, en conflicto. El tema del outsourcing volvió a ser motivo de diferencias. Tan es así que el presidente del CCE, Carlos Salazar Lomelín, se quejó: «¡No jodan! En vez de quitar las manzanas podridas, talan el árbol y nos quedamos sin nada».
 
** Se pone el atuendo
Atrajo las miradas el presidente del Senado de la República, Eduardo Ramírez, ayer durante la sesión. Y es que portó un traje típico indígena de los Altos de Chiapas, para resaltar la riqueza cultural de esa zona del país. Su muestra de orgullo por su estado natal, nos dicen, fue bien recibida por sus compañeros legisladores.
 
** A todos por igual
Recorte parejo tendrán las 16 alcaldías de la Ciudad de México en su presupuesto para 2021. De acuerdo con la secretaria de Administración y Finanzas, Luz Elena González, las demarcaciones tendrán una reducción financiera del 8.8 por ciento. Pero hizo saber que el mayor ajuste se dará en el gobierno central, donde será del 10 por ciento. Para poner el ejemplo.
 
 
RAYMUNDO RIVA PALACIO / ESTRICTAMENTE PERSONAL (EL FINANCIERO)
 
Lo que se pierde con Romo
Para haber sido un funcionario disfuncional y poco eficaz, la salida de Alfonso Romo de la Oficina de la Presidencia, ha tenido una reacción desproporcionada. El sector privado lamentó la renuncia través de sus organismos cúpulas, mientras que en los medios de comunicación fue motivo de amplia cobertura.
 
El interés público que causó su salida subraya de manera subliminal lo que significa la formalización de una renuncia que se sabía estaba sobre la mesa y era cuestión de tiempo. En dos ocasiones previas Romo la había presentado; la primera, muy joven el Gobierno, que le rechazó el presidente Andrés Manuel López Obrador, y la segunda en julio, donde la aceptó pero con una petición: esperar a diciembre para hacerla efectiva.
 
La importancia de la renuncia rebasa por completo al cargo y al encargo, que era el ser enlace de la Presidencia con el sector privado. Su salida enfatiza el desprecio que tiene López Obrador con la clase empresarial, con la que nunca ha querido tener una relación institucional y considera como sus enemigos históricos.
 
Su visión ideológica y anacrónica sobre el capital privado y los prejuicios que lo llevan a equiparar rupestremente a los empresarios en general con la corrupción, lo ha marcado toda su vida, y utilizó a Romo no como un vehículo estratégico de comunicación con los empresarios, sino como un instrumento para hacerles sentir que los oía, sin que realmente le interesaran.
 
López Obrador se aprovechó de Romo, quien tuvo aspiraciones políticas para que, en forma indirecta, pudiera incidir en la toma de decisiones. Apoyó a Vicente Fox en 2000, pero se decepcionó pronto de él.
 
Se acercó a Movimiento Ciudadano para hablar de alianzas y candidaturas presidenciales, sin llegar a nada. Se sumó al esfuerzo de López Obrador en las campañas presidenciales en 2006 y en 2012, donde le ayudó a matizar el discurso agresivo contra la clase empresarial, que continuó haciendo en la de 2012, donde además le acercó a varias personas que le resultaron funcionales, como Tatiana Clouthier.
 
El Presidente le agradeció a Romo ese apoyo, que se vio claramente cuando en la campaña de 2018, en una reunión con el Grupo Monterrey, le dijeron que tendrían diálogo con él, pero que cambiara a su enlace. López Obrador rechazó la sugerencia y les dijo que sería Romo con quien hablarían para mantener la relación con él.
 
Lo apoyó también en el pleito intramuros con el primer secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, a quien derrotó políticamente en tándem con el consejero jurídico, Julio Scherer, con quien tenía una vieja amistad que nació de un cercano amigo de ambos, Pedro Aspe, secretario de Hacienda en los 90.
 
Por todos los antecedentes, Romo se veía como muy cercano a López Obrador, y con ascendencia sobre él, pero rápido se dieron cuenta de que no era así. El momento que definió la relación con los empresarios fue la consulta que organizó López Obrador para que la gente –en realidad 70% de chiapanecos– decidiera si se construía o no el aeropuerto de Texcoco, escasos dos meses antes de asumir la Presidencia, donde ante el nerviosismo de los inversionistas le dijo a Romo que iba a salir positiva para su construcción. Así se los comunicó, y ya sabemos lo que sucedió.
 
Mensajes cruzados que lo fueron desgastando incluyeron la cancelación de la nueva planta de Constellation Brands en Mexicali, la eliminación propuesta del outsourcing, elevar la evasión fiscal al rango de delincuencia organizada, y los continuos cambios de reglas en el sector energético.
 
Este, quizás, fue el punto de quiebre, por la gravedad de los incumplimientos de López Obrador con los empresarios. Cambiar las reglas sobre la marcha, provocó que en la cena que le organizó el presidente Donald Trump cuando lo visitó en la Casa Blanca, los dos primeros empresarios estadunidenses que tomaron la palabra, fue este el tema que le plantearon si quería seguir teniendo sus inversiones.
 
López Obrador les dijo que lo vería y ahí mismo le encargó a Romo el seguimiento. Esa muestra de confianza era una simulación, y quienes fueron a la cena lo sabían. Romo acompañó al Presidente, pero en la cena lo sentó en la última mesa del salón, junto a funcionarios de menor rango, lo que para la mayoría de los presentes, que entienden de protocolos, fue la prueba final que Romo era inexistente en términos de capacidad de maniobra en Palacio Nacional.
 
Lo sabía perfectamente él. Hasta julio pasado, cuando aceptó la petición de López Obrador de formalizar la renuncia hasta diciembre, Romo pagó la nómina de sus colaboradores. Es decir, para efectos prácticos, la oficina ya estaba cerrada.
 
Que dejara de operar institucionalmente, como se pudo apreciar, no alteró el rumbo del Gobierno ni inquietó al Presidente, que continuó llevando a cabo las políticas y prácticas con las que Romo había discrepado.
 
Oficialmente seguía funcionando como ventanilla del sector privado con el Presidente, pero era para cubrir meramente las formalidades e intentar en la medida de sus posibilidades, buscar matices en las decisiones de López Obrador. Muy poco se ha logrado, y no necesariamente por su intervención.
 
Para López Obrador era tan irrelevante el cargo, que ayer anunció que desaparecería la Oficina de la Presidencia. “Ya no hace falta”, dijo, porque lo seguiría ayudando con el sector privado. Tampoco es cierto. Por ejemplo, no tiene participación alguna en el tema del outsourcing.
 
La desaparición de la Oficina emite una señal ominosa. Si bien jamás tuvo el peso de una oficina de esa naturaleza, envía otra señal ominosa, al terminar el Presidente de cerrar la puerta institucional a los empresarios, a quien irá minando y acotando lo más que pueda para evitar, como lo dice en reuniones privadas con algunos de sus representantes, que el próximo Gobierno les devuelva lo que les quitó.
 
 
FRANCISCO GARFIAS / ARSENAL (EXCÉLSIOR)
 
“Las tres mentiras del Informe”
El Presidente lleva siete informes en dos años de gobierno. Uno cada tres meses y medio, en promedio.
 
Todos endulzados con un optimismo que no encaja con nuestra dura realidad de crisis económica, sanitaria y de inseguridad.
 
¿Cuáles son? El de los primeros 100 días; Primer Año de Gobierno; Primer Informe de Gobierno; Segundo año de Gobierno; Informe Trimestral; Segundo Informe de Gobierno; Segundo Año de Gobierno.
 
“Tiene más informes que logros”, destacó, mordaz, la senadora del PAN, Kenia López, al pedir en tribuna modificaciones a la ley para derogar los honores al Presidente.
 
La legisladora sostiene que los informes, en la 4T, han sido un ejercicio de propaganda y engaño.
 
Puso como ejemplo el acto celebrado en Palacio Nacional el pasado primero de diciembre. Destacó lo que a su juicio son las tres “mentiras” más visibles del último informe:
 
1.- El gabinete está integrado 50% por mujeres. En realidad, hay ocho mujeres y 12 hombres.
 
2.- El año pasado hubo menos homicidios que en el 2018. Ese año se reportaron un total de 51 mil 81 víctimas; y en 2019 ‒considerado el año más violento‒ fueron 52 mil 660.
 
3.- Se enfrenta la crisis sanitaria y económica con entrega, eficacia y estrategias no convencionales, lo que nos permite ir saliendo poco a poco del hoyo.
 
Del discurso a la realidad: México es hoy el país con más defunciones de personal sanitario y cuarto lugar en muertes totales; el Inegi dio a conocer que 1.1 millones de negocios cerrarán sus puertas debido a la pandemia.
 
Esos fueron los ejemplos de Kenia. No se armó el debate porque fue una sesión a distancia. La propuesta fue enviada a comisiones y allí se quedará.
 
La Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (AMELAF) denunció ayer el trato preferencial de la Cofepris a la industria extranjera, en la licitación de medicamentos para el año que entra.
Esa licitación se hará vía la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), por instrucciones del Presidente.
 
AMELAF dice que los datos que proporcionó este organismo internacional, en la sesión del miércoles, concentró la información orientada a la industria farmacéutica extranjera, sin mencionar a la mexicana.
 
En esa sesión participó la comisionada de autorización sanitaria de la Cofepris, América Orellana, quien, según los laboratorios nacionales, resaltó el trato preferencial que tendrán los extranjeros en el proceso de licitación.
 
Los fuereños recibirán, en un máximo de dos días, los permisos de importación y los registros sanitarios se les darán en cinco días.
 
¿Cómo se garantizará el piso parejo que mencionó Giuseppe Mancinelli, director de la UNOPS para América Latina, si la Cofepris indica que otorgará registros de cinco días para los extranjeros y de 180 días para los nacionales? Preguntan en AMELAF.
 
“La industria farmacéutica mexicana ve con suma preocupación este trato preferencial.
 
Es una decisión que vendrá a lastimarnos en nuestras operaciones y en la producción, que tendrá efectos y consecuencias en nuestras inversiones y pondrá en riesgo 100 mil empleos directos de mexicanos capacitados”.
 
Alfonso Romo, el inhibidor de “ocurrencias” (el copyright es de Gustavo de Hoyos), dejó el siguiente mensaje antidogmas al día siguiente de su renuncia como jefe de la Oficina de la Presidencia.
Lo hizo en el noticiero de Joaquín López-Dóriga, en Radio Fórmula:
 
“México está en una guerra. Por un lado tenemos la pandemia, la parálisis internacional. Los problemas que tenemos arrastrando de inseguridad y de violencia.
 
“Hoy más que nunca se necesita una actitud con cero barreras a la inversión. Ponerle barreras a la inversión es traicionar el combate a la pobreza…”.
 
¿Lo escucharán ahora que ya no está en Presidencia?
 
Nos cuentan que en la SCJN hay extrañeza por el voto de las ministras Norma Piña y Margarita Ríos Farjat, que ayudó a invalidar dos temas que favorecían a las mujeres.
El primero tiene que ver con la paridad de género en candidaturas locales en Tlaxcala y, el segundo, con sanciones administrativas en Coahuila a “tocamientos obscenos en lugares públicos que causan molestia”.
 
¿Dónde están las mujeres de la Corte defendiendo los derechos de las mujeres mexicanas? Se preguntan en el máximo tribunal.
 
Aseguran que el voto en contra de las dos ministras es por meros “formalismos”.
 
 
PASCAL BELTRÁN DEL RÍO / BITÁCORA DEL DIRECTOR (EXCÉLSIOR)
 
El poder no se autolimita
¿Qué sucede en una república cuando el equilibrio de Poderes cede su lugar a la autocracia?
 
Gracias a los escritos de Cornelio Tácito, senador e historiador, contamos con un testimonio de los tiempos en que el Estado romano mantuvo sus instituciones republicanas relativamente intactas, aunque era gobernado por un emperador mediante poderes de emergencia.
 
En sus Historias y Anales –sus obras más importantes–, Tácito describe el papel que jugó el Senado durante el siglo I, desde el mandato de Augusto hasta el de Domiciano. Ese lapso comprende los periodos que gobernaron, entre otros, Tiberio, Calígula y Nerón.
 
Antes de los tiempos de Tácito, Roma había sido una verdadera república, que duró desde el destronamiento del rey Lucio Tarquinio, en el año 509 a.C., hasta el ascenso de Octavio, luego llamado Augusto, el primer emperador, en el 27 a.C.
 
La República se integraba por el Senado, al que originalmente accedían sólo patricios, pero que se abrió también a los plebeyos a partir del año 312 a.C.; la Magistratura, la jefatura del Estado que sustituyó a la monarquía y que recaía en dos cónsules electos, y los Comicios o asambleas populares.
 
El Senado sobrevivió el fin de la República, pero pasó a ser una institución decorativa. Durante el periodo que describe Tácito, los senadores se reunían, daban discursos emotivos y debatían los asuntos del día. Sin embargo, apunta el historiador, sus resoluciones no tenían destino alguno sin el “aliento del emperador”. En la práctica, las relaciones entre éste y el Senado se caracterizaban por un cuidado teatral de las formas.
 
De acuerdo con el catedrático estadunidense Timothy Joseph, quien ha estudiado la obra de Tácito, a éste le interesó reflejar la contradicción de un sistema republicano de jure que era autocrático en los hechos. Con pocas excepciones, los senadores competían por agradar al prínceps, incluso cazando reales o ficticias conspiraciones en su contra.
 
Uno de los más abyectos fue Séneca, quien quiso ver en el advenimiento de Nerón una manera de rectificar los errores del pasado y proceder al saneamiento del cesarismo. Escribió la famosa carta al Senado que justificaba al emperador por el asesinato de su madre. Cayó en el cinismo al sostener que el sabio debía evitar el esfuerzo inútil de oponerse al poderoso. Y terminó su vida desprestigiado ante sus pares y despreciado por Nerón, quien lo condenó a muerte, castigo que sólo pudo evitar suicidándose.
 
Pocos mantuvieron la dignidad ante los excesos de los emperadores. Entre ellos, Trásea Peto, quien abandonó el recinto, en protesta, cuando se leía la carta de Séneca. O Curtio Montano, quien, al condenar la avaricia de sus compañeros y su complacencia hacia el emperador, les preguntó: “¿Creen ustedes que Nerón fue el último de sus amos? Quienes sobrevivieron a Tiberio y Calígula pensaban exactamente lo mismo”.
 
La mayoría era como Eprio Marcelo, quien, a decir de Tácito, era el campeón de los acomodaticios, logrando sobrevivir a varios emperadores. Para él, la mejor estrategia política era “admirar el pasado y aceptar el presente; rezar por que haya buenos emperadores y tolerar cualquier fortuna que toque”.
 
Leyendo a Tácito, uno concluye que el poder sin freno tiende a volverse despótico y lo único que le pone límites son los políticos que se atreven a cuestionar sus excesos y arbitrariedades.
 
Quienes se mantienen sumisos o conciliadores creen que así prolongan su influencia y privilegios, pero éstos dependen enteramente del favor caprichoso del emperador. El propio Eprio Marcelo se pensaba a salvo, envuelto en su airada oratoria, pero un día lo alcanzó una acusación como tantas que él mismo había originado. Condenado como partícipe en una conjura contra Vespasiano, terminó su vida cortándose la garganta con una navaja.
 
BUSCAPIÉS
*De acuerdo con el Inegi, más de un millón de pequeñas y medianas empresas, que daban trabajo a 2.97 millones de personas, no lograron sobrevivir la crisis económica desatada por el covid-19. O no tuvieron acceso a alguno de los 1.23 millones de créditos que el gobierno federal otorgó como apoyo financiero a microempresas familiares o sí lo tuvieron, y como previeron algunos especialistas, pero los 25 mil pesos que les dieron no fueron suficientes para evitar la quiebra. Sólo 5.9% dice haber recibido ayuda. Peor aún, dos de cada tres empresas no pasarán de un año.
 
 
JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ / RAZONES (EXCÉLSIOR)
 
El largo adiós de Poncho Romo
Nadie se sorprendió demasiado con la salida de Alfonso Romo de la Oficina de la Presidencia. Hace meses que la labor y la opinión de Romo, que fue decisiva para que hubiera una elección y una transición de gobierno tersa con la iniciativa privada en 2018, no era tomada en cuenta en Palacio Nacional.
 
El empresario era escuchado, opinaba, operaba, pero las políticas públicas iban en otro sentido. Un ejemplo: desde hace exactamente un año, Romo tenía diseñado un plan de inversiones privadas de miles de millones de dólares en el sector energético, incluyendo las energías renovables. La presentación de ese programa se canceló una y otra vez y en cada ocasión que se postergaba, la causa era que se avanzaba en una contra reforma energética que no sólo alejaba a inversionistas y recursos, sino que también aumentaba la confrontación con empresas nacionales e internacionales. Desde que se frustró ese gran proyecto de inversiones, la distancia de Romo con el Presidente y con sus interlocutores, los empresarios, se acrecentó.
 
Unos días antes de la elección presidencial del 2018, tuve una larga entrevista con Alfonso Romo, hablando del futuro gobierno de López Obrador. «Ahora que fuimos a Nueva York, me decía Romo en esa entrevista del 12 de junio del 2018, aparte de las reuniones que tuvimos con los fondos y los bancos, nos sentamos con 20 de las multinacionales más grandes. Y quiero destacar los temas de la plática. En la mañana, era no mover las variables económicas porque todo el mundo está preocupado por el bono de los fondos; la segunda, eran las reformas, sobre todo la energética, darles tranquilidad de que no va a haber un cambio drástico.
 
JFM: O sea que no va a marcha atrás en la Reforma Energética…
 
AR: No va a haber marcha atrás, ahorita le entramos si quieres. Pero el otro tema, lo más importante con los presidentes de consejo de compañías muy grandes, el tema, el 85 por ciento del tiempo de la reunión, fue la seguridad. A todos les cobran piso en los transportes; en los campos experimentales de compañías que tienen centros de investigación; las compañías petroleras que han ganado licitaciones tienen un problema muy serio con su gente, sobre todo en el mar. Entonces hay un problema muy serio que tenemos que atacar…
 
Va a haber orden. Eso de la rectoría del Estado que Andrés Manuel usa como término, es un Estado fuerte que dé seguridad física y jurídica-, que haya Estado de derecho, que no haya impunidad y que haya seguridad. Jurídica y física. Si un Estado no nos da estas dos, ¿para qué estamos? JFM: Hablabas de la Reforma Energética. Dices «no va a haber marcha atrás». Hay quienes dicen, dentro de Morena, que sí hay que abolir la Reforma Energética o la Reforma Educativa.
 
¿Qué es lo que se va a hacer con las reformas en realidad, cuál es la propuesta? AR: ¿Qué estamos diciendo de la Reforma Energética en concreto?: primero, vamos a respetar todos los acuerdos y el Estado de derecho. Vamos a ver cómo están las licitaciones, por decir algo, porque la reforma es más compleja. A ver, las licitaciones, ¿cómo están? Hasta hoy, lo que hemos analizado y lo que hemos visto, es que están muy bien hechas y quiero aplaudir a la autoridad. Porque nunca me he encontrado con tantas compañías extranjeras aplaudiendo la transparencia con que fueron realizadas las licitaciones de las grandes compañías. En resumen, lo que esté bien lo vamos a dejar, lo que hay que a|ustar lo vamos a ajustar, lo que tenemos que quitar, porque no es bueno para el país, le vamos a proponer al Legislativo que lo cambie. Pero los primeros tres años nos estamos comprometiendo a no mover nada, a dar mucha confianza.
 
JFM: ¿Lo mismo se aplica, por ejemplo, a temas delicados como el aeropuerto (de Texcoco)? AR: Fíjate, el tema del aeropuerto, cuando me dicen que Andrés Manuel no escucha y últimamente ha dicho «estoy dispuesto a concesionar».
 
Cuando era cancelación, a mí esa palabra nunca me gustó…
 
JFM: …de cancelar a concesionar…
 
AR: Hay un mundo…».
 
Hasta ahí parte de esa larga entrevista, a unos días del triunfo de López Obrador, en junio de 2018. ¿En realidad hay que preguntarse por qué renuncióAlfonso Romo? Simplemente hay que leer cuáles eran los compromisos y las propuestas de hace dos años y compararlos con lo que en estos temas se ha hecho como gobierno. «En los primeros tres años nos estamos comprometiendo a no mover nada, a dar mucha confianza». Casi todo se ha modificado. Los contratos y licitaciones que no se iban a cancelar, se cancelaron. No iba a haber una contrarreforma energética ni educativa, y las dos ya se han escenificado. No se iba a cancelar el aeropuerto de Texcoco, sino a concesionar («dicen que Andrés Manuel no escucha»), y semanas después de esta declaración se canceló.
 
La principal prioridad era dar seguridad jurídica y física a las empresas y ciudadanía («si no, ¿para qué estamos?») y esa demanda sigue más viva que nunca. Por eso se fue Romo.
Fin de la historia.
 
 
JAVIER SOLÓRZANO ZINSER / QUEBRADERO (LA RAZÓN)
 
El volátil 71%
Si algo es necesario precisar es que las críticas a López Obrador y su Gobierno no tienen vigencia si se entienden como una manera de buscar el regreso al pasado, por principio se deben desechar.
 
Hay que enfatizar que el voto por el tabasqueño conjuntó el hartazgo de una parte del ominoso pasado, pero en el fondo tenía y tiene la propuesta de cambio.
 
No hay duda de que el Presidente ha tocado muchos intereses. Habrá quien quiera regresar y esté intentando “recuperar” las condiciones bajo las que se vivía, pero no tiene sentido hacerlo y ya no cabe en el país.
 
El gran reto está en delimitar los terrenos en los que la crítica se mueve. Por un lado, no se soslaya que detrás de ella existe un caudal de intereses por los que pasan privilegios perdidos, que se manifiestan a través de los medios o las redes.
 
Por otro lado, está la crítica que se sustenta en la investigación, en el análisis y la difusión de las formas en que se ve el país. Tiene que ver con un ejercicio necesario en sociedad y al cual el Presidente ha mostrado signos de desdeñar, estereotipar e incluso encasillar.
 
No queda claro por qué es poco receptivo a la crítica que él seguramente sabe identificar. Es un acucioso lector de medios de comunicación desde siempre, sabe en la mayoría de los casos lo que hay detrás de lo que se dice y ha hecho de esta práctica un ejercicio cotidiano desde sus tiempos de estudiante en la UNAM.
 
En recientes lances, en los cuales el Presidente no ha dejado de ser, como a lo largo de estos dos años, el eje y la agenda, de nuevo aparecieron signos de intolerancia por más que anteponga a sus opiniones el concepto de la libertad. El muy famoso “tengo otros datos” se ha vuelto cada vez más limitado porque a menudo no se dan a conocer esos “otros datos”.
 
Ayer de plano pasó por alto la cifra del Inegi en la que se reporta que por la pandemia se perdieron entre mayo de 2019 a septiembre del 2020 un millón de negocios apareciendo de nuevo el “tengo otros datos”. El Presidente deja la impresión de que ante lo que puede resultarle adverso a su Gobierno aparece la negación o la ausencia de autocrítica.
 
Uno de los problemas que pueden provocar estas consideraciones es que vaya entrando paulatinamente en los terrenos del aislamiento, presentándose la eventual posibilidad de que se acabe de dar cuenta de todo cuando ya esté metido en ello.
 
El tiempo parece correr de manera vertiginosa cuando se gobierna. En cualquier momento el Presidente va a entrar en los terrenos en los que vivieron o padecieron otros mandatarios, seguramente sus muy cercanos podrían terminar por ser sus muy lejanos.
 
La crítica debe ser una especie de referente y contraparte. Como buen lector de medios, y ahora de redes, López Obrador debe saber por dónde vienen las críticas, de parte de quién vienen, y lo que puede haber detrás de ello.
 
La crítica podría terminar siendo paradójicamente un salvavidas. Al paso del tiempo el Presidente va a requerir de voces que le ayuden a la gobernabilidad y va a requerir también de consensos para fortalecer sus objetivos.
 
Por más que tenga 71% de aceptación, según las encuestas de Gobernación, no se puede perder de vista que con todo y la distancia que le toma a académicos, ciertos científicos, periodistas y aquellos que ejercen la crítica a su Gobierno al final podría acabar por necesitarlos.
 
En diversos momentos para el Presidente los acuerdos y las sumas le han sido fundamentales, son instrumentos para la gobernabilidad, utilizarlos suman más que restan.
 
Vienen tiempos de definición para la gobernabilidad del país. El 71% ayuda y mucho, pero quien gobierna debe saber que puede ese 71% estar acompañado de una gran volatilidad.
 
RESQUICIOS
Nunca nos quedó claro cómo Alfonso Romo llegó a tener tanta identidad y cercanía con López Obrador. El pasado de uno y otro eran contrapuestos. El regiomontano estuvo metido en una infinidad de cuitas, pero lo que son las cosas, lo van a terminar extrañando.
 
 
SERGIO SARMIENTO / JAQUE MATE (REFORMA)
 
Romo, ¿fuera?
Para Alfonso Romo debe haber sido frustrante trabajar en el gobierno. Su capacidad de organización le dio un papel crucial en la elaboración del Proyecto de Nación de Andrés Manuel López Obrador y en la campaña presidencial de 2018. Él daba orden a un equipo que caía con frecuencia en lo caótico. La decisión de nombrarlo jefe de la Oficina de la Presidencia fue un reconocimiento lógico a las virtudes que mostró en la campaña.
 
La designación, sin embargo, no pasó de ser una mera formalidad. No hay indicios de que Romo haya sido un verdadero jefe de oficina presidencial. El Presidente no parece ser una persona que deje a alguien más manejar su oficina. Lo que hizo fue darle a Romo el encargo, muy distinto, de establecer una relación con los empresarios. Dentro de esta tarea, en enero de este 2020 lo nombró jefe de lo que llamó el Gabinete para el Fomento, Inversiones y el Crecimiento Económico. No hay razones para pensar que AMLO pensaba entonces que la tarea de Romo concluiría al cumplirse los dos años de gobierno, como afirmó este miércoles al dar a conocer su salida del gobierno.
 
Al parecer el papel de Romo se mantendrá aun después de su retiro formal de la administración pública. No solo el Presidente ha insistido en que seguirá siendo el «enlace principal» del gobierno con el sector privado, sino que Romo ha estado hablando con varios líderes del sector privado para asegurarles que seguirá siendo el interlocutor con el Presidente.
 
No es esta la primera vez que López Obrador vuelve innecesaria alguna tarea de un funcionario. El titular de la Coordinación de Comunicación Social de la Presidencia era tradicionalmente el portavoz del gobierno; pero el propio coordinador, Jesús Ramírez Cuevas, ha señalado en distintas ocasiones que el único vocero del Presidente es el propio López Obrador. Con un mandatario que es también su propio chief of staff, se entiende por qué está decidiendo abolir la jefatura de la Oficina de la Presidencia, ahora
 
La salida de Romo del gobierno, sin embargo, es una derrota del ala moderada de la Cuarta Transformación. En muchas ocasiones Romo, quien ha sido siempre un firme creyente en la economía de mercado, ha buscado impulsar políticas que favorezcan la inversión privada y la generación de empleos, pero no siempre ha tenido éxito. En el interregnum de 2018 les dijo a los empresarios que el Presidente no terminaría por cancelar el aeropuerto de Texcoco, pero se equivocó. Posteriormente, y en distintas ocasiones, acercó al mandatario grupos de empresarios. Ante las posiciones prohibicionistas y poco científicas de la Semarnat, Romo defendió el uso del glifosato en cultivos. En la convención del IMEF del pasado 19 de noviembre declaró: «No podemos manejar un país que está decreciendo a 9 por ciento como si estuviera creciendo a 9 por ciento».
 
Romo seguirá siendo necesario para el país y para la Cuarta Transformación. El Presidente le tiene confianza y ha reconocido que fue el primer gran empresario que le dio apoyo. En un gobierno dogmático en que los funcionarios no son interlocutores eficaces con los empresarios, o que incluso se niegan a reunirse con ellos por un supuesto rechazo a la corrupción, Romo puede tener un papel estratégico, incluso más que cuando estaba en la administración pública.
 
Solo nos queda esperar que haga bien esta función Y que el Presidente le preste mas atención que en los tiempos en que fue su subalterno.
 
** NO ES DINAMARCA
No, no estamos ya como Dinamarca.
De nada sirve que el gobierno haya decretado la gratuidad de medicamentos y servicios de salud. «Antes les dábamos a los pacientes lo que necesitaban, ahora les damos lo que hay», señala el infectólogo Francisco Moreno. Y añade: «Se rompió la cadena de distribución de medicamentos».