PRINCIPALES COLUMNAS NACIONALES MIÉRCOLES 21 DE ABRIL DE 2021

240
0

PRINCIPALES COLUMNAS NACIONALES MIÉRCOLES 21 DE ABRIL DE 2021
 
 
BAJO RESERVA (EL UNIVERSAL)
 
** AMLO hace jirones el pacto
Luego de que el lunes pasado el Instituto Nacional Electoral ordenó a la Presidencia de la República bajar de las redes sociales la conferencia de prensa mañanera del viernes 16 de abril, por considerar que en ese espacio se difundió propaganda gubernamental, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que acataría la medida, pero amenazó al Instituto al decir que si le vuelven a bajar una mañanera, eso será un “golpe de Estado técnico”. AMLO argumentó que su derecho a la libertad de expresión y manifestación está por encima de cualquier ley. “Es mi derecho de manifestación, es mi libertad, y eso está por encima de cualquier otra disposición o de cualquier reglamento. Imagínense, sería un golpe de Estado técnico”. “Ojalá y no saquen esos afanes autoritarios, dictatoriales y mejor vamos al debate, son muchos no hay equidad. ¿Cuántos periódicos o articulistas, toman en cuenta nuestros argumentos? Muy poquitos, la inmensa mayoría son en contra”. ¿Será que el presidente López Obrador recuerde que él fue quien convocó hace casi un mes a un Acuerdo Nacional por la Democracia y prometió que respetaría la veda electoral durante las campañas? Nos hacen ver que el mandatario ha hecho jirones el mentado acuerdo.
 
** Una senadora de Morena que dice la verdad
Eso de que en Morena no se roba, no se traiciona y no se miente, fue cumplido al pie de la letra por la senadora morenista María Merced González, quien, al menos en el rubro de no mentir, saca 10 de calificación. Ayer doña María echó de cabeza a su jefe, el líder de la bancada morenista, Ricardo Monreal Ávila, al revelar un mensaje que les comunicó: que el mandatario, Andrés Manuel López Obrador, tiene un gran interés en los procesos electorales de Jalisco y Nuevo León donde el partido Movimiento Ciudadano (MC) está ganando ventaja. Horas después de darse cuenta de que la verdad no peca, pero incomoda, la legisladora le ofreció a Monreal una disculpa por haberlo echado de cabeza. Se supone que ni el Presidente de la República, ni el senador Monreal, deben meterse en las campañas, por lo que lo dicho por la morenista sí puede resultar incómodo. Más tarde, doña María quiso recomponer diciendo que no fue el presidente AMLO quien está preocupado por la elección en Nuevo León y Jalisco, sino que se trata del presidente del partido, Mario Delgado. Que nadie vaya a pensar que el gobierno federal y el Legislativo están operando el proceso electoral.
 
** Adhesiones fake en Chihuahua
Las actuales campañas no solo se han caracterizado por el uso de noticias fake (falsas), sino ahora también llegó la moda de las adhesiones falsas. Le explicamos de que se trata: En la contienda por la gubernatura de Chihuahua la candidata del PAN, María Eugenia Campos, anunció con bombo y platillo que militantes de Morena y exalcaldes del Partido Revolucionario Institucional se habían unido a su campaña. Sin embargo, nos hacen ver, se trató de una mentira. La dirigencia de Morena informó oficialmente que ignora quiénes son los líderes que supuestamente se unieron a la campaña de la panista, vinculada a proceso el pasado 1 de abril por el delito de cohecho pasivo, al presuntamente haber recibido más de 10 millones de pesos del exgobernador César Duarte a través de la “nómina secreta”. Por su parte, por medio de un manifiesto, exalcaldes del tricolor rechazaron haberse adherido a otra opción política y señalaron que sus nombres fueron usados sin su consentimiento, además indicaron que se reservaban su derecho a llevar a cabo cualquier acción legal al respecto. Así, además de la falsificación de publicaciones y supuestas entrevistas, ahora también se fabrican simpatizantes.
 
 
TEMPLO MAYOR (REFORMA)
 
** El Presidente Andrés Manuel López Obrador siempre ha sido muy claro en que «todo por la razón y el derecho». Lo que nunca nos advirtió fue que él siempre tendría la razón y, cuando no la tuviera, modificaría a su gusto el derecho.
Para el mandatario, la ley, más que una norma, es un pretexto. En el tema eléctrico, por ejemplo, emitió un acuerdo que violaba la ley; sacó entonces una ley que violaba la Constitución; y obviamente ahora quiere modificar la Constitución. Y lo mismo ha pasado con la militarización del país, con la desaparición de fideicomisos, con las amenazas al INE… difícilmente hay un tema en su gobierno .que no termine en tribunales.
Al menos hay que reconocerle que ha logrado acercar a los ciudadanos a la justicia, pues ahora hay que tramitar un amparo para vacunarse, otro para no ser tratado como delincuente por usar el celular, uno más para poder tener una empresa de energía limpia… y lo que se acumule en esta semana.
 
** Por cierto, de último minuto, la priista Dulce María Sauri logró evitar el agandalle de Morena para aprobar en fast track -y en lo oscurito- la inconstitucional Ley Zaldívar.
Al pasar a comisiones, se abre un pequeño espacio para que recapaciten. Los morenistas y sus satélites la tienen ganada numéricamente, pero no éticamente, pues estarían golpeando uno de los fundamentos de la democracia, al aniquilar la independencia del Poder Judicial. La República vive horas de incertidumbre.
 
** Ahora que tanto se habla del IFT, hubo quienes se acordaron de algo que la 4T parece haber olvidado: ya pasó más de un año y el comisionado Adolfo Cuevas sigue ocupando de manera interina la presidencia del instituto. Un interinato ¡de 417 días y contando!
Dado el gusto que tiene este gobierno por quitarles la autonomía a los autónomos, resulta extraña esta omisión. A menos, claro, que la amistad de Cuevas con Ricardo Monreal les garantice a los morenistas un incondicional más al frente de un organismo regulador. Por lo pronto el funcionario no ha mostrado sintonía con la idea del padrón de celulares con registros biométricos. A ver hasta dónde aguanta… o lo aguantan.
 
** A la cumbre sobre cambio climático convocada mañana por Joe Biden, el gobierno mexicano llevará como propuesta ¡refinar más petróleo! Y no sólo eso: mientras otros países se apuran a dejar atrás los combustibles fósiles, la idea que tiene México de dejarles un mundo mejor a los jóvenes es la de heredarles un buen guardadito de crudo. Aquello va a ser como llevar una torta de milanesa a una fiesta de veganos.
 
 
TRASCENDIÓ (MILENIO)
 
** Que salvo que Félix Salgado Macedonio mintiera a la autoridad electoral en su amplio documento de impugnación, el Presidente deberá redirigir sus dardos porque fue Morena, que encabeza Mario Delgado, el que omitió presentar en tiempo y forma el reporte de gastos de precampaña al INE, que el guerrerense sí entregó desde enero. Es decir, sí hubo fondos para proselitismo, hubo reporte y falló el partido.
 
** Que a la voz lopezportillista de «ya nos chingaron nuestro dinero, pero no nos volverán a chingar», el aspirante del Partido Verde a la alcaldía de Reynosa, Carlos Augusto González, prometió que de ganar las elecciones de junio llevará a la banda Metallica para que ofrezca un concierto a ese municipio, golpeado por narco y polleros, que ahora sabemos más bien está urgido de buen rock. De lo que uno se entera en las campañas.
 
** Que además de las eventuales diferencias de opinión sobre el manejo de la pandemia entre las secretarías de Salud y de Relaciones Exteriores, hay una realidad: en materia de transparencia, de acuerdo con el INAI, la Ssa pretende invocar el secreto por razones de seguridad nacional para no hacer públicos los acuerdos internacionales en pos de acceso a las vacunas, mientras que la SRE opta por la apertura.
 
** Que después de que se difundió el video en el que la senadora morenista María Merced González balconeó que «al Presidente le interesan los estados de Jalisco y Nuevo León», el candidato de Movimiento Ciudadano a gobernar la segunda, Samuel García, afirmó que Morena tiene miedo al partido naranja, al que la propia legisladora indiscreta más tarde vinculó con grupos que usan recursos públicos para perpetrar fraudes.
 
 
FRENTES POLÍTICOS (EXCÉLSIOR)
 
1.  El apóstol azul. Ricardo Anaya, aspirante presidencial del PAN, comparó la desaparición del INE con la final de un partido de futbol, sin árbitro. “¿Te imaginas cómo sería una final de futbol sin árbitro? Ahora imagínate que el dueño de uno de los equipos te dijera que, como el árbitro a veces comente errores, mejor él va a ser el árbitro, el dueño de uno de los equipos”, indicó en un video en redes sociales. Alertó que, con toda seguridad, cuando haya una decisión apretada, ese dueño favorecerá a su equipo siendo el árbitro electoral. “Y tú has de estar pensando que eso no va a pasar. Pues acuérdate que así era antes”, dijo, en alusión a sexenios anteriores. Con un tonito como de novel apóstol de la democracia, regresa en su hábitat: las descalificaciones sin ton ni son. ¿Y sabe qué es el futbol o es solo mercadotecnia a su estilo, nivel caguama?
 
2.   Cuestión de enfoques. Luego de que el INE ordenó bajar de redes una mañanera por violar la veda electoral, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, consideró que sería un “golpe de Estado técnico” bajar otra conferencia. El INE insiste en que se retiren de canales oficiales de difusión los videos de las ruedas de prensa matutinas cada que aborde los logros de su gobierno. El titular del Ejecutivo estableció que ejerce su libertad de expresión y no va a dejar de hablar de las actividades de su administración. “No podrían hacerlo porque es mi derecho de manifestación, es mi libertad, y eso está por encima de cualquier otra disposición o reglamento”, afirmó López Obrador. El estira y afloje en este tema persistirá hasta horas antes de la elección. Y no sólo desde Presidencia, en todo el panorama político-electoral.
 
3.   Son rumores, son rumores. El presidente Andrés Manuel López Obrador reitera, ante las suposiciones de los últimos días, que su idea es terminar el sexenio e irse a su finca en Chiapas. Negó que la ampliación de dos años en el periodo de la presidencia de Arturo Zaldívar sea un ensayo para buscar una ampliación de su mandato. “Ya escuché eso de que, si se amplía el periodo de dos años del presidente de la Corte, es porque yo quiero reelegirme, que ya es un ensayo general o un prólogo, una introducción a mi propósito de reelección. No, yo no soy como ellos, como los que sí han acariciado siempre ese propósito de reelegirse. No. Yo termino mi mandato (…) y me jubilo, me retiro por completo de la actividad pública, política”, explicó. A la gente le encanta hacerse telarañas mentales. Tienen su palabra. ¿No les basta?
 
4.   Sin miedo. La iniciativa de establecer un padrón de propietarios de líneas telefónicas de celulares de prepago busca modificar un esquema irresponsable de ventas e inhibir la actividad criminal que usa estos aparatos, es lo que se pretende con las reformas a la Ley Federal de Telecomunicaciones. Como todo proyecto masivo, no ha sido bien recibido por la desconfianza social. Ya en el pasado, el Renave rompió la certeza de que este tipo de registros funcionen. Así, este gobierno lucha cuesta arriba. El subsecretario de Seguridad Pública del gobierno de México, Ricardo Mejía Berdeja, aseguró que “aquí el fondo es que esto modifica un sistema de ventas sin responsabilidad, que se ha llevado hasta ahora, y que ha sido utilizado por gran parte de la delincuencia para sus actividades criminales”. Deseamos que el país mejore, pero nadie pone de su parte. Sin temor. Hacer patria sin temor.
 
5.   Pausa financiera. Después de que el empresario Alonso Ancira saliera de prisión, la Unidad de Inteligencia Financiera informó que sus cuentas continuarán bloqueadas, por ser un procedimiento administrativo ajeno a la causa penal de Agro Nitrogenados. La UIF, a cargo de Santiago Nieto, aseguró que el monto de las cuentas bloqueadas no es suficiente para pagar el acuerdo reparatorio, equivalente a 216.6 millones de dólares. “Esta unidad se pronunció en el sentido de que es un procedimiento administrativo ajeno a la causa penal y se continuará el proceso que está en trámite en juzgados federales y se tienen que agotar todas las instancias”. Están bloqueadas desde mayo de 2019, cuando su aprehensión en España por desfalco a Pemex. Donde más le duele, en el bolsillo. Ésas son las consecuencias de sus actos, nada más.
 
 
PEPE GRILLO (LA CRÓNICA)
 
** El Toro embiste a Mario
Félix Salgado cambió de estrategia. El Toro sin Cerca reconoció que sí hizo precampaña, que sí generó gastos, que sí le entregaron facturas.
Pero fue más lejos: aseguró que el error de no entregar el expediente al área de fiscalización del INE fue de la dirigencia de su partido, Morena, a cargo de Mario Delgado.
En este espacio se dijo en tiempo y forma que el desorden al interior de Morena y el desinterés de Delgado en las cuestiones administrativas fueron la causa original de las sanciones a Salgado en Guerrero y a Morón en Michoacán.
Ahora el propio afectado acusó a Delgado de haber incurrido en la falta que lo tiene, por ahora, fuera de la competencia.
Ante la confesión de parte, los magistrados del TEPJF ya no podrán argumentar que no hubo precampaña. Tendrán pensar en algo más para sacar al Toro de la barranca en la que lo tiró su propio partido.
 
** Ensayo general
La ampliación del periodo del ministro Arturo Zaldívar al frente de la SCJN, que al parecer se resolverá hoy mismo, rebasó los límites estrechos de la lucha partidista para convertirse en un tema de interés nacional.
No es verdad que sin Zaldívar al frente de la Suprema la 4T no avanzaría jurídicamente, pues hay ahí otros ministros y ministras afines al presidente.
El país se encuentra, se dice, ante un ensayo de lo podría ocurrir frente a otros cargos, como la Presidencia de la República, en otro tiempo, digamos en el 2024.
El Consejo Coordinar Empresarial expuso su preocupación de que violar la Constitución abra la puerta a que se haga lo mismo en otros poderes de la Unión, usando de hecho los mismos argumentos; o sea que sin López Obrador en Palacio Nacional más años, la 4T se truncaría.
Es una decisión de alcances históricos con potencial de descarrilar el proceso democrático en el país.
 
** Mensaje para Lorena
Después del debate entre candidatos y el resultado de varias encuestas recientes, algo se comenzó a resquebrajar en la fallida campaña de la “prianista” Anabel Ávalos en Tlaxcala.
Se dice allá que Fabricio Mena, hermano del gobernador Marco Antonio Mena, mandó señales a la campaña de la candidata de Morena, Lorena Cuellar.
El mensaje habría sido el siguiente: Yo no tengo ninguna responsabilidad en el endurecimiento del gobierno del estado en contra tuya y del presidente López Obrador.
Los responsables son Carlos Bailón, Carlos Villanueva y la estratega por la que desembolsó Anabel una cantidad enorme de recursos.
 
** Celaya, ciudad peligrosa
México está en el epicentro mundial de la violencia homicida. La frase, devastadora, es del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.
Este organismo reveló que Celaya, Guanajuato, se mantiene como la ciudad más peligrosa del mundo.
Es el cuarto año que aparece en ese liderato maligno como resultado de la batalla entre el CJNG y lo que queda del Cártel de Santa Rosa de Lima, sin que la autoridad federal meta la mano.
La estrategia gubernamental sintetizada en la frase de “abrazos, no balazos” falló y ha convertido a localidades como Tijuana, Ciudad Juárez, Irapuato, Obregón y Ensenada en espacios de impunidad para los criminales.
El problema real es que las bandas criminales actúan cada vez con mayor desparpajo, por lo que la cifra roja seguirá en aumento.
 
 
SACAPUNTAS (EL HERALDO DE MÉXICO)
 
** Nuevo ahorro
Nos adelantan que hay un acuerdo entre la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, que encabeza Rosa Icela Rodríguez, y empresarios que operan reclusorios. Se trata, nos comentan, de un ajuste a los contratos para obtener un ahorro de más de dos mil millones de pesos anuales. Si no ocurre otra cosa, los detalles del pacto se darán a conocer mañana.
 
** Generando confianza
Es un hecho que el presidente López Obrador predicó con el ejemplo, ayer, al vacunarse contra el COVID 19, en la conferencia mañanera. No sólo genera confianza en la población para ir a aplicarse su dosis, cumpliendo el calendario establecido, sino que también crea certidumbre sobre el fármaco de AztraZeneca, bajo polémica por supuestas reacciones secundarias.
 
** Sesión histórica
Hoy es día crucial para el sistema de justicia, pues la Cámara de Diputados debe resolver dos temas polémicos: la reforma al Poder Judicial, con su famoso artículo 13 transitorio, y la ley de la Fiscalía General de la República. Ambos asuntos están avalados por Ignacio Mier, líder de la bancada de Morena, la mayoritaria, pero serán debatidos por el pleno.
 
** No acaban sus líos
Menudo problema tiene Alonso Ancira: salió libre por comprometerse a pagar a Pemex 216 millones 664 mil 40 dólares, pero la UIF, de Santiago Nieto, mantendrá congeladas sus cuentas bancarias. Y es que el caso Agronitrogenados, materia del acuerdo que lo sacó de prisión, es ajeno al proceso por el que se bloquearon dichas cuentas. A ver de dónde saca el dinero.
 
** Sin reporte oficial
La Secretaría de Comunicaciones, encabezada por Jorge Arganis, atajó oportunamente las versiones de un supuesto incidente entre aviones, producto del nuevo rediseño del espacio aéreo en el centro del país. «No existe reporte oficial sobre un supuesto incidente en el espacio aéreo de la Ciudad de México en días recientes», informó la dependencia.
 
 
SALVADOR GARCÍA SOTO / SERPIENTES Y ESCALERAS (EL UNIVERSAL)
 
La sonrisa de Ancira
La imagen del empresario Alonso Ancira la noche del lunes, cuando salió caminando del Reclusorio Norte de la Ciudad de México, era claramente la de un hombre poderoso que, tras haber sido perseguido, detenido y humillado con la cárcel, salía de la prisión tratando de demostrar que había ganado. Vestido de traje escuro, sin corbata y con un puro en la mano, el compadre de Carlos Salinas de Gortari se subió a su camioneta Mercedes de 35 millones de pesos con una enorme sonrisa en la cara. La imagen que claramente quería proyectar el rey de Monclova era la de un potentado que sale de un restaurante de lujo en Polanco o en Las Lomas, después de una plácida comida con digestivos y coñac, más que la de un procesado que abandona el reclusorio para seguir su proceso bajo prisión domiciliaria.
 
Entre los encumbrados hombres del dinero—como también en los de la política— la imagen que proyectan lo es todo. Una ocasión escuché decir a un exitoso empresario del sexenio salinista, el mismo periodo en el que se encumbró Ancira cuando le entregaron, vía la privatización la mayor empresa acerera del país, Altos Hornos de México, que «nunca debes mostrar que estás derrotado, aun cuando lo estés. Porque si te ven acabado te van a pisotear». Y eso fue justamente el mensaje que quiso mandar ayer Alonso Ancira; que aun cuando salió a través de una negociación con la FGR y se comprometió a pagar 216 millones de dólares como resarcimiento del daño por la venta de la planta «chatarra» de Agronitrogenados, en realidad ya recuperó su libertad.
 
Porque hasta ahora, más allá de las 50 propiedades que dejó en garantía, Ancira no ha pagado un peso a Pemex y el plan de pagos que hizo a tres años y que aceptó finalmente la FGR a cambio de su libertad condicional, era una propuesta que estaba hecha desde el año pasado por parte de sus abogados. Y aunque está obligado apagar los216 mdd, so pena de volver a ser detenido, los abogados del empresario ya empiezan a manejar la idea de que «nadie puede ser detenido dos veces por el mismo delito».
 
Ancira en libertad se vuelve, sin duda, un enemigo peligroso para la 4T y el presidente López Obrador. Sus cercanías con Carlos Salinas de Gortari y con varios grupos políticos del PRI, de los que es promotor y financiero, no son sólo afectivas y políticas, sino también de negocios y complicidades. Un dato que ilustra que entre el exdueño de Altos Hornos de México y el expresidente de México hay algo más que un compadrazgo, es que cuando se privatizó la mayor acerera nacional, durante el sexenio salinista, la primera presidenta del Consejo de Administración de AHMSA fue nada menos que la señora Cecilia Occelli de Salinas.
 
La animadversión que siente Alonso Ancira por el presidente López Obrador y su proyecto político no es ningún secreto y el propio empresario se encargó de vociferar y expresar la aberración que siente por el lopezobradorismo en varias entrevistas que concedió cuando estuvo detenido en España y en un testimonio que rindió ante la Audiencia Nacional de aquel país, el 10 de marzo de 2020, en el que se refirió al actual presidente como «el Hitler mexicano», al señalar ante los magistrados españoles que lo escuchaban en la Sala Penal de Madrid, que «Andrés Manuel López es un mitómano del tamaño de Hitler».
 
No va a pasar mucho para que veamos cómo empiezan a operar los grandes y poderosos enemigos de la 4T. Después del 7 de junio, si como se ve venir, Morena y López Obrador pierden su mayoría absoluta en el Congreso, los adversarios a los que López Obrador no se cansa de invocar como «conservadores», «neoliberales» y «mafiosos», empezarán a hacerse sentir y se van a ir con todo en contra de un Presidente que, inevitablemente, llegará tarde o temprano, como todos sus antecesores antes que él y como también le ocurrirá a sus sucesores, al ocaso inevitable y a la soledad del poder que se empieza a sentir después del cuarto año de gobierno, al que ya se acerca Andrés Manuel… Los dados mandan Escalera Doble. Buen tiro.
 
 
CARLOS LORET DE MOLA / HISTORIAS DE REPORTERO (EL UNIVERSAL)
 
¿Por qué no sube la oposición?
La gente está hablando de cómo suben el huevo, la tortilla y el aguacate, no de la extensión de mandato del presidente de la Suprema Corte de Justicia. La gente está sufriendo por el desempleo, no por los ataques a la autonomía del INE. La gente está temerosa por la desatada inseguridad, no anda en la discusión de los contrapesos. La gente llora cientos de miles de muertos por un pésimo manejo de la pandemia, no por la invasión a la privacidad con la toma de datos biométricos.
 
López Obrador ha sido extraordinariamente eficaz en encadenar toda suerte de desatinos autoritarios que escandalizan, con razón, a la sociedad civil organizada, a la prensa crítica, a la mayoría de los intelectuales, al empresariado, a la oposición. Mientras todo este sector enciende las alertas por peligros futuros, amenazas que se ciernen, consecuencias de sus lances autocráticos, queda relegada la exhibición del fracaso de su gobierno: no hay resultados en seguridad, salud, economía, violencia contra las mujeres, corrupción.
 
Buena parte del éxito electoral de la oposición en 2018 tuvo que ver con que se alineó, como ocurre pocas veces, la conversación política: todo mundo hablaba de corrupción y todo mundo culpaba de ello al gobierno. Era la bandera central del candidato presidencial, era el tema más investigado en la prensa, era el foco de los estudios de las ONGs y era la queja más recurrente de los empresarios.
 
Para esta elección intermedia de 2021, los sectores inconformes con el Presidente tienen distintas conversaciones, y es natural porque sus lógicas son distintas y no trabajan en bloque: la prensa crítica, el empresariado y la sociedad civil organizada hasta cierto punto están haciendo de la elección un referéndum de la gestión de López Obrador, mientras la oposición partidista está tratando de evitar eso a toda costa. Las pistas son diferentes. Mientras desde las voces críticas nacionales se concentra el foco en los excesos y barbaridades del Presidente, los partidos de oposición intentan convencer a los votantes a partir de los asuntos de cada localidad. Mientras a nivel nacional la opinión publicada ha metido a López Obrador a la boleta electoral, los partidos están intentado sacarlo de esa boleta.
 
En cambio, el presidente, su partido, sus candidatos, sus empresarios y sus voces afines, tienen un solo discurso perfectamente alineado: no queremos regresar al pasado corrupto que representan los opositores. E insisten en enmarcar la labor de la prensa, la academia y los intelectuales como actividad conjunta con la oposición, cuando ni es así ni debería serlo. Pero el bloque, ese sí, alineado con el gobierno, recordando disciplinado el horroroso pasado, ha logrado que no se vea el horroroso presente.
 
Quizá ahí está la explicación de por qué, según las encuestas, el partido en el poder no ha perdido mucho terreno y la oposición no ha sido capaz de subir.
 
** Saciamorbos
 
En el Partido Verde aseguran que ya amarraron con el presidente AMLO que les regale la gubernatura de San Luis Potosí, donde postularon al impresentable de Ricardo Gallardo. Y que por eso ya empezó el proceso para quitarle la candidatura a uno que estaba jalando muchos votos para Morena: el ex panista vuelto morenista, Xavier Nava, quien compite por la alcaldía de la capital. El tribunal electoral del estado invalidó su candidatura porque ganó la presidencia municipal por el PAN y ahora busca reelegirse por Morena. El equipo de Nava ya trabaja para que el tribunal federal revierta el fallo. Ahí se verá si está amarrado el trueque.
 
 
RAYMUNDO RIVA PALACIO / ESTRICTAMENTE PERSONAL (EL FINANCIERO)
 
Relación rota
La relación entre los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden está rota, salvo para aquello que está en la agenda prioritaria del jefe de la Casa Blanca: migración y seguridad. La radicalización de López Obrador con Biden tuvo consecuencias y los deshidrataron de información. No tiene idea alguna el gobierno mexicano sobre los detalles de la anunciada visita de la vicepresidenta Kamala Harris a México, y cuando surgió el nombre de Ken Salazar como posible embajador de Estados Unidos en México, se enteraron por la prensa. No hay acuerdos, ni la relación entre los dos países ha mostrado avance alguno.
 
López Obrador le instruyó al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, que creara un grupo de trabajo para seguir las acciones del gobierno de Biden, y enterarse, cuando menos de fuentes abiertas como la prensa, de lo que está haciendo o pensando. La falta de información y contactos con Washington se acentúa porque el embajador Esteban Moctezuma está totalmente perdido, sin relación alguna con nadie en esa capital, en espera de que le programen la entrega de cartas credenciales. López Obrador quiere el monitoreo para aprovechar la coyuntura y poder montarse en los temas de Biden, para aparentar fluidez en la relación.
 
El Presidente auténticamente, de acuerdo con funcionarios, no entiende lo que está pasando, aunque es una continuidad del epílogo de la relación con la administración Trump, cuando como respuesta a la amenaza de expulsar a todos los agentes de la DEA como reacción a la detención del general Salvador Cienfuegos, el entonces embajador Christopher Landau cortó todos los enlaces. Ninguno de ellos se ha restablecido, y los únicos contactos que ha activado el nuevo gobierno de Biden han sido para plantear los temas de la agenda de la Casa Blanca: migración y cambio climático.
 
López Obrador no ha dado muestras de entender a cabalidad el momento por el que atraviesa la relación bilateral, y no podía haber escogido peor manera de montarse en los temas de Biden aprovechando la coyuntura de la Cumbre Climática programada para este jueves, que mezclar los fundamentos de ese encuentro, la agenda y los objetivos, con la migración. Biden convocó a 40 líderes para esta reunión virtual, pero López Obrador la ha manejado ante la opinión pública mexicana como si fuera una relación bilateral donde habrá un diálogo específico entre ellos.
 
 
En ese sentido, López Obrador anticipó que le plantearía un plan migratorio, combinado con su programa social Sembrando Vida, lo que no tiene ningún sentido lógico ni práctico. La Casa Blanca dio a conocer la semana pasada los seis puntos de la agenda de la Cumbre Climática donde la migración no existe. Peor aún, la propuesta de López Obrador pide visas de trabajadores agrícolas para centroamericanos a los tres años de estar sembrando árboles en sus países, y un plan para que se les dé residencia en Estados Unidos en tres años más.
 
Lo que busca, dijo López Obrador, es plantearle un ordenamiento a su política migratoria, lo cual, al ser un tema doméstico, es una intromisión en asuntos internos, que dice repetidamente el Presidente que no hace, y absolutamente innecesario al estar fuera del contexto de la Cumbre esta sugerencia. La agenda de la reunión global no habla de programas asistenciales, sino de inversiones del sector privado –que le dan urticaria a López Obrador–, transferencia de tecnología para reducir las emisiones y adaptarse al cambio climático –innovaciones contra las que está abiertamente el Presidente mexicano–, y el compromiso de mantener un límite máximo de calentamiento de 1.5 grados centígrados.
 
No se sabe a ciencia cierta qué es lo que entiende López Obrador por calentamiento global, porque lo único que conecta sus anuncios con la Cumbre Climática, aunque en modo antagónico con la meta del tope al calentamiento, es su ofrecimiento de no exportar más petróleo –citó la cifra de 3.4 millones de barriles diarios, que no se producen desde el primer lustro de este siglo– y de producir 2 millones de barriles diarios –de 1.7 que se producen ahora, en contraposición a la reducción acordada por el resto de los países petroleros–.
 
Su racional es inexplicable porque el cambio climático no tiene que ver con exportaciones, sino con la producción de combustóleos. Para efectos prácticos, ofreció incrementar la producción de energías sucias, sin apostar por energías limpias. López Obrador no entiende nada, ni va a entender.
 
Temas que debería saber, los desconoce, como cuestionar por qué la migración no fue incluida en la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte –donde sólo se habla de productos–, o lamenta lo que no pensó en su momento, como haber callado o soslayado el tema cuando le consultaron sobre la negociación en el T-MEC.
 
Plantear su programa social y la inmigración por ignorancia, ingenuidad o necedad en una Cumbre Climática global que no está diseñada para ello, va a lograr que se rían de él en el mundo, donde si en efecto lo plantea –como seguramente lo hará–, mostrará lo desconectado que está de los desafíos colectivos y que frente a temas específicos con propuestas puntuales, responde, como lo ha dejado ver hasta ahora, con iniciativas voluntaristas e inconexas con los puntos de la agenda propuesta por Biden.
 
En el mundo no conocen seguramente la mecánica de la mente de López Obrador, y cada líder lo valorará en función de su actuar y articular, lo cual difícilmente le importará al Presidente, salvo en el caso de Biden, con quien decidió una estrategia de radicalización creciente y que ahora, por las nuevas acciones emprendidas para entender qué está sucediendo en la relación bilateral, parece querer modificar. No logrará mucho sugiriéndole qué hacer con la política migratoria y sin hacer nada por el medio ambiente, pero lo que revelan sus acciones es que ya se dio cuenta que algo no anda nada bien con Biden, y como en el paradigma de la rana, está preocupado.
 
 
FRANCISCO GARFIAS / ARSENAL (EXCÉLSIOR)
 
El ministro que no quieren en Palacio
En el seno de la SCJN, una mayoría de ministros se agrupa para nombrar a Alberto Pérez Dayán como sucesor de Arturo Zaldívar en 2022.
 
Pero en un país que en su Constitución consagra la división de poderes, el mayor obstáculo para que los ministros ejerzan su facultad de nombrar al presidente de la Suprema Corte viene, paradójicamente, de los poderes Ejecutivo y Legislativo.
 
Saben que no lo podrían controlar y que no se prestaría a las maniobras de Palacio. Lo tenemos de fuente impecable.
 
El Presidente y los legisladores de la mayoría ven el cambio de Zaldívar como un peligro para la continuidad las reformas al Poder Judicial de la 4T.
 
El Senado ya aprobó que Arturo Zaldívar se quede hasta el 2024. La Cámara de Diputados se prepara para completar hoy mismo el ciclo legislativo de esta reforma violatoria del artículo 97 de la Carta Magna: el periodo es de cuatro años. No más. Las presiones de Palacio para concretar la ampliación del mandato son fuertes.
 
A la minuta que envió el Senado a San Lázaro se le dispensaron los trámites. Va a comisiones y al pleno el día de hoy. Traen prisa.
 

  • La oposición le apuesta a la fractura del voto de Morena. Destacados legisladores de esa bancada han hecho público su desacuerdo con la permanencia de Zaldívar: Porfirio Muñoz Ledo, Pablo Gómez, Lorena Villavicencio.
     
    Muñoz Ledo, cabeza de la resistencia interna, advierte que la “patética minuta” del Senado es inconstitucional, anularía la división de poderes y podría conducir a la disolución del régimen republicano del gobierno.
     
    También hubo senadores de Morena que prefirieron ir al baño antes que votar ese ultraje a la Constitución. Uno de ellos es el expanista Germán Martínez. Votó en contra del bonillazo; la ampliación de la presidencia de Muñoz Ledo en San Lázaro y ahora con Zaldívar. Fue coherente.
     
    Al señalar que el Consejo de la Judicatura, que también preside Zaldívar, administra entre 50 y 60 mil millones de pesos, y la Corte otros 5 mil millones, Germán advirtió: “Esta reforma colapsa la República, promueve el presidencialismo judicial y favorece la corrupción”.
     
  • En la SJCN ya esperan la acción de inconstitucionalidad a la ampliación del mandato anunciada por la oposición.
     
    Las proyecciones son inciertas en caso de que el asunto llegue al pleno del máximo tribunal.
     
    Nos dicen que hay tres votos a favor de la reforma aprobada por el Senado: el propio Zaldívar, González Alcántara y Yasmín Esquivel. Se requiere uno más para bloquear la acción de inconstitucionalidad.
     
    El voto de la ministra Margarita Ríos Farjat, quien llegó al cargo en tiempos de la 4T, podría hacer la diferencia a favor de Zaldívar. Nos aseguran, sin embargo, que ella forma parte del grupo que defiende la Constitución.
     
    Va un dato adicional de la fuente que habló —a condición de no ser citada—: todos los coordinadores parlamentarios en el Senado, a excepción del emecista Dante Delgado, fueron notificados de la ampliación antes de la votación.
     
    No son pocos los que sospechan que la controvertida reforma es un globo de ensayo para después proponer la ampliación del mandato de AMLO.
     
    “Están preparando el camino para prolongar el mandato del Presidente de la República. Es un ensayo”, dijo el senador del PAN, Damián Zepeda.
     
  • El Presidente quiere meter mano en las elecciones de Jalisco y de Nuevo León. Lo dijo la morenista María Merced González, sin darse cuenta de que estaba en la sesión virtual del Senado y no con su bancada.
     
    Dijo, textual: “El senador Monreal nos dijo a la senadora Antonia Cárdenas y a una servidora que les hiciéramos este comunicado: que al presidente le interesan mucho los estados de Jalisco y Nuevo León…”.
     
    Su correligionaria Mónica Fernández la paró en seco: “María Merced, creo que estás en el chat de todo el Senado. Están senadores de todos los grupos parlamentarios, y tu mensaje está dirigido solamente al grupo de Morena. Este mensaje podrías transmitirlo en otro espacio”.
     
    Buscamos a Ricardo Monreal para preguntarle del tema. Visiblemente incómodo, nos dijo:
     
    “Es una volada. Ella se refiere al presidente del partido, no al Presidente de la República”. Dijo que le llamó Mario Delgado para decirle que en Jalisco usan recursos públicos y ya eliminaron 25 plantillas para presidentes municipales.
     
    María Merced se ajustó a esta última versión y escribió en Twitter idéntica versión: se refería a Mario Delgado, presidente de Morena.
     
    ¿Usted le cree? Yo no.
     
     
    PASCAL BELTRÁN DEL RÍO / BITÁCORA DEL DIRECTOR (EXCÉLSIOR)
     
    En campaña
    El nombre de Andrés Manuel López Obrador no estará en las boletas electorales el 6 de junio, pero es como si sí fuera a estarlo.
     
    El Presidente anda en campaña y nada ni nadie lo detiene. No importa que la Constitución establezca que debe “suspenderse la difusión de toda propaganda gubernamental” durante la etapa de proselitismo del proceso electoral (artículo 41) y que los recursos públicos deben aplicarse con imparcialidad, “sin influir en la equidad de la competencia entre partidos” (artículo 134).
     
    Tampoco pesan los exhortos, reconvenciones y medidas cautelares de las autoridades electorales. Él sigue en lo suyo, lo que más le gusta y le acomoda, lo que mayores réditos políticos le da. Y así seguirá.
     
    López Obrador logró que el tema central de la actual contienda fuese el pasado. No la pandemia y sus muertos. No la inseguridad y sus asesinatos. No la contracción económica y sus desempleados. El pasado.
     
    A falta de una oposición viva, el Presidente tomó como sparring a un rival liquidado. Pelea con el mismo contrincante que ya derrotó en 2018. Lo levantó de la lona para poderlo noquear de nuevo.
     
    En esta esquina no está Morena, sino el dueño de la marca. De hecho, el partido del gobierno es una entelequia. Un cascarón, igual que la oposición. El Presidente podría soltarlo y se haría añicos contra el piso. Tal como sucedió en 2018, los candidatos oficialistas que ganen su elección en mes y medio le deberán el cargo. Por sí mismos, nada serían.
     
    Seguramente, López Obrador sabía que no involucrarse en la contienda significaría dar el triunfo a sus adversarios el 6 de junio.
     
    Por eso no puede darse el lujo de respetar la legalidad. Él conoce de sobra las reglas sobre el papel de los servidores públicos en la campaña. Se las sabe porque se aprobaron por exigencia suya, luego de sus derrotas en 2006 y 2012. Lo que tal vez no intuyeron los políticos que les dieron vida, buscando apaciguarlo, es que el tabasqueño las usaría para alcanzar la Presidencia y luego las tiraría a la basura.
     
    ¿Qué deben estar pensando los expresidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto? Quizá que fueron muy tontos en apegarse a la ley. Que debieron haber hecho lo mismo que hoy hace López Obrador: desconocer la Constitución, al cabo no pasa nada; hacer campaña abiertamente desde la Presidencia en contra de sus adversarios.
     
    Está por verse si la jugada le saldrá a López Obrador. Las encuestas muestran que su popularidad crece cuando se pone en modo campaña, cuando hace parecer que tiene un rival delante. La duda aún está en qué tanto se traducirá eso en votos para Morena y sus aliados. Lo sabremos en 46 días.
     
    Pero, independientemente de si el oficialismo retiene la mayoría en San Lázaro y de cuántas gubernaturas, alcaldías y congresos locales logre ganar, el Presidente seguirá en campaña. Porque después del 6 de junio sigue el 1 de agosto. Ese día se llevará a cabo la consulta popular para juzgar a los “actores políticos” del pasado.
     
    López Obrador no logró que la pregunta avalada por la Suprema Corte incluyera la palabra expresidentes, como pretendía él, pero así como todo mundo sabe quién es “ya sabes quién”, no hay secreto alguno sobre quiénes son los destinatarios de ese ejercicio.
     
    De ahí sigue la “revocación” del mandato. Lo entrecomillo porque en realidad se trata de buscar una confirmación del apoyo de la gente. A reserva de que el proceso se active legalmente –qué irónico sería que lo convocaran sus partidarios, pues por primera vez un jefe de Estado se sometería voluntariamente a semejante proceso–, lo más seguro es que se lleve a cabo en marzo de 2022.
     
    “¿Quieren que me quede o que me vaya?”, preguntará entonces. Y advertirá, como siempre, que gente deberá decidir entre dejarlo continuar o regresar al antiguo régimen. Así lo acaba de hacer con motivo del debate sobre prolongar el mandato del presidente de la Suprema Corte: o se queda Arturo Zaldívar otros dos años, advirtió, o triunfa la corrupción.
     
    De tal suerte que el mandatario continuará por muchos meses en la tribuna, lanzando golpes contra un pasado que ya no existe. Y así seguirá hasta que alguien logre articular un discurso que lo obligue a medirse con el presente o hasta que la terca realidad lo acorrale en su esquina.
     
     
    JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ / RAZONES (EXCÉLSIOR)
     
    Un discurso atrapado: Félix y el golpe de Estado
    •No hay ambiente de golpe de Estado ni hay quien lo esté proponiendo ni mucho menos las Fuerzas Armadas están por esa labor.
     
    Otra vez, el presidente López Obrador habló de un golpe de Estado. Ahora dijo que si el INE no le permite continuar con las mañaneras (donde suele violar las normas electorales) sería el equivalente a “ejecutar un golpe de Estado” en su contra. Hace unos días, dijo que la cancelación de la candidatura de Salgado Macedonio era “un atentado contra la democracia”. En diciembre del 2019 dijo que su régimen “no caería como el de Madero”, que “no lo derrotaría un golpe de Estado”. En marzo del año pasado, sostuvo que “los conservadores querían un golpe de Estado” que por eso no querían una consulta sobre su continuidad en el gobierno.
     
    Casualmente en noviembre de 2019 habló de golpe de Estado cuando se quería prolongar, en obvia violación a la Constitución, el mandato de Jaime Bonilla en Baja California, lo que el pleno de la Suprema Corte rechazó por inconstitucional. Volvió a hablar de golpe de Estado cuando no se le permitió hacer lo consulta sobre revocación de mandato al mismo tiempo que los comicios de junio. Hoy vuelve a hablar de un golpe de Estado cuando lo que está en la mesa de debates es la prolongación del mandato del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar.
     
    No hay ambiente de golpe de Estado ni hay quien lo esté proponiendo ni mucho menos las Fuerzas Armadas están por esa labor. No se puede salir con el intento de golpe de Estado, con la comparación con Madero, con los atentados contra la democracia, cada vez que alguna instancia, o algún personaje, no está de acuerdo con el Presidente. A quienes nos ha tocado vivir de cerca los golpes de Estado de Centro y Sudamérica, sabemos qué es un golpe de Estado, y la dramática desproporción entre lo que se proclama y la realidad.
     
    Lo que habría que aceptar es que cuando se viola la ley no hay margen para los objetivos que se propone la 4T, como lo es, por ejemplo, la insistencia en que se le otorgue el registro a Félix Salgado Macedonio, lo que se inscribe ya casi en un capricho del poder.
     
    Félix no tendría que haber sido candidato después de los cuestionamientos sobre violencia sexual en su contra. Pero hay otros temas que también tendrían que haberlo impedido. Fue terriblemente cuestionado cuando fue alcalde de Acapulco porque se lo acusó de haber permitido el ingreso del narcotráfico al puerto.
     
    No sé si tuvo esas relaciones, aunque existen testimonios al respecto, pero recuerdo que iniciado el sexenio cundió el enojo, no querían ni reunirse con él, en las Fuerzas Armadas porque se designó a Félix presidente de la Comisión de Defensa del Senado, y éste nombró como secretario técnico de la comisión a Saúl López Sollano, quien fue miembro de las guerrillas en Guerrero en los setenta, donde era conocido La Bruja. Estudió durante algunos años en la Universidad Patricio Lumumba, de la entonces Unión Soviética, donde recibió también preparación política y armada; y formó parte del Ejército Sandinista de Liberación Nacional en Nicaragua. En la izquierda guerrerense, según fuentes militares, se lo identifica en realidad como un militante vinculado al EPR. López Sollano es responsable del análisis y evaluación de los ascensos de militares y marinos, entre otras funciones que contempla la Secretaria Técnica de esa comisión del Senado.
     
    No sé tampoco cuál es la insistencia de promover su candidatura. El presidente López Obrador quería una encuesta al respecto y ya se publicó ayer una en El Financiero: el 42 por ciento aprueba la decisión del INE de quitarle la candidatura a Félix y sólo 27 por ciento la rechaza, el 47 por ciento consideró que el INE actuó en forma imparcial en este caso. El 60 por ciento criticó la declaración de Félix de que si él no era candidato no habría elección en Guerrero.
     
    Legalmente, la reclamación tampoco se sostiene. Ahora Félix asegura que sí presentó informes de precampaña, pero que fue Morena el que no lo entregó al INE. Pero durante semanas, tanto el candidato como Morena insistieron y declararon públicamente que no hubo precampaña y que por lo tanto no tenían que entregar ese informe. En la propia sesión del INE el representante de Morena insistió en ello. Ahora resulta que no, que sí hubo precampaña, que sí se hizo informe, pero que alguien en el partido olvidó entregarlo.
     
    Demasiado costo para tan poco candidato.
     
    LOS MINISTROS Y LA PROLONGACIÓN
    Se ha extendido la demanda de que los ministros de la SCJN y el propio ministro presidente hagan pública su opinión sobre la sorpresiva prolongación de mandato de Zaldívar y los miembros del Consejo de la Judicatura Federal. El tema, recordemos, está ahora en manos de la Cámara de Diputados. Si hicieran una declaración pública sobre el tema cualquiera de los ministros al respecto, a favor o en contra, podrían quedar impedidos de participar en una votación sobre el tema, mismo que de ser aprobado terminará inevitablemente en manos de la propia Corte, que ya ha votado en contra de la prolongación de mandato aprobado por el congreso de Baja California del gobernador Jaime Bonilla.
     
     
    JAVIER SOLÓRZANO ZINSER / QUEBRADERO (LA RAZÓN)
     
    Al Presidente le andan ganando las prisas
    No se aprecia que Morena vaya a perder lo que tiene el próximo 6 de junio.
     
    Así como se va teniendo una idea de qué puede pasar en los estados en donde habrá elección para gobernador, en el Congreso las cosas no están del todo claras, no hay manera de saber qué pasará en todos los distritos.
     
    Sin embargo, no se ve un resultado adverso por muchas razones. No se olvida el desencanto del pasado al cual sistemáticamente nos remite el propio Presidente, pero también todo esto pasa por el activismo del tabasqueño que sigue pesando de manera significativa, al tiempo que influye en sus millones de seguidores.
     
    En las mañaneras se ha intensificado dicho activismo, a pesar de la llamada veda electoral. Al Presidente le da por interpretarla a su manera, un día dice que la va a respetar y al día siguiente cuando el INE aplica “medidas cautelares” a sus conferencias, responde que silenciarlas sería “un golpe de Estado técnico”.
     
    Esto es una de las muchas paradojas que se nos han aparecido en estos dos años y medio. Una constante es preguntarnos por qué quienes gobiernan se la pasaron luchando denodadamente para que se dieran muchos cambios legales, particularmente electorales, y ahora resulta que todo aquello por lo que batallaron les incomoda o estorba.
     
    Las cosas no van a cambiar en los próximos años. Vamos a transitar en un toma y daca interminable. El Presidente no va a dejar a un lado su efectivo protagonismo y activismo político, porque le es un elemento clave para su gobernabilidad y porque está en su esencia.
     
    Lo va a intensificar, porque sabe la importancia que tiene y lo que provoca entre sus “adversarios”. También porque toma como bandera una idea que es difícil de rebatir, pero que merece matices en sociedades democráticas basadas en marcos legales y el Estado de derecho, nos referimos a su referencia a que es libre de manifestar sus ideas.
     
    Uno de los grandes problemas con que se enfrenta la crítica a López Obrador es en cómo poder entender la relación que ha venido guardando desde el inicio de su administración con el Estado de derecho.
     
    López Obrador parte de que su legitimidad política le otorga una especie de autoridad para que en nombre de lo que representa y de a quienes representa pueda llevar a efecto todo tipo de cambios, independientemente del marco legal en que se encuentren las cosas.
     
    Si bien el Presidente nunca deja de considerar en sus argumentaciones los aspectos legales, también es claro que le da por interpretarlos o anteponer su proyecto de gobierno y la “necesidad de los cambios” para tomar decisiones y en muchos casos brincarse los marcos legales.
     
    El multicitado caso de la extensión del mandato del presidente de la Corte es un ejemplo de varios, en donde se echa por delante el proyecto del gobierno para colocar por la puerta de atrás el definido marco constitucional que lo impide.
     
    Los procesos que estamos viviendo traerán secuelas y consecuencias. Los sistemáticos reclamos y cuestionamientos a las instituciones pueden resultar profundamente rentables en lo político, pero van dejando un vacío que lleve a que las decisiones se tomen en terrenos del estilo personal de gobernar y no a través de un marco legal que nos organiza y nos permite un desarrollo democrático sin importar quién gobierne.
     
    Se entiende la prisa, lo que no se entiende son los intentos por avasallar instituciones y formas probadas que son parte de una historia de construcción democrática que por más trompicada que sea nos ha costado sangre, sudor y lágrimas.
     
    Se defienden las instituciones para perfeccionarlas y modernizarlas, no es cuestión de demolerlas.
     
    RESQUICIOS
    Por ahora la SuperLiga europea no tendrá eco, pero sé la parte inevitable del futuro del futbol. La idea tiene dosis de elitismo futbolero. Pep Guardiola mandó mensaje: “El deporte no es deporte cuando no hay relación entre esfuerzo y premio. No es deporte si no importa perder”.
     
     
    SERGIO SARMIENTO / JAQUE MATE (REFORMA)
     
    Borrar el pasado
    Es lamentable que el Instituto Nacional Electoral se haya convertido en un censor. La ley electoral lo hace, sin embargo, inevitable. Este 19 de abril la comisión de quejas del INE reiteró su orden al presidente López Obrador para que «durante las campañas, y hasta el día de la jornada electoral, se abstenga de difundir logros de gobierno, obra pública o emitir información dirigida a incidir en las preferencias electorales de la ciudadanía». Pero no solo eso. La comisión también pidió a la Presidencia que borre los registros de la conferencia de prensa del 16 de abril.
     
    No es fácil borrar el pasado. Ayer en la mañana no aparecía la transcripción de esa mañanera en http://www.lopezobrador.org.mx, pero estaba de vuelta en la tarde, así como en http://www.gob.mx. El video aparecía en YouTube. Borrar el contenido de una conferencia me recuerda el trabajo incansable de los redactores del Ministerio de la Verdad en 1984 de George Orwell, los cuales tenían la responsabilidad de enmendar constantemente los diarios, revistas y libros ya publicados para ajustar el pasado a las decisiones del Gran Hermano. Lo llamaban «control de la realidad».
     
    Los partidos de izquierda impusieron el actual esquema de censura al gobierno porque no pensaban que pudieran llegar al poder. Las medidas se inventaron en la reforma electoral de 2007, en represalia por las declaraciones de Vicente Fox durante la campaña de 2006 contra Andrés Manuel López Obrador y en defensa de sus programas de gobierno, las cuales impulsaron al tabasqueño a decirle a Fox «Cállate chachalaca». Los legisladores de 2007 llegaron al absurdo de colocar esta mordaza no en una ley secundaria sino en el artículo 41 de la Constitución. Los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto ajustaron sus comunicaciones a estas reglas, pero hoy vemos una rebelión de López Obrador, lo cual ha convertido al INE en censor.
     
    La legislación electoral solo permite hablar a los gobernantes y funcionarios sobre temas de salud, educación y protección civil. No pueden tratar asuntos electorales, ni defender o presentar información sobre sus políticas públicas. Me parece insensato. Prohibir a los políticos hacer política va contra natura. En los países democráticos los gobernantes participan activamente en las campañas electorales y defienden sus propias políticas públicas. Las campañas en México deberían ser también una oportunidad de contrastar ideas y estrategias, en vez de un simple escenario para intercambiar descalificaciones e insultos. La lamentable ley mordaza, sin embargo, impide una parte muy importante de la sana discusión sobre las políticas públicas.
     
    No puede haber cambios a las reglas electorales en este momento, por supuesto, ya que estamos en plena campaña, pero sí podemos reconsiderar las reglas para los próximos procesos electorales. La sobrerregulación de las campañas no ha tenido ninguno de los beneficios que pregonaban los legisladores en 2007, pero sí un costo muy elevado por la pérdida de libertad de expresión y por el deterioro de la calidad de la información sobre las políticas públicas que se maneja en las campañas.
     
    Hemos creado un confuso laberinto de reglas restrictivas que limitan el debate público, cuando el propósito de la política debería ser la discusión en libertad de los temas de fondo de la sociedad. Además, hemos hecho del INE un censor que hoy trata, como el Ministerio de la Verdad en 1984, de borrar lo sucedido en el pasado.
     
    ** Juez valiente
    El juez Juan Pablo Gómez Fierro, el que decretó suspensiones para la Ley de la Industria Eléctrica, otorgó este 19 de abril una suspensión provisional también contra el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil. Está claro que le van a revisar hasta el último centavo en sus cuentas. Es muy valiente.