Muere Joaquín Salvador Lavado “Quino”, creador de Mafalda

90
0
Foto: wikipedia.org

Falleció Joaquín Salvador Lavado “Quino” creador de la historieta Mafalda. Hijo de padres andaluces, nació en Mendoza, Argentina el 17 de julio de 1932. Murió en su ciudad natal a la edad de 88.

Conocido principalmente por su universalmente famoso personaje Mafalda, una niña inteligente, observadora, contestona y siempre con comentarios atinados, es uno de los personajes latinoamericanos más reconocidos mundialmente y sus tiras han sido traducidas a más de 30 lenguajes.

En sus dibujos su inclinación siempre fue sobre temas permanentes como la relación entre poderosos y débiles, la lectura y la libertad. El lenguaje que Quino trajo a sus espectadores en sus tiras cómicas (o: “El Arte Invisible”, dijera Scott McCloud) y el retrato honesto de la sociedad y sus dilemas persiste hasta hoy.

Estudió en la escuela de artes de Mendoza por solo dos años porque se aburrió de dibujar jarrones y árboles. Un profesor Yugoslavo y el famoso dibujante Divito lo alentaron a dibujar aunque él ya quería hacerlo desde niño. Empezó como dibujante publicitario en revistas chicas argentinas ahora discontinuadas como Esto Es, Rico Tipo y Vea y Lea, en las que empezó con un sueldo muy bajo. Sería hasta que trabajó para Primera Plana que su trabajo se daría a conocer internacionalmente.

En 1962 inventó a la protagonista que se volvería la niña mas famosa de Latinoamérica, Mafalda, nombre que surgió de unos dibujos que hizo sobre una familia que utilizaba los productos electrodomésticos Mansfield y así nació el personaje con diálogos y dibujos que funcionan unísonos al contarnos sus breves historias junto a personajes como Guille, Manolito, Miguelito, Felipe y Susanita quienes siempre de forma humorística persistieron en dejarnos algún mensaje plantado, por lo menos en la subconsciencia. 

Sus últimos años los vivió en Mendoza donde vivía desde el 2017 tras la muerte de su esposa. Lo que Quino expresó y a lo que aspiraba era un mundo mejor, un poco más de comprensión mutua de parte de la sociedad. Dejó un legado grande y millares de productos en los que se incluye todo tipo de parafernalia y algunos largometrajes, al igual que la caricatura dirigida por Juan Padrón conocido por la famosa Vampiros en La Habana! (1985).

No hay duda de que el artista será recordado por mucho tiempo en el campo de los grandes de la historieta junto a dibujantes de la talla de Carl Barks, Charles Schulz, Stan Lee, Jack Kirby, Uderzo y Hergé. Como dijo Mafalda alguna vez: “¡Desde esta humilde sillita formulo un emotivo llamado a la paz mundial!”. A eso se dedicó Quino toda su vida.