Revelan causa de cientos de elefantes muertos

79
0
Foto: Reuters

GABORONE, BOTSUANA.- Alrededor de 330 elefantes murieron en Botsuana este año, en el sur de África entre mayo y junio. Este lunes se reportó que la causa fue el envenenamiento debido a cianobacterias del agua.

Informes de junio llenos de dudas señalaban que no se le habían removido los colmillos a ningún elefante, descartando que hubiera sido un acto de cacería. Los hallazgos se producen tras meses de pruebas en laboratorios especializados en Sudáfrica, Canadá, Zimbabue y Estados Unidos.

Ciryl Taolo, director del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales en Botsuana, dijo que por ahora no hay evidencia que sugiera que la vida silvestre de la región siga en riesgo pues las muertes cesaron a finales junio. La BBC comentó que el agua caliente provoca a estas bacterias y hace más probable que estos acontecimientos ocurran por lo que culpan al cambio climático como un factor de la muerte de los elefantes.

Científicos de Washington y Stanford advierten que hace 252 millones de años, durante el Pérmico, el 96% de la fauna marina se extinguió. Un modelo climático creado por los investigadores reproduce la configuración de la Tierra durante este tiempo, en el que los océanos tenían temperaturas y niveles de oxígeno similares a los de hoy. 

En la ciudad de Nueva York yace un gigante reloj digital en Union Square construido en 1998. El 19 de septiembre se puso en cuenta regresiva y las pantallas mostraron la frase “La Tierra tiene una fecha límite”, y posteriormente aparecieron los números 7:103:15:40:07, representando los años, días, horas, minutos y segundos que tiene nuestro planeta antes de sufrir cambios irreversibles por el cambio climático.

Ésta es solo una de las tantas manifestaciones que se han hecho de parte de la sociedad para hacer conciencia sobre la situación mundial. Por fortuna, el marcador no indica cero. Existe una ventana de tiempo para emprender una acción climática astuta de parte de los ciudadanos del mundo para ralentizar el porvenir de estos desastres y proteger no solo a los elefantes sino el curso del planeta.